La UdelaR anunció retorno a la presencialidad en algunos departamentos

La Universidad pública comunicó su propio plan de retorno a las clases en aquellos departamentos donde la situación sanitaria lo permite.

En un comunicado dado a conocer en las últimas horas, y que tiene el nombre del rector de la Universidad, Rodrigo Arim, desde la casa de estudios se explicó cuáles son las pautas y condiciones que en algunos departamentos deberá aplicarse para llevar adelante el retorno a la presencialidad, siempre con los protocolos y medidas dispuestas por las autoridades del Ministerio de Salud Pública.

Con relación a la situación actual, el índice P7 para Rivera se encuentra consolidado en un nivel de alerta amarillo y las proyecciones indican que se mantendrá así durante la próxima semana. «En consecuencia, la sede universitaria allí ubicada puede, en función de sus propios criterios de planificación, implementar actividad presencial siguiendo las siguientes orientaciones: Ventilación de los espacios cerrados, uso de tapabocas y mantenimiento de una distancia interpersonal de un metro. Instalar una modalidad de trabajo preponderantemente presencial en la que solo podrán trabajar en forma virtual quienes presenten certificación que lo justifique», señala la comunicación en uno de sus pasajes.

«Los lugares físicos en los que no sea posible mantener el criterio de distanciamiento o donde la ventilación no sea adecuada podrán ser utilizados por una persona a la vez. En estos casos se deberán diseñar: a) esquemas de dedicación horaria que maximicen la cantidad de docentes y funcionarios que puedan desarrollar diariamente sus actividades en formato presencial, y b)turnos semanales que aseguren el funcionamiento de los espacios laborales entre las 9 Y 18 horas, con las excepciones que determinen las autoridades de los servicios», expresa el comunicado y agrega que las evaluaciones presenciales se desarrollarán manteniendo un distanciamiento de un metro entre estudiantes, con estricto uso de tapabocas y ventilación adecuada.

En relación a las clases presenciales, estas se dictarán con la garantía de un metro de distanciamiento entre estudiantes, con estricto uso de tapabocas y ventilación, por un tiempo no mayor a los noventa minutos. «Cuando la naturaleza de las actividades desarrolladas en el marco de la clase (prácticas de laboratorio, prácticas clínicas, etc.) requiriera una dedicación horaria mayor, se podrá ampliar su horario siempre y cuando transcurridos los noventa minutos se proceda a dejar libre el salón para el mayor recambio de aire durante diez minutos, luego de los cuales se podrá continuar», señala la resolución emitida por la UdelaR.

«Los espacios comunes al aire libre podrán ser utilizados por períodos de no más de 120 minutos», explica la autoridad máxima de la UdelaR, y agrega que «el índice P7 para los departamentos de Montevideo, Rocha y Tacuarembó se encuentra en un nivel de alerta naranja y las proyecciones indican que se mantendrán así durante la próxima semana».

En consecuencia, las sedes ubicadas en esos departamentos podrán implementar, en función de sus propios criterios de planificación, actividad presencial siguiendo ciertas recomendaciones. Entre ellas, la ventilación de los espacios cerrados, uso de tapabocas y mantenimiento de una distancia interpersonal de dos metros, y también la instalación de una modalidad de trabajo que combine el trabajo a distancia con la presencialidad y que asegure el funcionamiento en horarios habituales. Se deberán diseñar esquemas de trabajo que a-prioricen el funcionamiento en burbujas laborales que minimicen contagios en la Universidad y b-permitan la continuidad de su funcionamiento en caso de emerger casos de COVID-19″.

«Habilitar las evaluaciones presenciales que no puedan hacerse en forma virtual. Para esto debe tenerse en cuenta que el aforo máximo deberá ser de veinte personas por espacio físico, cumpliendo los criterios de distancia interpersonal de dos metros, de ventilación y de uso obligatorio de tapabocas», comunica otro de los puntos.

Desde la UdelaR se aclara también sobre el desarrollo del dictado de cursos principalmente en plataformas digitales. «Sin perjuicio de ello, los servicios podrán autorizar espacios para actividades presenciales -talleres, seminarios, prácticas, etc.- que apunten a la calidad de la actividad universitaria y que por su contenido o por sus requerimientos no se puedan brindar en formato virtual. Estas actividades deberán desarrollarse en espacios bien ventilados, manteniendo una distancia interpersonal de dos metros, con uso obligatorio de tapabocas, durante un tiempo no mayor a los noventa minutos y con un aforo máximo de veinte personas por espacio físico. Las clases bajo modalidad expositiva deben mantener una contraparte en plataformas digitales».

Los departamentos de Maldonado y Paysandú, se encuentran en un nivel de alerta rojo, mientras que Salto se encuentra en un nivel de alerta naranja. Si bien las proyecciones indican que en el transcurso de la semana estos departamentos alcanzarán y se mantendrán en un nivel de alerta naranja, desde la UdelaR se aclara que, por precaución, «la actividad presencial en las sedes allí ubicadas deberá organizarse bajo los criterios correspondientes al nivel rojo».

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales