Una forma de comunicación

Maullido en los gatos: significados y enigmas

Maullar es la forma que tiene el gato de acercarse a su humano de referencia. En la mayoría de las ocasiones el maullido nos indica algo puntual como puede ser hambre o que simplemente nuestra mascota nos extraña. Pero otras veces, puede ocurrir que el felino padezca de alguna dolencia o patología.

El maullido puede ser un síntoma de la temprana separación de un gato con su madre, y busque llamar a su progenitora. Para que esta sensación sea lo menos dura posible y el felino se desarrolle correctamente, lo recomendable es que los gatitos permanezcan con su madre los dos primeros meses de vida. 

Un cachorro puede maullar los primeros días en que llega a nuestras vidas y es normal. En este sentido, debes procurar que el pequeño se adapte a la nueva vida lo antes posible. Ofrécele tu cariño y consentirlo sin excesos, porque sino saldrá muy caprichoso. 

La causa de los maullidos puede ser provocado por un dolor. Tendremos que palpar con mucha suavidad todas las zonas de su cuerpo y observar su reacción, si se queja cuando tocamos una determinada parte habremos encontrado la respuesta y deberemos acudir al veterinario de inmediato. 

Siempre que presenciamos un golpe o caída, aunque a simple vista no se aprecien daños físicos, es posible que sí se produzcan consecuencias internas que pueden ser graves o leves. Es importante llevar a nuestra mascota al veterinario nada más producirse el golpe. En la mayoría de los casos, los daños internos acostumbran a manifestarse días después del golpe.

Si palpas y no notas que reacciona maullando, deberás observar con detención para ver si desarrolla otros síntomas como puede ser la falta de apetito, el decaimiento, los vómitos, la diarrea o pérdida de pelo. En caso de manifestar cualquier síntoma es posible que se trate de una enfermedad y hay que recurrir a un veterinario. 

Otra causa posible puede ser el estrés. El maullido provocado por el estrés es grave, fuerte y largo. Al identificar este maullido debes de tratarlo de inmediato. Primero identifica la causa del estrés. 

Los gatos requieren de su propio espacio y desean desconectarse y relajarse. Si tu gato no lo tiene tendrás que comenzar a buscar uno u observar cual es el lugar que más le gusta dentro del hogar para establecer ahí su espacio. 

Uno de los síntomas principales de la ansiedad en gatos es el maullido. Si tu felino pasa largas horas solo en casa, el aburrimiento y, en general, la soledad pueden desarrollar en él un estado de ansiedad que debe ser tratado de inmediato. Normalmente, los maullidos excesivos suelen ir acompañados de otros problemas de comportamiento, como arañar muebles o la hiperactividad.

Es posible que tu felino se quede con hambre con las dosis de comida diaria que le proporcionas y maúlla mucho para pedirte más comida. En función de su peso y tamaño, deberás proporcionarle una ración u otra que deberás consultar en el paquete de comida o bien preguntar al veterinario.

Si a tu mascota no le gusta la comida que le das, o está aburrido de recibir siempre lo mismo, con total probabilidad dejará de comer y reclamará otro tipo de alimento a través de los maullidos. En estos casos, los felinos acostumbran a maullar cerca del cuenco de comida, frigorífico o lugar donde guardamos los premios y golosinas que le damos.

No todos los motivos que dan respuesta a la pregunta por qué maúlla mucho un gato son negativos. Cuando observamos que nuestro felino no padece ninguna dolencia, le proporcionamos la dieta más adecuada para él, no sufre ansiedad y tampoco maúlla solo cuando nos ve, sino que lo hace en otro tipo de ocasiones, lo más probable es que simplemente quiera captar nuestra atención porque no le dedicamos el tiempo que requiere.

Más datos:
Jamás debemos acudir a la violencia para corregir una conducta. Con este acto lo único que conseguiremos es que nuestro gato nos tenga miedo e incremente la intensidad de los maullidos. Lo más recomendable es encontrar la causa que los provoca y tratarla.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos