/

La rendición de cuentas analizada desde la educación

La Rendición de Cuentas ingresó al Parlamento el pasado jueves 30 de junio. En ella hay aspectos de educación que fueron analizados por integrante del Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt y secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Enseñanza Privada (SINTEP), Sergio Sommaruga.

integrante del Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt y secretario General del SINTEP, Sergio Sommaruga / Foto: Pit-Cnt

El integrante del Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt y secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Enseñanza Privada (SINTEP), Sergio Sommaruga, en entrevista con el Portal del Pit-Cnt, donde analizó los principales ejes de la Rendición de Cuentas con respecto a la educación.

“Entiendo que existe una flagrante contradicción entre lo que se dice y lo que se hace. Esto es habitual en el campo de la política, en el relato que construye el Gobierno. Sin embargo, la Rendición de Cuentas nos permite demostrar esa contradicción con mucha claridad. 

Por un lado, nos hablan de transformación educativa y por otro lado la propia Rendición de Cuentas impone una retracción de cuatro mil millones de pesos en la ANEP, lo que significa una afectación significativa en el presupuesto de funcionamiento para escuelas públicas, para liceos públicos y para la UTU”, manifestó.

“En términos de calidad, de más y mejor infraestructura, de más y mejor salario para los docentes, de más y mejores equipos para el trabajo para la niñez y la adolescencia, ¿de qué transformación educativa se puede hablar cuando se dan 100 millones de dólares menos? Lo mismo acontece en la Universidad de la República. 

Al día de hoy hay una congelación presupuestal y por otro lado, tenemos el aumento de la inflación y la caída de los recursos frescos de la Universidad de la República que está en el entorno del 4,8 por ciento. Se estima, además, que al final del período del gobierno -si la actitud del Gobierno se mantiene como hasta ahora- la caída del presupuesto universitario va a ser del 8 por ciento, con respecto a 2019”, señaló.

“Esto va a afectar el proceso de descentralización, afecta procesos de investigación, lo que trae impactos altamente negativos en desarrollo e innovación. En un país que apuesta a agregar valor, que debería diversificar su matriz productiva y generar una especialización de producción de bienes transables, es estratégicamente negativo. Es también, un revés moral, inmerecido para la Universidad de la República, luego del fenomenal aporte que hizo en el marco de la emergencia sanitaria durante la pandemia. Por lo que, en materia educativa, son muy malas noticias para el pueblo uruguayo”, agregó.

“Además, el Gobierno viene en un proceso de robustecimiento fiscal, con un aumento significativo de la recaudación y con un incremento exponencial en materia de commodities. Solo en abril la recaudación fue de 37 millones de dólares al día, más de 1.100 millones de dólares en un solo mes, de los principales productos de la cadena agroexportadora. Es sólo de exportaciones, sin tener en cuenta el mercado interno. 

Por tanto, estamos hablando de que Uruguay no está en crisis. Uruguay está en una crisis de desigualdad, no está en una crisis económica. Esto luego se refleja en el Presupuesto. Hablamos de la educación, si vemos bien tenemos un cinco por ciento de recorte, pero cuando analizamos la caída de las inversiones del Estado en materia de medicamentos estamos en el entorno del 30 por ciento”, puntualizó.

“Esto hace que la gente más humilde, que no puede ir a comprar a la farmacia los medicamentos que necesita, queda en una instancia de extrema vulnerabilidad. Esta situación tiene una explicación: es una decisión política del gobierno, la cual lleva al Parlamento en la Rendición de Cuentas. 

Pero creo que al menos, estamos ante una oportunidad de poder explicar a la población todas estas cosas. Nuestra función principal es ser organizadores, construir plataformas reivindicativas para mejorar salarios y condiciones de trabajo. Pero nuestra tarea principal, por encima de éstas, es ser agentes pedagógicos, agentes educativos en el desarrollo de la conciencia social de clase”, finalizó.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sindicales