La ultraderecha gana en Italia y Giorgia Meloni se perfila como la nueva primer ministra

Obtuvieron entre 41% y 45 % con una participación ciudadana de las más bajas en los últimos años.

Los partidos de la derecha italiana se han impuesto claramente en las elecciones legislativas celebradas este domingo con un apoyo de entre el 41 y el 45 por ciento, muy por delante de los partidos de izquierda, que sumarían entre el 25,5 y 29,5 por ciento de los votos, según la encuesta a pie de urna de la cadena RAI.

El partido más votado sería el ultraderechista Hermanos de Italia de Giorgia Meloni (22-26 por ciento), mientras que la Liga lograría entre el 8,5 y el 12,5 por ciento y Fuerza Italia se haría con entre el 6 y el 8 por ciento de los votos.

El centro-izquierda estaría liderado por el Partido Democrático (17-21 por ciento), seguido del Movimiento 5 Estrellas (13,5-17,5 por ciento) y el Tercer Polo (6,5-8,5 por ciento).

De los 25 puntos que forman el programa electoral de Hermanos de Italia, las medidas sobre la familia y el apoyo a la natalidad abren el documento. Proponen aumentar la prestación por hijo, la reducción del IVA en los productos para la infancia, que las guarderías sean gratuitas y un aumento de plazas en escuelas primarias.

En cuanto a los jóvenes, plantean un impuestos cero durante los tres primeros años para los jóvenes menores de 30 años que creen su propio negocio e incentivos a las empresas que contraten a jóvenes.

Al mismo tiempo, proponen facilitar la compra de la primera vivienda reforzando el fondo de garantía estatal para los préstamos de primera vivienda para las parejas jóvenes y reduciendo los impuestos sobre la compra de la primera vivienda. De forma paralela, apuestan por un ajuste de las pensiones mínimas para las personas mayores y una mayor flexibilidad para acceder a la jubilación.

“¡La centro-derecha está claramente por delante, tanto en la Cámara Baja como en el Senado! Será una noche larga, pero ya quiero dar las gracias”, dijo Salvini en Twitter.

La ley electoral italiana favorece a las formaciones que consiguen crear pactos antes de las elecciones, lo que les otorga un número de escaños superior al de su número de votos.

Según la RAI, la alianza de derecha ganaría entre 227 y 257 de los 400 escaños de la Cámara Baja, y entre 111 y 131 de los 200 del Senado. Los resultados completos se esperan para las primeras horas de hoy.

Como líder del mayor partido de la alianza ganadora, Meloni es la opción obvia para convertirse en primera ministra, pero el traspaso de poderes es tradicionalmente lento y podría pasar más de un mes antes de que el nuevo gobierno tome posesión.

Meloni, de 45 años, resta importancia a las raíces posfascistas de su partido y lo presenta como un grupo conservador. Se ha comprometido a apoyar la política occidental sobre Ucrania y a no correr riesgos indebidos con la tercera economía de la zona euro.

Sin embargo, es probable que el resultado haga saltar las alarmas en las capitales europeas y en los mercados financieros, dado el deseo de preservar la unidad en las relaciones con Rusia y la preocupación por la enorme montaña de deuda italiana.

El resultado culmina un notable ascenso de Meloni, cuyo partido solo obtuvo el 4% de los votos en las últimas elecciones nacionales de 2018, pero esta vez se pronostica que saldrá como la mayor formación de Italia con alrededor del 22-26%.

El respaldo, sin embargo, no ha sido rotundo, ya que los datos provisionales apuntan a una participación de apenas el 64,1% frente al 74% de hace cuatro años, una cifra récord en un país que históricamente ha gozado de un alto nivel de participación electoral.

Las primeras elecciones nacionales de otoño boreal en Italia en más de un siglo fueron causadas por las luchas internas de los partidos que hicieron caer al amplio gobierno de unidad nacional del primer ministro Mario Draghi en julio.

Italia tiene un historial de inestabilidad política y el próximo primer ministro dirigirá el gobierno 68 del país desde 1946 y se enfrentará a una serie de retos, especialmente el aumento de los costos energéticos y los crecientes obstáculos de la economía.

El nuevo y reducido parlamento no se reunirá hasta el 13 de octubre, momento en el que el Jefe de Estado convocará a los líderes de los partidos y decidirá la forma del nuevo gobierno.

2 Comentarios

  1. a ver primero al periodista que no sabe nada, ultra no es xq sino hubiera llegado via un golpe de estado. Los FAchistas son medios totalitarios y nadie les dice ultra izquierda asi que aminoremos la marcha.

    Y esta es la clase de mujer que los varones no domados quieren ver.

    https://www.youtube.com/watch?v=6nxIvSU6J0o

    Felicitaciones señora… acabe con las ideas feminazis italianas…

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo