La reforma constitucional en Chile no fue aceptada: 61,9% por el No y 38,1% por el Si

El presidente Boric dijo en un discurso televisado que el resultado "exige que tengamos más diálogo hasta tener una propuesta que nos interprete a todos y nos una como país"

Los chilenos rechazaron ayer por una abrumadora mayoría del 61,9% (7.8 millones) de los votos contra un 38,1% (4.8 millones) la propuesta de nueva Constitución que buscaba establecer mayores derechos sociales, de acuerdo a resultados parciales del 99,8% de votos escrutados.

El triunfo del rechazo se ubicó muy por sobre las proyecciones de las encuestas, que habían adelantado que la opción de rechazo al cambio constitucional se impondría pero no con este nivel de diferencia. Más de 15 millones de chilenos habían sido llamados a participar en este proceso en el que el voto es obligatorio por primera vez en 13 años, incluidos los chilenos residentes en el extranjero. Votaron 13 millones.

En el proyecto por primera vez en la historia, el Estado chileno se definía como plurinacional. También reconocía los sistemas jurídicos indígenas, «coordinados en plano de igualdad con el Sistema Nacional de Justicia», e incorporaba el consentimiento previo de pueblos y naciones indígenas en materias o asuntos que afecten sus derechos.

«Esta jornada nos ha entregado dos mensajes. Ha hablado el pueblo de Chile y lo ha hecho de manera fuerte y clara. El pueblo valora su democracia, este proceso ha sido el que mayor convocatoria tuvo en toda su historia», sostuvo el presidente Gabriel Boric en un mensaje televisado tras conocerse el resultado final. «En nuestro país las instituciones funcionan. Optamos por el diálogo para llegar al acuerdo, debemos estar profundamente orgulloso. Hay que hacer un reconocimiento a todos y todas», agregó.

«El segundo mensaje es que la propuesta o nuevo texto fue rechazado de manera clara. Es la decisión de chilenos y chilenas. Exige que tengamos más diálogo hasta tener una propuesta que nos interprete a todos y nos una como país», destacó Boric.

«No podemos negar ni esconder las desigualdades de nuestra sociedad. Debemos respetarnos en nuestras discrepancias. Hay que respetar y honrar nuestra cultura. Chilenos y chilenas, somos una patria hermosa. Tenemos la obligación de atender la demanda de nuestros compatriotas», aseguró el mandatario chileno en un mensaje a la población.

También anunció que habrá cambios en su gabinete ministerial.

En opinión de Pamela Figueroa, académica de la Universidad de Santiago y coordinadora del Observatorio Nueva Constitución, la discusión en torno a la plurinacionalidad fue uno de los factores que dividieron las opciones ante el plebiscito.

La Convención Constitucional sesionó durante un año y se disolvió de forma definitiva en julio pasado, tras entregar su propuesta. Aunque regulada y definida en el Congreso, representó una instancia inédita en la historia política chilena. En su conformación tras una votación en 2021, la ciudadanía optó mayoritariamente por convencionales independientes, alejados de la élite política tradicional.

«La Convención se eligió con un sistema electoral distinto al que tendemos usar en la elección de cuerpos colegiados. Incluyó paridad, escaños reservados, independientes. El problema no es el texto, es que la deliberación estuvo alejada de la política tradicional chilena», sostiene Pamela Figueroa.

También se ponían por escrito derechos sobre el aborto –sin nombrarlo expresamente– o en materia de vivienda. Las reformas se extenderían también a algunas de la principales instituciones, con un cambio estructural en el sistema judicial y la desaparición del Senado, reconvertido en una Cámara de Representantes.

Tras votar esta mañana en su natal Punta Arenas, Boric, uno de los impulsores de la nueva Constitución, dijo que fuera el que fuera el resultado, convocaría a los partidos y a la sociedad civil para proseguir con el proceso constituyente. La reunión es en esta jornada.

«Puedo garantizar que nuestra voluntad y nuestra acción independiente de cual sea el resultado, será convocar a una amplia unidad nacional de todos los sectores, de todas las organizaciones sociales, de la sociedad civil, de los partidos políticos, queremos escuchar todas las voces para poder seguir adelante con este proceso», subrayó. 

«Revivió Pinochet»

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, reaccionó al resultado del plebiscito en Chile.

«Revivió Pinochet», escribió en Twitter, el presidente Petro. «Sólo si las fuerzas democráticas y sociales se unen, será posible dejar atrás un pasado que mancha a toda América Latina y abrir las alamedas democráticas», agregó el mandatario colombiano. 

En Twitter también se expresó el antecesor de Petro, Iván Duque. El expresidente de derecha, escribió que «habló el pueblo chileno en una bella jornada democrática». «Triunfó la sensatez sobre las imposiciones ideologizas que fracturarían para siempre una sociedad que ha alcanzado importantes logros sociales y económicos». 

7 Comentarios

  1. cuesta creer que el pueblo chileno no tenga memoria habria que recordale aquello de quien olvida su pasado esta en peligro de repetirlo y vaya que fue sangrienta la dictadura de pinochet

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo