/

Los íconos de la raza negra que brillaron en los “deportes blancos”

Magic Johnson, Kobe Bryant, Muhammad Alí, Carl Lewis y tantísimos otros, que hacen inagotable esta lista.

Estimado lector, espero que usted esté de acuerdo en la siguiente premisa: hay deportes en los que los blancos tienen supremacía sobre los afrodescendientes y a la inversa, otros en los que la raza negra marca claras diferencias a su favor sobre los blancos.

Ejemplos de lo segundo abundan, basquet, boxeo, atletismo y muchos otros con nombres célebres como Magic Johnson, Kobe Bryant, Muhammad Alí (nacido Cassius Marcellus Clay), Carl Lewis (el hijo del viento) y tantísimos otros, que hacen inagotable esta lista, por lo que la finalizo aquí mismo.

Ejemplos de lo primero, o sea, deportes con clara supremacía blanca, también hay y se me ocurren tres: automovilismo, golf y nuestro querido tenis.

Ahora bien, en los tres anteriores casos puestos a consideración suya, amable lector, hay tres deportistas de color que rompieron el molde y lograron lo que ningún otro de sus hermanos de raza pudieron, esto es llegar a lo más alto de los rankings u obtener torneos nunca ganados por otros afrodescendientes.

En F1, la categoría reina del Automovilismo, es obvio que me refiero a Lewis Hamilton, heptacampeón mundial, igualando el récord de Michael Schumacher y superándolo en número de carreras ganadas, aún peleando este año por su octava corona.

También en Golf el nombre es evidente y por supuesto nos referimos a Tiger Woods, considerado por muchos el mejor de la historia, aunque «solo» ganó 15 Majors contra los 18 del gran Oso Blanco Jack Nicklaus, quien tiene 18 en su palmarés.

Nos viene quedando solo el tenis, y en este caso el nombre no es tan famoso, aunque Arthur Ashe, que de él se trata, haya cambiado el mundo de su deporte mucho más que sus otros ilustres hermanos de raza lo hicieran con el suyo.

En efecto, el nacido en New York el 10 de julio de 1943 y fallecido de VIH Sida el 6 de febrero del 93 a sus jóvenes 50 años, fue el primer negro en ganar Wimbledon, Australia y el US Open, ningún otro deportista de su raza obtuvo estos tres, solo Yannick Noah ganó Roland Garros en 1983.

Pero además, fue el primer afrodescendiente en integrar el equipo estadounidense de Copa Davis durante 10 años, ganándola 3 veces y también fue Capitán de la Davis por EEUU entre 1980 y 1984, ganándola en el 81 y 82.

Pese a no haber llegado al 1 de la ATP, esta lo reconoció como el tenista del año en 1975 y todo lo anterior se ve dimensionado además por sus logros en su lucha por los derechos de sus hermanos de raza en el tenis y por su lucha contra el régimen segregacionista de Sudáfrica.

Volcado al profesionalismo en 1969, fue uno de los precursores de la ATP, al ver que los tenistas no ganaban el dinero que merecían y que generaban, así que no solo luchó por los negros, sino también por sus pares tenistas profesionales.

Su mejor año fue 1975, cuando ganó Wimbledon derrotando sorpresivamente al 1 del mundo Jimmy Connors y siguió jugando hasta que lo operan del corazón en 1979 y anuncia su retiro en 1980.

Esa operación del corazón fue fatal para Ashe, ya que en las transfusiones que le hicieron durante la misma, contrajo VIH, cosa que mantuvo oculta hasta 1988, cuando ya había trascendido y el diario USA Today iba a publicar la historia .A partir de ese momento empezó una cruzada por la seguridad de los bancos de sangre y porque los infectados por ese virus no fueran discriminados, hasta su muerte en 1993.

En su honor, el estadio de tenis techado más grande del mundo, escenario del a mi juicio, mejor torneo del año, lleva su nombre a pesar de que Ashe nunca quiso ser un símbolo de los negros más radicales. Alguna vez dijo que los sufrimientos derivados de padecer el SIDA no eran nada comparados con los soportados por ser negro en EEUU.

Le preguntaron si no cuestionaba a Dios por el VIH y respondió: 50 millones aprenden tenis, 5 millones lo juegan, 500.000 son profesionales, 50.000 entran al circuito, 5.000 juegan un Grand Slam, 500 llegan a Wimbledon, 2 a la final, 1 es campeón, y ahí no le pregunté a Dios por qué a mí.

También dijo que su logro más importante era la lucha contra el Apartheid y el SIDA, no sus logros tenísticos, «esos son logros personales, eran solo para mí».

Un gran ser humano, negro, tenista y campeón de la vida.

2 Comentarios

  1. El día que los NEGROS digan NO a EEUU en cualquier competencia, se acabarán los récords, las medallas, los logros olímpicos, los héroes del deporte. Como una nación que ataca la raza negra por todos lados. se enorgullece de ellos en los deportes? Verán NBA, sin negros? Atletismo sin negros? boxeo sin negros? Incluso como destaca la nota un excimio tenista negro es honrado en un país descriminatorio. Alguien explique. Hasta tienen un presidente negro y ahora un gobernador importante….negro. .por favor siempre diré negros a los negros queridos, desconocidos, amigos y excelentes personajes, no hago diferencia de raza, color, religión, así que no me clausuren. Ah son una persona blanca, descendiente de árabes, emigrantes y orgullosa de tener muy buenos amigos negros. No olvidemos a nuestros grandes deportistas y académicos, educadores, personajes de la política del Uruguay. Son muuuuchos !!!!!

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos

PapeNOLEsco

El test positivo de Nole Djokovic fue falso, piensan los jueces de Australia, que le cancelaron