Médicos de todo el país se desmarcan de actual conducción del Colegio Médico y proponen redefinir su rol con fuerte plataforma

FEMI, SAQ y Gremialismo Auténtico apoyan la propuesta de la Lista 3 que propone redefinir el rol del Colegio Médico en el marco de la nueva normalidad en la que se encuentra inmerso el mundo ante la pandemia del COVID 19.

Salud

Entendiendo al Colegio Médico como el garante ante la sociedad de que la profesión médica se practique dentro de límites bien definidos de ética, con una fuerte apuesta a revalorizar la labor del médico insistiendo en que es necesario acciones urgentes que apunten a mejorar la relación médico-paciente y reivindicando la necesidad de un inminente cambio y una nueva Ley de Colegiación, FEMI, SAQ y la agrupación Gremialismo Auténtico se aliaron de cara a las elecciones del Colegio Médico del Uruguay del próximo 27 de agosto.

La Lista 3 propone a la Dr. Oscar Cluzet en el primer lugar al Consejo Nacional, acompañado por un grupo de destacados profesionales cada uno en su disciplina. Cluzet es Médico Cirujano, Médico Intensivista, Médico Emergentólogo, magister en Bioética y Miembro Titular de la Academia Nacional de Medicina. Cuenta con alta trayectoria reconocida por las distintas sociedades científicas, la sociedad y sus pares.

La mencionada lista conjunta, que se presentará en todas las regiones del país, está conformada por médicos de probada capacidad que han manifestado su compromiso y convencimiento de que el Colegio Médico es una super estructura que involucra a todo el colectivo médico de nuestro país independientemente de gremiales o colores político-partidarios.

La lista 3, encabezada por el Dr. Oscar Cluzet, está integrada por los destacados doctores Gonzalo Barreiro, Gustavo Vitancurt, Inés Vidal, Ana Céspedes, Antonio Barquet, Marcelo Rodríguez, Dardo Centurión y Enrique Pons.

La medicina de hoy se ejerce en un ámbito de estrés laboral permanente, jornadas laborales extenuantes, que enfrenta a los médicos continuamente a situaciones límite en la atención de los pacientes, a lo que se agregan algunas veces, condiciones laborales inadecuadas. Esto desembarca en muchas ocasiones en diversos trastornos psicológicos y emocionales.

En ese sentido desde la plataforma de la Lista 3 se propone repotenciar el programa BIENPRO (Bienestar Profesional) como una estructura que brinde apoyo profesional en casos vinculados a un conjunto de distintas patologías, como lo es la alta incidencia de “burnout’’ entre los médicos. Actualmente, los médicos con trastornos mentales son frecuentemente discriminados y muchas veces perjudicados desde el punto de vista laboral.

Desde la Lista 3 se propone profundizar en este tema, protegiendo y acompañando a sus colegas en el proceso de recuperación y buscando el reintegro al ámbito laboral lo antes que sea posible.

Bajo el lema ¨Por un Colegio para todos los Médicos del Uruguay¨ los profesionales proponen varios ejes temáticos vinculados al que hacer del Colegio Médico:

La propuesta integral incluye un detallado listado de motivos para cambiar el lineamiento de la actual conducción.

1) Es imperioso cambiar

El Colegio Médico del Uruguay ha perdido su esencia, está desdibujado y necesita cambios. Hay actividades a mantener y otras que se deben intensificar, pero es clave desterrar prácticas y actitudes que se apartan de los cometidos éticos del Colegio y que no favorecen al colectivo médico. Carencias, incompatibilidades y equidad de género deben ser parte de una nueva Ley de Colegiación. No existe un mejor Colegio Médico sin cambiar lo que está mal.

2) El paciente en el centro

Nuestro paradigma de referencia para el ejercicio profesional es la Medicina Centrada en la Persona. El paciente deberá erigirse en un protagonista activo en el proceso de toma de decisiones atinentes a su propio estado de salud. Deberemos consolidar la Medicina Paliativa, naturalmente orientada hacia la persona y su familia. Como Colegio debemos comprometernos a alcanzar el mayor nivel de calidad asistencial y colaborar con las autoridades para consolidar un programa integral y de alcance nacional en la materia.

3) Mediación

Es necesario también continuar desarrollando las actividades de capacitación en Mediación, tendientes a resolver los frecuentes conflictos entre colegas y los mucho menos frecuentes del paciente con el médico.

4) Formación y la polémica Recertificación Médica

La Recertificación Médica Voluntaria es una firme decisión ya adoptada. Tan firme como la premisa de que la opción por la no recertificación será respetada.

Es fundamental asegurar la accesibilidad para todo el colectivo profesional a escala nacional, teniendo como premisa la descentralización y justicia distributiva en la provisión de los recursos educativos. La verdadera prueba sobre la suficiencia estará dada por el nivel de provisión en los sectores más vulnerables, como, por ejemplo, un colega radicado en un medio rural. La Comisión de Educación y Recertificación Médica, es un pilar fundamental de este proceso.

5) Ciencia y Medicina Nacional

La sociedad reconoció a la ciencia gracias a su rol fundamental en la pandemia. El CMU y la Ciencia Nacional deben formalizar una relación para que la producción de conocimiento sea una de las actividades esenciales inherentes a la actividad profesional médica. Para esto comenzaremos colaborando en la detección de talentos jóvenes.

6) Bioética: el ADN del Colegio

La actividad en Bioética fue y sigue siendo uno de los motivos sustanciales para el nacimiento de nuestro Colegio Médico. La actividad de su Tribunal de Ética y su Comisión de Bioética deben continuar y fortalecerse. Pero las disposiciones referentes al Tribunal de Alzada deben revisarse por completo. Mientras se avanza en esta revisión se convocará a las debidas instancias de consulta ética. La Comisión de Bioética deberá constituirse en un factor de convocatoria de diversas actividades educativas y de reflexión a escala nacional e internacional.

7) Bienestar profesional

El programa de Bienestar Profesional deberá agudizarse y estar especialmente abocado a atender las innegables consecuencias del trabajo en pandemia, que exigió a los médicos en lo profesional y en lo personal. Se propone la creación de dos comisiones: Comisión para los Colegas jóvenes al Inicio de su vida Profesional y Comisión para Colegas que llegan a la etapa de Retiro. En ambos casos deben encontrar en el CMU un oportuno apoyo.

8) Austeridad y transparencia

Trabajaremos por un Colegio más eficiente y menos costoso. La austeridad en la política de gastos e inversiones será una constante de gestión. Las remuneraciones de las autoridades se vincularán a la labor efectivamente cumplida y serán ajustadas de acuerdo a la escala de remuneraciones médicas.

9) Comunicación y cercanía

La comunicación fluida, sistemática y profesional entre todos los órganos del CMU se ordenará y establecerá con precisión. Creemos que es la mejor forma de reforzar éticamente los vínculos relacionales entre colegas. Queremos un Colegio cercano, donde están los colegas, para que todos los médicos puedan ser recibidos y escuchados en sus planteos. Debemos fidelizar a los colegiados con el CMU y es imposible pretenderlo si los propios médicos no lo perciben actuando en sus lugares de trabajo.

Tal como lo expresara el Dr. Campos cuando inauguró la sede del CMU, “que este ámbito se transforme en la Casa del Médico”. O sea, en un lugar propio, ampliamente accesible para su uso y disposición.

1 Comentario

  1. Estoy de acuerdo con lo planteado,vh con que se lleve a cabo; igualmente creo que dentro de la ética médica debe incorporarse la igualdad de acceso de todo individuo que lo necesite, a la mejor técnica disponible, en todas las especialidades, hecho discutible en muchas técnicas quirúrgicas, oftalmológicas, acceso al ámbito de la salud mental. Ocurren iguales diferencias para el acceso a la odontología, que incide igualmente en la salud del individuo

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales