La Unesco en Uruguay

Medio ambiente, humedales y reciclaje juvenil

Reciclar residuos, reutilizar productos orgánicos, brindar talleres para la construcción con ecoladrillos, fabricar su propio papel, reciclar los aceites de fritador y, principalmente, volver a abrir el centro de reciclaje de la ciudad fueron algunos de los cometidos de un proyecto presentado a la Unesco por parte de un grupo de jóvenes de La Paloma.

Así lo expresó en diálogo con LA REPÚBLICA la coordinadora del programa El Hombre y la Biosfera de la Unesco, Serena Heckler, quien destacó que el programa fue presentado por jóvenes pobladores de la zona para rehabilitar un centro de reciclaje que se encontraba en desuso. 

“Los jóvenes realizaron una serie de talleres y charlas para concientizar sobre esta problemática. Visibilizar y concientizar a las personas sobre un uso más responsable de los recursos y concientizar para mejorar nuestro vínculo con la naturaleza es una de las misiones de la Unesco, por lo tanto nos sumamos a la iniciativa”, sostuvo Heckler. 

Este vínculo entre los jóvenes y una organización internacional como la Unesco no es casualidad, según explicó Heckler. En La Paloma se ubica el Centro de Biosfera del Este, uno de los tantos focos que la organización tiene dentro del territorio uruguayo. 

“Este centro cumple con la coproducción de conocimiento en torno a la conservación de la biosfera y la mejora del lazo entre el hombre y la naturaleza. La Paloma está sobre una zona costera y tiene humedales que requieren de preservación. Nos congratuló la iniciativa porque no tuvimos que proponer de cero y porque se condice con nuestro programa Hash Track”, detalló. 

El programa Trash Hack de la Unesco consiste en cumplir el objetivo de llevar a diversos países programas vinculados a “la economía verde y el reciclaje”, y apunta a una población de entre 18 a 25 años. 

Heckler vive hace dos años en Uruguay y La Paloma es uno de los puntos en donde más ha trabajado. Coordina programas como la Biosfera y el Hombre en 22 países y trata de llevar a cabo los lineamientos de la Unesco a un nivel intergubernamental, mientras está radicada en el país. 

“Las prioridades de la Unesco en 22 países de América Latina, incluyen la biodiversidad, el cambio climático, la gestión de riesgo, la economía verde, rescatar patrimonio indigena y la importancia de mejorar su inclusión”, enumeró la científica. 

Heckler siempre se abocó a esta clase de tareas, ya que desde su infancia entendió el vínculo que existe entre la botánica y los pueblos aborígenes por vivir en las montañas de Estados Unidos, donde convivió con poblaciones indígenas. 

“Le damos mucha importancia al diálogo intercultural. Profesionalmente me dediqué a la biología y a la botánica. Antes de arribar al suelo uruguayo, trabajé en la Amazonas de Venezuela y en la de Ecuador”, relató.

Un nuevo lineamiento de la organización es problematizar sobre la seguridad de los defensores del ambiente en los sitios, como el centro del Bañados del Este, dispuestos en diferentes puntos del globo. 

“A nivel local, en Uruguay hemos visto desafíos a la hora de desarrollar acuerdos sostenibles con la gobernanza. Creo que La Paloma puede ser un gran ejemplo de ello. Por fin los jóvenes comenzaron a comprometerse con el futuro y visibilizar un mejor vínculo con el exosistema”, destacó.           

Por el momento, y debido al poco tiempo que Heckler se encuentra en suelo uruguayo, el vínculo con los charrúas aún no ha sido trabajado. “Pese a que es un gran interés de mi parte cuando incluso la lengua chaná es considerada una lengua muerta”, indicó. 

Pero entre la coordinación del programa en unos 25 países, la coordinación entre los sitios de patrimonio histórico y los centros de coproducción de conocimiento, la científica no ha encontrado los tiempos suficientes para profundizar en el tema. 

Más datos:
“Escuchar a expertos de las localidades es enriquecedor. La Paloma está llena de organizaciones abocadas a la conservación de la biodiversidad. Las sequías y las inundaciones, causadas por el cambio climático, son un elemento a tener en cuenta para la conservación de los humedales de la localidad”, enfatizó Serena Heckler.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos