Lacalle Pou entregó anteproyecto de seguridad social al Frente Amplio y ahora espera devolución

El presidente afirmó que esta reforma requiere de consensos lo más amplios posibles, y que de allí la importancia de compartir el anteproyecto con todos los actores políticos.

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou concurrió ayer a la sede del Frente Amplio, para reunirse con las autoridades de la fuerza política y entregarles el anteproyecto de reforma de la seguridad social, el cual contiene 250 artículos. El mandatario, acompañado por Rodolfo Saldain, presidente de la Comisión de Expertos en Seguridad Social fue recibido este viernes 29 de julio por el presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira; la vicepresidenta, Verónica Piñeiro, y el secretario político, Daniel Mariño

Luego de la reunión, Lacalle Pou explicó a los medios de comunicación en rueda de prensa que este anteproyecto de ley requiere de consensos lo más amplios posibles, y que de allí la importancia de compartirlo con todos los actores políticos. Aseveró que «es sostenible, gradual y más solidario», y que la transición al nuevo sistema finalizará en 20 años. El sistema, en caso de ser votado en el Parlamento, comenzaría a regir el 1º de enero del año 2027, hasta que sea aplicado de manera completa, recién en el año 2035. La edad de jubilación se verá modificada a partir del año 1967, y en forma progresiva.

“Todos los sistemas jubilatorios de nuestro país están incluidos en la reforma”, afirmó el presidente, y señaló, además, “su deber moral con este tema y que no puede mirar para el costado”, ya que es un problema urgente de los uruguayos. También informó que era su voluntad que el documento se hiciera público luego de que todos los partidos políticos lo hubieran recibido. A partir de ahora, expresó, se deberá alcanzar los acuerdos políticos necesarios para que el documento se enriquezca, sin desvirtuarlo.

Cabe consignar que, según publicó Comunicación Presidencial, Rodolfo Saldain y el ministro de Trabajo, Pablo Mieres, solicitarán una reunión a la Confederación de Cámaras Empresariales y al PIT-CNT, así como a las distintas cajas paraestatales.

Lacalle Pou manifestó que este anteproyecto “incluye a todos los sistemas jubilatorios del país”: el Banco de Previsión Social (BPS), las diferentes Cajas y el Servicio de Retiro y Pensiones de las Fuerzas Armadas. En tal sentido, dijo que tanto la Caja de Profesionales como la Bancaria se encuentran en una situación complicada, por lo que la urgencia es de toda la estructura a mediano plazo y de una parte, a corto plazo.

Pereira: «Somos conscientes que hay que garantizar sustentabilidad financiera a la seguridad social»

Después del encuentro con el presidente Lacalle Pou y con el abogado Rodolfo Saldain, el presidente del FA, Fernando Pereira, en compañía de la vicepresidenta del partido, Verónica Piñeiro, brindó una conferencia de prensa. Allí uno de los planteos efectuados al inicio fue que: «Queremos saber si es un proyecto del presidente o de todo el gobierno». 

«Estamos convencidos de que la seguridad social es una prioridad nacional, como lo han dicho los principales referentes de nuestro partido cuando éramos gobierno y cuando ya no somos gobierno», sostuvo.

Posteriormente señaló que «quedó claro en la conferencia de prensa, cuando todos los partidos dijeron que se iban a tomar un tiempo para ver si avalaban este proyecto o no. Entonces, claramente, hasta hoy no es un proyecto del Gobierno sino del presidente y de un equipo de trabajo muy respetable», dijo.

Pereira, que reiteró que el documento será estudiado junto a un equipo de 25 técnicos, dijo que «Nosotros somos conscientes que hay que garantizar sustentabilidad financiera a la seguridad social. Pero también somos conscientes que hay que garantizar sustentabilidad social, el bienestar de nuestros compatriotas, sobre todo, aquellos que se van a jubilar». Afirmó que el partido va a estudiar el proyecto «con rigurosidad, con sensatez y profundidad, a partir de una serie de consideraciones que el FA dejó en la Comisión de Expertos de la Seguridad Social (CESS)».

“El primer objetivo es leer el proyecto», dijo Pereira, y agregó que «escuchamos la explicación, la agradecimos, pero no vamos a dar respuestas particulares». El dirigente de izquierda si se encargó de dejar en claro que espera encontrar en el texto recibidoalguno de los puntos que el Frente Amplio marcó como «temas a atender».

«Estamos convencidos de que la seguridad social es una prioridad nacional, como lo han dicho los principales referentes de nuestro partido cuando éramos gobierno y cuando ya no somos gobierno», dijo, y cuestionó que el Parlamento Nacional sea el espacio de debate del proyecto, pero que de todos modos el Frente Amplio aportará su opinión en ese lugar: «Probablemente, hubiéramos elegido otro, con la totalidad de las organizaciones sociales», dijo.

«De la misma manera que la coalición de gobierno va a dirimir sus dificultades internas: ¿o no has leído a los legisladores que no están dispuestos a votar un proyecto porque creen que eso les podría hacer perder la elección 2024? Hombres del Gobierno, del partido de gobierno; y otros partidos que han colocado objeciones. ¿El Frente Amplio cómo lauda sus diferencias? Discutiendo», afirmó.

Además, aunque este proyecto no incluye la derogación de las AFAP, dijo que muy posiblemente sea “un tema a poner sobre la mesa para discusión interna del Frente Amplio” de cara a elaborar un proyecto de próximo gobierno.

Sobre las diferencias que puedan existir dentro del Frente Amplio para debatir sobre la reforma previsional, las mismas se resolverán igual que «la coalición de gobierno tiene que dirimir» las suyas. «El FA lauda sus diferencias discutiendo y consensuando, en lo técnico y lo político. No esconde su diversidad, es la que nos ha permitido estar juntos 51 años», cerró. Finalmente, consideró que en un tema de esta importancia es necesaria e importante las opiniones del PIT-CNT, las cámaras empresariales y la Organización Nacional de Jubilados y Pensionistas del Uruguay.

Acerca de los tiempos que puede llevar el tema en esta etapa, el Poder Ejecutivo espera que para fines de agosto, tanto los partidos que integran la coalición de gobierno como la oposición, tengan una respuesta afirmativa o negativa al anteproyecto, ya que desde el gobierno se quiere intentar avanzar lo máximo posible en esta administración. 

La visita de Lacalle Pou rompió con un antecedente que tenía 15 años de vigencia, ya que en abril de 2007, cuando el Dr. Tabaré Vázquez visitó la sede del Partido Nacional, en la oportunidad para reunirse con quien era presidente del Directorio, en ese entonces Jorge Larrañaga. 

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.