Los cerebros grandes en zonas estables

Los cuerpos humanos se ven alterados por el cambio climático

En el último medio millón de años el tamaño del cuerpo de los seres humanos ha cambiado significativamente, según se indicó en una investigación realizada por la Universidad de Cambridge, donde se responsabilizó al cambio climático.

Un equipo de investigadores liderado por la Universidad de Cambridge en el Reino Unido y la Universidad de Tübingen en Alemania recopiló las medidas del tamaño del cerebro y del cuerpo de más de 300 fósiles de la especie Homo a la que pertenecen los humanos modernos, los Homo sapiens. La investigación fue publicada en la revista Nature Communications. 

La combinación de datos utilizada por el equipo fue cruzada con la información de los climas en diferentes épocas de la Tierra. De ahí se pudo deducir que en el último millón de años se calculó que el clima fue el más experimentado por cada fósil. 

Los investigadores pudieron concluir que los cambios en el clima, particularmente la temperatura, ha sido el propulsor de las modificaciones en el tamaño del cuerpo humano. Los climas más fríos y duros se pueden relacionar con los cuerpos más grandes, en tanto los más cálidos se vinculan con los más pequeños. 

«Los cuerpos más grandes pueden proteger a las personas de las temperaturas frías. Cuanto más grande eres, más pequeña es tu superficie en comparación con tu volumen, por lo que conservas el calor de manera más eficiente», sostuvo en diálogo con la CNN Andrea Manica, profesora de Ecología Evolutiva en la Universidad de Cambridge.

Esta relación se encuentra en muchos animales y no solo aplica a los seres humanos. Pese a esto, Manica indicó que saber que los cuerpos humanos contemporáneos sufrieron modificaciones por el cambio climático es un gran descubrimiento. 

«Esta es una relación que se encuentra en muchos animales, e incluso entre los humanos contemporáneos, pero ahora sabemos que fue uno de los principales impulsores de los cambios en el tamaño del cuerpo en los últimos millones de años», apuntó.

Uno de los principales órganos vitales que evolucionaron junto al cambio climático fue el cerebro. “El Homo sapiens surgió hace unos 300.000 años en África, pero el género Homo, que incluye a los neandertales y otras especies extintas relacionadas como el Homo habilis y el Homo erectus, existe desde hace mucho más tiempo”, consignó la CNN. 

En comparación con especies anteriores, el cerebro humano pesa un 50 por ciento más y tiene el triple de tamaño. Pese a este descubrimiento, entre científicos e investigadores se debaten aún las razones detrás de este cambio. 

La variación de tamaño del cerebro no solo se puede explicar por los cambios ambientales. «Curiosamente, los cambios en el tamaño del cerebro no guardaban ninguna relación con la temperatura, por lo que los tamaños del cuerpo y del cerebro evolucionaron bajo presiones distintas», informó Manica.

Los cerebros más grandes, por lo tanto, se encuentran en los entornos más estables. “Esos cerebros son los más caros, por lo que no puedes mantenerlos si careces de recursos”, explicó la investigadora. 

«Sin embargo, es importante que el clima explique mucho menos los cambios en el tamaño del cerebro que en el tamaño del cuerpo. Esto significa que es probable que otros factores hayan sido los principales impulsores de los cambios en el tamaño del cerebro, como los desafíos cognitivos adicionales por vidas sociales cada vez más complejas, dietas más diversas y tecnologías más sofisticadas», agregó.

Más datos:
«También había una tendencia a desarrollar cerebros más grandes en hábitats más abiertos, donde nuestros antepasados habrían tenido que cazar mamíferos grandes», sostuvo Andrea Manica, investigadora de la Universidad de Cambridge.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos