Los 14 meses del GACH

Bajo fuertes medidas sanitarias, el Poder Ejecutivo realizará hoy el homenaje al grupo de asesores científicos.

Foto: Vanni Gonzo

El fin de los trabajos del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) se confirmó el pasado 17 de junio, luego de 14 meses de asesoría al Gobierno desde el punto de vista sanitario, social y psicológico, para lograr atravesar las dificultades planteadas por la pandemia. El Gobierno decidió realizar un homenaje en el Auditorio Adela Reta, que tendrá lugar en la noche de hoy, jueves en la sala Fabini del Sodre, a partir de las 19 horas.

Para el evento hay 160 personas invitadas, entre ellos el Presidente de la República, Luis Lacalle Pou, los expresidentes, Julio Marìa Sanguinetti, Luis Alberto Lacalle y José Mujica, Ministros, Senadores que formaron parte de la Comisión Especial de Seguimiento de Pandemia. Además fueron invitados los Intendentes y figuras de los distintos partidos políticos, líderes de la oposición y referentes de la comunidad científica y académica. La sala donde se llevará a cabo el homenaje tiene un aforo de 1000 personas y se respetará el protocolo sanitario de rutina.

Se espera que en la ceremonia hagan uso de la palabra el propio presidente y los tres Coordinadores del GACH, Radi, Paganini y Cohen. El acto, además, se transmitirá por los distintos canales oficiales de Presidencia. El Grupo Asesor Científico Honorario nació el 16 de abril de 2020. Su objetivo fue el de asesorar a la Presidencia de la República sobre recomendaciones sanitarias en el contexto de pandemia. El GACH analizaba y enviaba el informe a Transición Uy, equipo liderado por Isaac Alfie, y este derivaba a Presidencia.

El Director de la OPP fue el intermediador entre el Grupo Asesor y el Presidente. Las recomendaciones sanitarias siempre pasaron por el tamiz del bolsillo del Estado. Al GACH se incorporaron 55 especialistas en distintas áreas. Esos científicos conformaban 3 equipos que trabajaban conjuntamente. Secretaría técnica, Equipo Científico Salud, liderado por Henry Cohen y Equipo Científico Datos, encabezado por Paganini. Rafael Radi es quien coordinaba estos trabajos y mantenía comunicación directa con Presidencia.

Los equipos que conformaban cada una de las áreas fueron designados por Radi, Cohen y Paganini a título personal y desarrollaban estudios y seguimientos en relación a: Aspectos Biomédicos Básicos, Atención Primaria, Especialistas, Intensivismo y Asesoramiento en Medicina Legal y DDHH. Esta iniciativa no tiene antecedentes en nuestro país y no se registran grupos provenientes del área de las ciencias. Por este motivo, fue muy aplaudida en el mundo científico.

La revista Nature publicó, en mayo de este año, un artículo destacando el trabajo del grupo y la decisión del Gobierno de apoyarse en ellos para llevar a cabo políticas relacionadas con la pandemia y la disminución de casos. La realidad de ese momento era muy distinta. Pocos casos, pocos contagios. La gente hizo caso a una campaña masiva bajo la consigna «Quedate en casa», promovida desde las autoridades. El presidente Lacalle Pou usó ese contexto para aplaudir la creación del GACH y mostrar cómo este Gobierno escucha a los científicos.

El uso político era esperable. Esa «relativa tranquilidad» según Radi, Coordinador del Grupo, permitió que el país entrara en una «apertura progresiva del funcionamiento de la sociedad». De todas formas, incluso en ese momento de control epidemiológico, el Coordinador del GACH, señaló que «Cada apertura implica una posibilidad de riesgo porque hay un virus circulando a nivel comunitario. La salida de colectivos a la interacción social eventualmente genera escenarios de posible contagios».

El país se abrió, de a poco, y los contagios acompañaron la apertura. «La herramienta más potente es el distanciamiento físico sostenido». Desde el principio, la recomendación más importante que hizo el grupo de científicos fue el distanciamiento social. A medida que se abrían sectores, se implementaban protocolos pero no siempre fueron suficientes. Durante el mes de noviembre, la tendencia de casos era al alza. Paganini, matemático integrante del Grupo, pronosticó, a principios de diciembre, que Uruguay había ingresado en una nueva etapa que supondría un aumento exponencial de casos si la conducta no cambiaba. Eso fue lo que pasó.

Al mismo tiempo, en aquella conferencia de prensa fue la primera vez que se mencionó una posible saturación del sistema de salud. En enero de 2021, presentó renuncia al GACH, Daniel Borbonet, quien explicó que su decisión se produjo tras varias semanas de no recibir solicitudes de nuevas medidas. El Grupo continuó trabajando como antes y elevando informes y estudios de impacto. El 7 de febrero de este año, y en una coyuntura sanitaria desfavorable, el GACH emitió un comunicado con una serie de recomendaciones para atender «una situación epidemiológica de transmisión comunitaria intensa y sostenida del virus SARS-CoV-2».

Ese conjunto de medidas no exigía la implementación inmediata ni conjunta, pero sí contenía 9 puntos sustanciales en el manejo de la pandemia. Según una encuesta de El País, en marzo de este año, el 68% de los integrantes del GACH no estaba conforme con las medidas adoptadas por el gobierno y sentían «gusto a poco». De hecho, Julio medina, catedrático en Enfermedades Infecciosas fue un poco más allá y señaló que la intención del Gobierno fue inducir a la población a un cambio de comportamiento, pero sin aplicar medidas. En este sentido declaro que «si salimos bien de esta situación puede ser con un costo mayor al que se podría haber evitado».

A fines de marzo, Rafael Radi participó de una entrevista televisiva y entre otras cosas, llamó a «blindar abril», frase que repercutió con fuerza en los medios. Radi declaró a la agencia EFE que desde el comienzo se sabía que el grupo iba a tener «principio, desarrollo y fin» y que eran conscientes de que las decisiones que el Gobierno tomaba tenían en cuenta otros factores, como el económico, que el Grupo no consideraba. De todas formas, señaló que «cuando realmente la trasmisión comunitaria se vuelve muy importante, los casos se vuelven muy altos y empieza a haber tanto impacto en enfermos, muertos, saturación del sistema de salud, ahí le va quedando poco margen a un Gobierno para no avanzar más hacia la toma de medidas».

«Hay parte del equipo que piensa que sin duda el Gobierno se ha quedado corto en esto», agregó, aunque reconoció que la gestión fue mejor que en otros países. El 26 de abril, el grupo emitió un comunicado que concluía afirmando que «en ausencia de una evolución claramente favorable de los indicadores, y en especial de la situación de los pacientes críticos y fallecidos, un aflojamiento de las medidas de restricción existentes corre riesgo de agravar aún más el nivel de situación».

En mayo, ya era conocida la noticia del fin de la asesoría. Radi señaló a Búsqueda que sin medidas «nos puede ir peor todavía». Para el científico, este escenario no se soluciona «tocando una cosita u otra cosita u otra cosita (…) porque hoy es tan grande la circulación que si cerrás una cosa y no la otra, lo que bloqueás por acá se te traslada por allá». En ese mes las medidas del Gobierno fueron extender lo que se venía llevando a cabo. Para Radi «faltó una capa adicional de medidas por unas tres semanas». Al mismo tiempo reconoce que no es seguro que ese «colchón» hubiera funcionado totalmente, pero sí podría haber evitado la situación actual.

En una entrevista que dio el presidente Luis Lacalle Pou, en Subrayado, dijo que se habían atendido la mayoría de las recomendaciones que el GACH hizo aquel 7 de febrero. Según el mandatario, únicamente quedaron «2 medidas y media» sin implementar. A lo largo de su trayectoria, el GACH realizó informes periódicos abarcando distintas áreas y explicando las consecuencias y los riesgos de cada una de las etapas por las que atravesó el país a lo largo de este año largo de pandemia. Cuestiones sociales, de primera infancia y referentes a la medicina legal, así como el comportamiento de los datos informáticos sobre la pandemia. Todos esos informes están disponibles en la web de Presidencia.

Docentes de la UdelaR no asistirán al homenaje

La Asociación de Docentes de la Universidad de la República (UdelaR) emitió un comunicado en donde informa que sus integrantes no asistirán al acto en homenaje que se realiza este jueves a los 55 miembros que componen el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH). Desde la asociación se expresa: «Es absolutamente pertinente y válido que se homenajeen a las científicas y los científicos que brindaron su tiempo y esfuerzo para asesorar y apoyar honorariamente al país».

En otro punto expresa que «a pesar de que la evolución de los indicadores sanitarios es sumamente auspiciosa, no se ha llegado a la zona de control de menos de 200 casos por día estimada por el GACH en febrero ni al nivel de 70% de vacunación establecido por la OMS». «No es una buena señal para transmitir a la sociedad la idea de que la situación ya está controlada. La realización del homenaje de forma presencial en este momento no es un hecho aislado, sino la culminación de una sucesión de eventos en que el gobierno ha desconocido el aporte de la comunidad científica y académica», expresa el comunicado.

Por los puntos antes mencionados, ADUR expresa que «no es conveniente asistir a dicho evento y declinamos la invitación recibida». Agrega que «Esperamos que el país ingrese a una zona de control sanitario que acote el riesgo a la población y nos permita homenajear a las y los colegas integrantes del Grupo Asesor Científico Honorario en forma apropiada, así como el recuperar la realización presencial de todas las actividades de la Universidad».

4 Comentarios

  1. Buena revisión de las actuaciones del GACH y su interacción con el Gobierno. Sin duda el Gobierno usó, abusó del GACH y luego le dio la espalda. Y todo a pura intuición: cuando creyó que los necesitaba al comienzo; luego, para adjudicarles responsabilidades de SUS propias decisiones (las del Gobierno). Finalmente, no escucha más al GACH y se lanza con su propia intuición a abrir todo……Bueno, pasó lo que pasó. Pero parece que al Gobierno, si hay algo que no le importan, son las muertes, ni las secuelas de quienes padecieron la enfermedad. Basta que las cuentas fiscales cerraran. Hoy, el Gobierno «homenajea»al GACH. Muy adecuado, cauto y por sobre todo coherente, la resolución de ADUR.

  2. El momento que los contagios y muertes cayeron en picada fue cuando el Cuquito despidió al GACH y tomó el manejo de la pandemia y ahí se vio que las deciciones

    del gobierno evitó Miles de muertos . Pero igual hay que agradecer el aporte de estos científicos más en el error que en el acierto igual colaboraron .

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales