/

Llevan gastados 350 millones de euros en defensas centrales

Los grandes clubes de Europa gastan prácticamente lo mismo en incorporar defensas que delanteros. Y todavía quedan por cerrarse los traspasos de Koundé y Skriniar...

Novedades en los altos mandos. Varios de los generales de las defensas de los principales clubes de Europa han cambiado de bando en este mercado de fichajes. La gran mayoría, a precio de oro. Como si de grandes goleadores se tratase, las operaciones que han protagonizado algunos centrales han alcanzado cifras extraordinarias. Hasta 347 millones de euros suman los traspasos de los nueve centrales más caros. Los delanteros más costosos (Haaland, Raphina, Richarlison, Gabriel Jesus, Sterling, Lewandowski, Haller, Adeyemi y Mané) suman un gasto total de 422 millones. Cuando se oficialicen los más que previsibles fichajes de Koundé (al Chelsea) y Skriniar (al PSG), cuyos traspasos sumarán más de 100 millones, el balance será prácticamente el mismo.

Hasta que el fichaje del central sevillista no se confirme, el defensa más caro del verano es De Ligt, por el que la Juventus ya pagó al Ajax hace tres temporadas 85 millones de euros y por el que ahora el Bayern ha desembolsado 67 millones a una vecchia signora muy desencantada con el rendimiento del holandés. Su hueco en la Juve lo ocupará Bremer, por el que el Torino ha recibido 41 kilos. De Ligt, por su parte, llegó a Múnich para ocupar el vacío que dejó Süle, que se fue libre al Dortmund, donde hará pareja con Schlotterbeck, fichado del Friburgo por 20 millones.

El otro gran traspaso protagonizado por un central hasta la fecha ha sido el de Lisandro Martínez. El United lleva años gastando millonadas en la búsqueda de un líder para su defensa (Maguire, Bailly, Varane…) y esperan que el argentino, por el que han pagado al Ajax 64 millones, sea por fin el central que necesitan.

El Chelsea, gran agitador

Sin salir de la Premier, el gran agitador del mercado de centrales está siendo el Chelsea. A la espera de lo que ocurra con Koundé, el club de Stamford Bridge ha fichado a Koulibaly, del Nápoles, por 38 millones de euros. Está necesidad por traer defensas surge por las salidas gratuitas de Rüdiger y Christensen a Madrid y Barça, respectivamente, y la más que posible marcha de Azpilicueta, también en dirección a Barcelona. El club azulgrana, por su parte, ha cedido a Lenglet al Tottenham.

Las otras tres grandes operaciones que involucran a defensas centrales han sido realizadas por clubes menos habituales a desempeñar este tipo de traspasos. Por un lado, Diego Carlos cambió al Sevilla por el Aston Villa en una transacción que se cerró en 31 millones de euros. El Newcastle, nuevo rico de Inglaterra, desembolsó 38 kilos en Botman, central belga de 22 años que la temporada pasada jugó en el Lille, y por último, el West Ham sorprendió a todos con la incorporación de Aguerd, marroquí de 26 años por el que el Rennes recibió nada menos que 35 millones.

1 Comentario

  1. Es poco sensato que el monto del pase de un futbolista sea superior al presupuesto de educación o salud de un país; pero si se gasta eso en un jugador o en dos o en tres, es poque detrás hay gente que gana mucho más.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos