Lazos de familia. Ken Loach vuelve al ataque

Dura crítica a la explotación

Lo primero que convendría aclarar es la libérrima traducción del título original que, quizás, pueda confundir a más de uno. Es que estos “lazos de familia”, que la distribución propone como denominación alternativa, suple a la frase auténtica de “Sorry we missed you” que vendría a decir algo así como “Lo siento, te extrañamos, o te echamos de menos”, una manera amable de señalar que el encargado de traer correo o mercadería a la casa del cliente no se encontró con el destinatario y dejó dicho mensaje.

Esto viene al caso porque este aguerrido filme de Ken Loach (“Yo, Daniel Blake”, “Tierra y libertad”, “Mi nombre es Joe”) centra su historia en un padre de familia acorralado por deudas que decide jugarse por cuenta propia como repartidor de una agencia de envíos. En principio la idea impresiona como factible pero, a la larga, la narración cinematográfica -como testimonio implacable de esa realidad- muestra el choque contra un sistema que no perdona y los problemas se acumulan como avalancha. No es la primera vez que Loach propone la radiografía descarnada de una sociedad competitiva y podría asegurarse, sin duda, que es uno de los cineastas más comprometidos con el tiempo que le tocó vivir y su cine de denuncia -por llamarlo de alguna manera- ha ido a fondo en reiteradas oportunidades. Aquí, la familia en cuestión ve amenazada su integridad al sufrir acuciantes problemas económicos que terminan afectando su unidad entre enfrentamientos con rebelde hijo adolescente, discusiones conyugales y la explotación empresarial. Es tan afinado el registro de ese proceso que, por momentos, pareciera que el espectador asiste a un reality televisivo que muestra a la esposa trabajando como acompañante de ancianos y discapacitados, con bondadosa paciencia, mientras corre de un lado para otro a la vez que el marido lucha por llegar a tiempo con las entregas en una lucha contra-reloj. En medio de esta pugna por “levantar cabeza”, la cámara toma nota de la insensibilidad patronal, el desmoronamiento de los vínculos sentimentales y una suerte de competencia deshumanizada entre los que pelean por llevar un plato de comida a la casa. Todo lo señalado se muestra en pantalla como si estuviéramos asistiendo a la vida misma, sin retoques ni maquillajes y esa impronta es un sello propio de Loach que, con sus 85 años a cuestas, sigue dando que hablar a la hora de ponerse detrás de la cámara para filmar imágenes que dicen más que mil palabras. Es uno de esos filmes valiosos e imprescindibles de los que nadie sale indiferente. Nada más que agregar.

“Lazos de famila”. (“Sorry We Missed You”. Reino Unido, Francia, Bélgica, 2018). Dirección: Ken Loach. Guión: Paul Laverty. Fotografía: Robbie Ryan. Música: George Fenton. Producción: Sixteen Films, BBC Films, BFI Film Fund, Les Films du Fleuve, Why Not Productions, Wild Bunch. Elenco: Kris Hitchen, Debbie Honeywood, Rhys Stone, Katie Proctor, Nikki Marshall, Harriet Ghost, Linda E Greenwood, Alfie Dobson, Mark Birch, Ross Brewster, Julian Ions, Charlie Richmond, Brad Hopper. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Cultura