«Liberen a Coco», campaña en Argentina por un perrito detenido en el aeropuerto

Coco es un perrito de menos un año y medio que junto a Franco Gavidia, su dueño, emprendió un viaje de 48 horas para llegar a Argentina, pero en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza de Argentina sucedió lo inesperado: las autoridades del organismo de control animal y vegetal, Senasa, no lo dejan ingresar al vecino país porque hacía 8 días se le había vencido la vacuna antirrábica. Finalmente ayer se resolvió que Coco recibirá una vacuna antirrábica para evitar que lo sacrifiquen. 

Ahora, Coco será vacunado en un espacio cedido por la Aduana y permanecerá allí en cuarentena hasta que se decida su destino: si vuelve a Hungría, de donde vino con su dueño, o si ingresa al país.

Desde hace 36 horas, el perro está “detenido” en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y podía llegar a ser deportado al país de origen, del que embarcó, pero allí nadie lo esperaría, según informa Infobae.

Gavidia es un jugador de handball argentino que disputa la liga de Hungría y marcó récords por la cantidad de países en los que compitió. En un comienzo el Senasa le informó al deportista sobre “la necesidad de que vuelva al país de origen para completar la documentación faltante” y que “se avanzó en poner al perro en custodia dentro del aeropuerto, hasta que se resuelva su regreso a origen, salvaguardando su bienestar, brindándole los cuidados y el alimento necesario”. Ayer Franco fue separado de Coco. Enterado de esa decisión, Gavidia se puso a disposición y comunicó al organismo que está dispuesto a hacerse responsable de los gastos necesarios para ingresar a su perro al país. “Estoy dispuesto a pagar un médico, una cuarentena y una multa”, dice.

Gavidia regresaba de Hungría para visitar a su hija y su pareja que viven en Córdoba. Cuando en ese país fueron advertidos por el Estado de Alarma por la guerra en Ucrania, decidió salir rápidamente, ponerse a salvo junto a su perro y regresar con su familia. Sin embargo, entre el susto y el apuro olvidó completar los trámites de Coco.

“Hace 36 horas estoy durmiendo en el suelo. El vencimiento debe tener de 8 a 9 días. Le falta también una autorización de un veterinario húngaro diciendo que es un perro sano. Le están negando una cuarentena a mi perro en mi propio país”, dice con bronca y muy preocupado por lo que pueda suceder.

Aunque desde el Senasa nadie le dijo que sacrificarán al perro, considera que su cachorro terminará muriendo si lo obligan a regresar a Hungría porque nadie reclamará por él y tampoco podrá pasar más allá del aeropuerto por el mismo motivo que no puede ingresar. Por esto, el deportista inició gestiones con una abogado para resolver la situación desde la vía judicial.

Sismo sacude sur de Perú

Un sismo de magnitud 7,2 en la escala de Richter sacude el sur de Perú, cerca de la frontera con Bolivia, desde donde no se reportan daños.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) indica que el foco sísmico del terremoto estuvo localizado a 217,8 km de profundidad y el epicentro se situó a 13,1 kilómetros al sureste de Azángaro, en la región de Puno. El Centro Sismológico Nacional de Perú, a su vez, anunció en Twitter que el terremoto se produjo a 240 km de profundidad con una magnitud de 6,9 a 20 kilómetros del distrito Ayaviri. Lo que hace sonar las alarmas sobre qué entidad está difundiendo la información exacta.

Por el momento, no se han reportado daños, según recoge el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional de Perú (COEN). No obstante, los equipos de rescate están desplegados en varias regiones del país andino para vigilar la situación y atender cualquier contingencia.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.