«Me van a tener que matar para que me calle» dice Alberto Iglesias, ex presidente de Casa de Galicia

Solicitó que la justicia recabe información de dependencias públicas sobre el proceso que llevó a la liquidación de la mutualista.

Alberto iglesias
Vanni Gonzo

El expresidente de Casa de Galicia, Alberto Iglesias, señaló que se presentó ante la Justicia en un proceso de medidas preparatorias, solicitando que se pidan todos los documentos públicos vinculados a Casa de Galicia durante los tres años de su presidencia. Esa solicitud va hacia los organismos públicos desde el 1 de marzo, los cuales incluyen al Parlamento de la República (a la Cámara de Diputados y de Senadores), al Ministerio de Salud Pública y a los organismos vinculantes como el BPS. 

En declaraciones a Diario La R, Iglesias dijo que se solicita tanto los trámites contestados como los no contestados. «Cuando el juzgado tenga toda esa documentación me avisara, la retiraré con mis abogados y la comenzaremos a estudiar. Ahí tendré todos los elementos, los que ya conozco, los que imagino y los que no conozco y serán nuevos para mí. A partir de ese momento, con el contenido claro y las pruebas, estaré en condiciones de hacer un planteo, una reclamación o una demanda, para la reparación» sentenció.

Acotó que «entendemos que hubo una situación irregular surgida por una situación de poder de la autoridad en contra de los intereses de Casa de Galicia y a mí personalmente. Esto me llevó a perder casi la vida. Me tuvieron que hacer tres operaciones». Manifestó que no realizará ningún comentario sobre el proceso hasta que la justicia le entregue la documentación. «No voy a especular. Con los papeles enfrente sí. Generaré los reclamos que tenga que generar y me van a tener que matar para que me calle. La ciudadanía tiene que conocer toda la realidad y la verdad de las cosas » dijo.

Al preguntarle sobre por qué a su criterio se dieron los hechos en el cierre de Casa de Galicia dijo «no debo especular hasta no tener la documentación. Porque yo con todo este proceso casi me muero y además mancillaron mi honor, y yo soy un hombre de honor. Estoy por cumplir 70 años y tengo una trayectoria impecable y exitosa, transparente en mi vida. Lo único que me legaban mis padres era el apellido limpio que recibí y quiero transmitirle a mis hijos y a mis nietos».

No obstante, dijo que la actual administración gubernamental «instaló los beneficios de la duda e hicieron cosas censurables. Ahora no hablo, pero cuando lo haga va a ser muy complicado para callarme. Deberán explicar lo inexplicable porque algunas cosas que dijeron no son ciertas y no tienen la manera de mantenerlas ni fundamentarlas». 

Iglesias espera que la documentación solicitada le sea entregada a mediados de junio y en julio comenzará las demandas que crea pertinente.

Sobre fines del año pasado, el Ministerio de Salud Pública denunció penalmente a toda la junta directiva presidida por Alberto Iglesias por “múltiples y presuntas irregularidades que habrían cometido las anteriores autoridades de Casa de Galicia y otros particulares, en detrimento del patrimonio de la institución”.

Mientras que los socios fueron distribuidos en otras mutualistas y también se hizo con un grupo de funcionarios y médicos, la licitación de la propiedad de la Avenida Millán, fracasó en un primer intento. Se pedían 20 millones de dólares,pero no obtuvo ofertas. Ahora el síndico, la Liga de Defensa Comercial (LIDECO), rebajó el precio de la base a 12,8 millones de dólares y saldrá a remate el 8 de junio.

2 Comentarios

  1. Ahí metieron la mano que daba gusto. Ahora de que «me tendrán que matar»…que no le dé ideas a la gente… Y que a los trabajadores se les dijo que se resignen a que uno de los meses adeudados no lo cobarán, no lo dicen. Qué pueden decir los obsecuentes que defienden al gobierno’ Les parece bien que los trabajadores se queden sin cobrar?

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales