Lula confía en que los apoyos de Gomes y Tebet le darán la victoria

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva ha afirmado que confía en que los apoyos recabados para la segunda vuelta de las elecciones, entre ellas las de Simone Tebet y Ciro Gomes, sirvan para vencer al presidente, Jair Bolsonaro, con una distancia incluso mayor que la de la primera vuelta, cuando le aventajó en más de seis millones de votos.

Así, para el candidato por el Partido de los Trabajadores (PT) sostiene que esos apoyos, sumados al del expresidente Fernando Henrique Cardoso «significa facilitar la posibilidad de vencer las elecciones en segunda ronda con una diferencia mayor».

Lula confía en que el apoyo público anunciado por Tebet el fin de semana, así como la posibilidad de que incluso forme parte de su futuro gabinete sirva para atraer gran parte de los 4,9 millones de votos que logró la senadora del Movimiento Democrático Brasileño (MDB) con una candidatura tirando hacia el centro del electorado.

Este martes Lula tiene previsto seguir con su campaña en varios actos en Río de Janeiro, después del baño de multitudes que se dio el pasado fin de semana en Sao Paulo. Estos tres estados junto a Minas Gerais son los principales feudos electorales en los que no está claro todavía el resultado, si bien Bolsonaro espera hacer valer el triunfo en las elecciones locales de sus aliados.

«Voy a dialogar con el pueblo de Río de Janeiro. Voy a intentar ganar más votos en Río de Janeiro porque mi idea es ganar las elecciones de Bolsonaro en Río de Janeiro», ha enfatizado Lula, quien en primera vuelta salió derrotado en este estado por una diferencia de cerca de un millón de votos.

Por otro lado, Lula ha aprovechado su entrevista para Super Rádio Tupi para sacar un poco más de punta a los insultos que la semana pasada Bolsonaro lanzó contra los habitantes de la región noreste, a quienes llamó «analfabetos» tras el triunfo del PT en primera vuelta

«A este tipo no le gustan las mujeres, ni los negros, ni los indígenas, ni los nordestinos, ni los sindicatos. A él no le gusta nada más que sus milicianos. No es posible que tengamos de presidente de la república que diga tal estupideces sobre un pueblo tan trabajador como el nordestino», ha dicho Lula.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.