Lula dice que hay “gente que está haciendo de la iglesia una palanca política o una empresa para ganar dinero”

“Cuando hablo con Dios no necesito curas ni pastores" sostuvo en un acto rumbo a las elecciones de octubre.

El candidato a la Presidencia de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó ayer que el pueblo sacará del poder al actual mandatario, Jair Bolsonaro, en las elecciones generales dispuestas para el próximo mes de octubre.

El expresidente brasileño y líder del Partido de los Trabajadores (PT), durante un acto de campaña en el Valle de Anhangabaú, ubicado en Sao Paulo instó a Bolsonaro a que “no tenga miedo de Lula” mientras aseguró que “será el pueblo el que lo va a sacar de la Presidencia”.

Al mismo tiempo, Lula denunció a la oposición por emplear a la iglesia como instrumento político al expresar que hay “gente” que “está haciendo de la iglesia una palanca política o una empresa para ganar dinero”. En este sentido, el exmandatario aseveró que “hay muchas noticias falsas religiosas corriendo por este mundo, hay demonios que se llaman Dios y gente honesta que se llama demonio, porque hay gente que no está tratando de la iglesia para gustar de la fe y de la espiritualidad”.

De igual forma, el candidato de izquierda manifestó que defiende el Estado laico, entretanto, precisó que el Estado “no tiene que tener religión y todas las religiones necesitan ser defendidas por el Estado, y las iglesias no tienen que tener partido político”.

En consonancia, llamó a las iglesias a “cuidar la fe y la espiritualidad de las personas, y no cuidar de la candidatura de falsos profetas o de fariseos que están engañando a ese pueblo todo el día”. 

Según una encuesta de Datafolha del jueves, Lula pierde por 49% a 32% entre la población evangélica, pero en la general gana por 15 puntos de ventaja, con chances de superar el 51% de los votos y vencer en primera vuelta sin necesidad de balotaje. “Cuando hablo con Dios no necesito curas ni pastores. Lo hago sin pedirle favores a nadie. Hay pastores contando mentiras cuando deberían estar leyendo la Biblia decentemente”, afirmó el exmandatario, quien dijo que “está de moda” hablar de religión en la campaña.

Finalmente, cerró al señalar a sus adversarios políticos que “creían que Lula estaba muerto, que el PT estaba muerto, que la izquierda estaba muerta”, que no es así.

4 Comentarios

  1. Se tenía que decir y se dijo.
    Los «falsos profetas» y los «mercaderes del templo» le hacen mucho daño a la Fé.
    A la gente le cuesta entender que la Iglesia no es Dios y que el pastor no es la Iglesia. La Iglesia son los fieles reunidos para adorar a Dios
    Coincido con Lula en que el Estado debe ser Laico. «Al Cesar lo que es del César y a Dios lo que es de Dios»

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo