La princesa de Noruega deja la realeza porque se casa con un un chamán

La princesa Marta Luisa dejará de representar desde este martes a la Casa Real de Noruega en una decisión bilateral acordada en medio de la polémica generada por la relación que mantiene con Durek Verrett, un empresario y chamán estadounidense.

Según ha informado la familia real en un comunicado, la princesa «quiere contribuir a una distinción más clara entre sus propias actividades y la conexión con la Casa Real», para lo que, con el beneplácito de su padre, el rey Harald V, dejará de desempeñar funciones oficiales. Así bien, aunque el rey ha decidido que Marta Luisa conserve su título de princesa, deberá abandonar esta distinción en sus canales oficiales y en sus actividades comerciales, con excepción de su perfil de la red social Instagram.

Asimismo, Verrett, quien tiene previsto contraer matrimonio con la princesa, pasará a formar parte de la familia real, pero no ostentará ningún título ni podrá representar a la Casa Real. Marta Luisa y Verrett podrán acudir ocasionalmente a actividades de la familia, como «cumpleaños o grandes eventos deportivos». «El rey y la reina (Sonia de Noruega) desean agradecer a la princesa Marta Luisa por los importantes esfuerzos que ha realizado a través de su trabajo oficial durante décadas. Ha llevado a cabo su trabajo con esmero, calidez y gran compromiso», ha concluido la Casa Real.

A nivel personal, Marta Luisa ha compartido en Instagram un vídeo en el que confirma la noticia, apunta que su decisión se ha tomado tras la polémica que despierta su prometido y el futuro papel de la pareja, y asegura que la medida tiene por objetivo «crear paz en la Casa Real». «Lamento que la princesa ya no represente a la Casa Real (…) pero así son las cosas», ha trasladado el rey Harald V en un encuentro con la principal agencia de noticias noruega NTB y la radiotelevisión del país nórdico NRK.

Pese a que el monarca ha reconocido disfrutar de una buena relación con Verrett, ha lamentado que el prometido de su hija en algún momento haya pensado que podía hacer uso del título real de Marta Luisa con fines comerciales. «Está claro que los estadounidenses no entienden el significado de esto. No tienen idea de lo que es una Casa Real, así que no es de extrañar que no entendiera», ha añadido Harald V, quien ha lamentado que Verrett «probablemente pensara que podía hacer cualquier cosa sin que eso nos afectara».

Marta Luisa y Verrett anunciaron su compromiso de matrimonio a principios de junio. La figura del chamán pronto despertó polémica por sus actividades y declaraciones. Verrett llegó a poner a la venta por más de 2.000 coronas noruegas (cerca de 195 euros) un medallón que, según él, le había ayudado a superar el coronavirus.

3 Comentarios

  1. podrida en plata se va a ir igual…si miramos su frente ya no se cuece al primer hervor…y si miramos a la pareja es sensiblemente mas joven..y seguramente debe calzar un buen numero…dijo…muero contenta…jajajaja.

    O acaso el zurdaje va a vender esto como la lucha contra la opresión? Las minorías? Déjense de joder y comprense una vida…

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo