El Instituto Polo Tecnológico de Pando

La química universitaria agrega valor a la industria

El Instituto Polo Tecnológico de Pando (IPTP), en sus comienzos Polo Tecnológico, pertenece a la Facultad de Química de la Universidad de la República y es uno de los centros de investigación científica más innovadores de Canelones.

“El Polo tiene como meta el desarrollo estratégico de la industria. En este sentido, toma áreas claves del los procesos industriales, como puede ser el sector farmacéutico, para agregar valor a las cadenas de producción y, en consecuencia, generar empleo bien pago a través de la innovación”, explicó en diálogo con LA REPÚBLICA el director de la institución, Fernando Amestoy. 

El polo cuenta con 181 publicaciones científicas en el último quinquenio, unos 13 millones de dólares generados en la industria a través de proyectos de investigación científica y el desarrollo tecnológico (I+D), un total de 9 laboratorios y una indumentaria tecnológica para análisis de sustancias que cuesta unos 3.5 millones de dólares. 

“La historia del Polo comienza en el 2000, con un impulso de la Facultad de Química (FQ), que pretendía unir la academia con la industria. En este marco, la universidad debía dirigir las actividades de formación e investigación para generar conocimiento de productos y procesos en áreas típicas de la facultad”, contó el presidente. 

Para alcanzar estos objetivos, se inicia una incubadora de empresas que depende del polo dedicado a sectores como la química fina, farmacéutico, alimentos, biotecnología y alimentos, enumeró Amestoy. 

El potencial del polo radica en el mejoramiento de los procesos de síntesis farmacéuticas, ya que los laboratorios nacionales demandan capacidades en el área de biotecnología de inmuno diagnóstico. Por ejemplo, la FQ tiene un área fuerte en biotecnología, complementaria al del Institut Pasteur, para la realización de kits de embarazo o para detectar enfermedades con distintas aplicaciones porque se basan en reacciones a los anticuerpos, explicó el presidente del IPTP.

Entre 2005 y 2010, se elaboró el primer plan estratégico basado en un análisis de competitividad para la industria farmacéutica y se consiguieron apoyos de la Unión Europea para financiar la plantilla de investigadores.

“Fue así como el centro tecnológico evolucionó y en 2010 se promueve la idea de crear un Parque Tecnológico. La estructura administrativa de este parque es de triple hélice: academia, industria y gobierno. Se incorporó a la estructura la Intendencia de Canelones, por un tema de desarrollo, el Ministerio de Industria y la Cámara de Industria”, contó el presidente. 

Además de volcarse a la incorporación de conocimiento en el sector farmacéutico, el Polo también cuenta con capacidades para analizar contaminantes en el medio ambiente, abuso de drogas, cannabinoides, detección de contaminantes en alimentos o productos de exportación. 

“Los análisis de un contaminante lo podes hacer en cualquier lado y el espíritu no es competir con la industria, sino impulsar la incorporación de valor para crear proyectos nuevos. El gran servicio de análisis, lo cobramos más caros que la industria”, aclaró Amestoy.

En la actualidad el Polo se encuentra ubicado en un total de siete hectáreas cuenta una incubadora de empresas universitaria, KhemBIO, y tiene una gran capacidad para sintetizar moléculas que agregan valor a productos farmacéuticos. “Hay empresas que salen de la academia, que empiezan desde el IPTP o empresas nuevas que vienen y se radican acá al comprar en una porción del parque”, se congratuló Amestoy. 

El IPTP cuenta con 56 docentes y 7 funcionarios no docentes de apoyo operativo que junto a becarios y pasantes reúnen a casi 80 personas. La mayoría son jóvenes investigadores de entre 26 y 35 años.

Más datos:
El nivel de formación de los docentes que trabajan en el Polo Tecnológico de Pando es alto, contando con casi un 40% de postgraduados (mayoritariamente con nivel de doctorado), un 41% de docentes graduados y el resto con más de tres años de formación universitaria (bachilleres en química). El 64 % del personal son mujeres, mientras que el resto son hombres. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos