Martín Cardozo de Foica: “FrigoCerro tiene un historial negativo con las relaciones laborales”

Durante los meses de agosto, setiembre y octubre el sector de la carne sufrió una baja en su actividad debido a múltiples factores que hoy se estarían comenzando a revertir.

Foica
Foto: PIT-CNT

Para conocer la situación general conversamos con Martin Cardozo, presidente de la Federación Obrera Industria de la Carne y Afines (Foica).

Para Cardozo el factor más preponderante que empujó hacia abajo la faena fue la contracción en la economía de China, país destinatario de más del 70% de la exportación de carne de Uruguay. “En el marco de la polìtica “Covid 0” llevada adelante por China, cerraron ciudades importantes por ende puertos importantes incluido el de Beijing y esto nos perjudicó” afirmó Cardozo. 

Un segundo factor fue según Cardozo el fin del contrato de Kosher. El sistema Kosher implica un sacrificio religioso del animal, el ganado o ave de donde se haya obtenido aquella carne deberá haberse sacrificado por un rabino siguiendo normas de su creencia religiosa, establecido en la Torá, donde se desprende toda la doctrina judaica.

Otro factor no menos importante, fue la guerra entre Rusia y Ucrania ya que este último es un importante comprador de carnes uruguayas. Esto además llevó también a que se resintieran las compras provenientes de toda la Unión Europea

Cardozo asegura que los frigoríficos y exportadores de carne vacuna sufrieron un gran golpe a raíz de estos factores: “tuvimos una baja que en lo que va de la fecha faenamos 185 mil cabezas menos que en el año 2021 eso significa casi un 20% en la baja de la actividad y se vio reflejada en plantas cuyos trabajadores fueron enviados al seguro de paro, plantas que redujeron las actividades a 3 o 4 veces por semana lo que llevó a hacer uso del seguro de paro parcial” afirmó.

Más allá del complejo panorama Cardozo destaca que hoy se ven señales de recuperación. “En la actualidad el nivel de faena viene en ascendencia entre otras cosas por factores como la apertura de la cuota Hilton y la cuota 481 para la Unión Europea. Volvieron los equipos kosher porque en setiembre y en la mitad de octubre tienen su fiesta religiosa y vuelven a sudamérica a renegociar sus contratos”.

Por otra parte, Cardozo advierte que “también se da una particularidad en China donde algunas ciudades como Beijing tomaron la decisión de flexibilizar algunos aspectos relacionados al comercio”.

El caso de FrigoCerro

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (Mtss) convocó a consejo de salarios a la Cámara de la Industria Frigorífica y a la Foica luego de que el sindicato se declarara en conflicto. El motivo fue la sanción a casi 40 trabajadores de la planta FrigoCerro de Durazno, tras otra medida gremial tomada a fines de octubre.

“FrigoCerro tiene un historial negativo con las relaciones laborales. Es una empresa que ha tenido una veintena de sanciones. Tuvo la sanción más alta que puede dar la Inspección General del Trabajo que es la clausura por 6 días por una cuestión de seguridad y salud. Resulta que tenía una caldera en mal estado, apunto de explotar” dijo Cardozo a Diario La R. 

En cuanto a su relación con el sindicato, FrigoCerro también ha presentado dificultades. Sobre esto Cardozo señala que “con respecto a la persecución y a la represión sindical han habido dos intentos de armar el gremio. Uno en 2007 y otro en 2015 pero con diferentes prácticas y estrategias la empresa los ha logrado desintegrar. No hay dudas de que intentará hacer lo mismo con los trabajadores organizados de hoy”. 

En enero del 2022 se rearmó el sindicato y su primer relcamo fue acerca de los pagos “en negro” que le hacía esta empresa a los trabajadores. Cuando se hizo el reclamo y se tomó la primer medida gremial fueron sancionados con 14 días casi 80 trabajadores “pero pudimos revertirlo” explicó Cardozo. Después en el mes de julio fueron despedidos 2 trabajadores y el sindicato desarrolló diferentes acciones con resultados diferentes. “Uno de los trabajadores terminó arreglando el despido y a la otra trabajadora logramos sacarle la carátula del despido” dijo el presidente de Foica. 

Desde ese momento para adelante el conflicto sólo se ha profundizado. Según cuenta Cardozo “la empresa dejó sin citar a trabajar a los trabajadores de producción. Son maniobras que hacen dentro del marco legal con la herramienta del seguro parcial y te dejan sin citación”. 

A raíz de estas prácticas de la empresa hubo trabajadores que hacía cerca 30 días que no estaban siendo citados a trabajar. “Cuando se da esta baja en la actividad cárnica habíamos acordado que como mínimo la empresa nos cite 6 días al mes para por lo menos generar el seguro parcial” dijo Cardozo. 

La empresa accedió a este reclamo gremial pero citó a los trabajadores a trabajar en lugares que no les eran habituales. Cardozo explicó que “eran trabajadores de producción pero la empresa realizaba producción con trabajadores eventuales no afiliados y a los trabajadores agremiados de producción los citaba al otro día para hacer tareas de mantenimiento y de limpieza”. 

Finalmente el sindicato logró acordar con la empresa el problema de las citaciones pero quedaron 3 trabajadores asignados a áreas menos remuneradas que se oponen a aceptarlo: “estos trabajadores eran deshuesadores, que es la categoría máxima dentro de un frigorífico y cuando fueron a trabajar los habían movido para el sector de charqueo que es una categoría menor por ende tu salario es menor” apuntó Cardozo.

Como los trabajadores no aceptaron lo determinado por la empresa en relación a sus tareas “el dueño del frigorífico los invitó a retirarse, los trabajadores se retiraron y el día lunes les cayó la sanción nuevamente así al barrer a los 40 trabajadores que estaban sancionados” comentó Cardozo y agregó: “tuvimos diferentes tripartitas en donde la empresa siguió manteniendo su postura de sanciones. Por eso el día 4 hicimos un plenario nacional y nos manifestamos en conflicto”.

Ahora el sindicato se encuentra esperando una respuesta por parte de la empresa a la última solución propuesta en tripartita según lo cual se reincorporan todos los trabajadores y el sindicato se compromete a no reclamar los jornales perdidos durante el conflicto.

1 Comentario

  1. Da vergüenza oír al Ministro de Trabajo. Su «preocupación» no es por el Frigocerro que constantemente provoca conflictos al sancionar por que sí a sus trabajdores, algo que en este momento otros frigoríficos por lo visto no hace. Mieres se preocupa porque los trabajadores hacen medidas. Si los obreros no defienden sus puestos de tarbajo, quién lo va a hacer? El gobierno no obvio. Su postura en este y en todos los conflictos es ponerse del lado del empresario.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sociedad