La OMS insta a los países a considerar los beneficios de vacunar a los niños

En una nueva declaración provisional, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió el miércoles a los países que consideren los beneficios de vacunar a niños y adolescentes contra el Covid-19, pero que den prioridad al intercambio de vacunas a nivel mundial antes de proceder a vacunar a los menores.

La OMS ha sostenido durante mucho tiempo que los adultos mayores, las personas con enfermedades crónicas y los trabajadores de la salud deben tener prioridad para las vacunas y que es «menos urgente» vacunar a los niños. La nueva declaración reconoce que algunos países que ya han distribuido vacunas a esos grupos prioritarios, incluido Estados Unidos, ahora están implementando vacunas para los niños.

Además de EE.UU. y la mayoría de los miembros de la Unión Europea, otros países que vacunan a niños incluyen a Cuba, que fue el primer país en vacunar a niños de tan solo 2 años a partir de setiembre, Chile, China, El Salvador y Emiratos Árabes Unidos.

Cuestión de equidad

«Como cuestión de equidad mundial, mientras muchas partes del mundo se enfrentan a una escasez extrema de vacunas, los países que han logrado una alta cobertura de vacunas en sus poblaciones de alto riesgo deben priorizar el intercambio mundial de vacunas de covid-19 a través del mecanismo Covax antes proceder a la vacunación de niños y adolescentes que tienen un riesgo bajo de padecer una enfermedad grave», dijo la declaración de la OMS. Covax es el programa mundial de intercambio de vacunas de la OMS.

«Dada la desigualdad mundial actual en el acceso a las vacunas, la decisión de vacunar a los adolescentes y los niños debe tener en cuenta la priorización para proteger completamente los subgrupos de mayor riesgo a través de la serie de vacunación primaria, y a medida que la efectividad de la vacuna disminuye con el tiempo desde la vacunación, a través de dosis de refuerzo», dijo la OMS.

«Como tal, antes de considerar la implementación de una serie de vacunación primaria en adolescentes y niños, se debe lograr una alta cobertura de la serie primaria, y las dosis de refuerzo según sea necesario, de acuerdo a la evidencia de disminución y optimización del impacto de la vacunación, considerando los subgrupos de mayor riesgo, como los adultos mayores».

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo