Mega proyecto para extender Colonia del Sacramento

Entrevista de Radio La R a Martin Avelino.

Martín Avelino, director de Planificación y Ordenamiento Territorial de la Intendencia de Colonia, estuvo en entrevista con Jorge Bresler, en el programa Comuna Noticias informando a la población sobre un ambicioso proyecto que pretende extender el territorio de Colonia del Sacramento.

Esta gran obra se llevará a cabo con capitales nacionales y extranjeros.

La junta departamental de Colonia subcategorizó un suelo suburbano existente para un proyecto de extensión de Colonia del Sacramento. Una inversión de casi 2 mil millones de dólares. ¿Qué puede adelantar de esto?

Lo que se hizo fue subcategorizar un suelo suburbano existente para darle la viabilidad territorial al proyecto presentado. Un proyecto, sí, de una magnitud de más de 2 mil millones de dólares que naturalmente nos lleva a nosotros a tener los recaudos necesarios a efectos de aprobar o avanzar en eso. Lo que se hizo ahora, inicialmente, fue dar la categoría de suelo de actividades turísticas que le permite a los desarrolladores tener el amanzanamiento de 5 mil metros cuadrados que ellos pretendían, por manzana.

Y a partir de ahí, sí, se inicia la segunda etapa, la más jugosa y fuerte, digamos, que es la elaboración de un contrato plan. ¿Qué es el contrato plan? Es algo que está previsto ya en la ordenanza departamental. En donde la Intendencia y los desarrolladores acuerdan o conciertan todo lo que responde a los beneficios, obligaciones y contraprestaciones tanto de la Intendencia como de los desarrolladores ¿No?

¿Cuándo podría comenzar a trabajar en el suelo para llegar a concretar este sueño, este mega proyecto?

La intención de los desarrolladores es comenzar a la brevedad, por lo cual a nosotros nos surgió la necesidad de aprobar las subcategorización para darle la viabilidad territorial. Y a partir de ahí comienza lo que es la concertación, como le decía.

Ellos están dispuestos ya a avanzar, a ejecutar el proyecto. Entonces nosotros, como intendencia y en coordinación con el Intendente el Dr. Carlos Moreira, lo que tratamos fue, por un lado, dar viabilidad territorial, pero, por el otro lado, no entregar un cheque en blanco y canjear o cambiar la categoría de suelo de la tierra y a partir de ahí quedar expuestos o supeditados a la voluntad del desarrollador.

Imagínese que nosotros accediéramos al cambio de categoría de suelo a urbano, transformamos todo en urbano con el plan de ordenamiento territorial y después el desarrollador no hace el proyecto. Regalamos la tierra o regalamos la categoría para algo que no surgió. En cambio, con esta solución intermedia, por un lado, la intendencia queda resguardada, sus intereses y se puede, no se categoriza en vano la tierra.

Y el desarrollador tiene la viabilidad, por ende, puede empezar a fraccionar o a ya presentar los planos de fraccionamiento. Y naturalmente discutir lo que es el contrato plan para avanzar, sí, en la ejecución del proyecto. Es decir, si ellos quieren empezar a ejecutar el proyecto, bienvenido y nosotros estamos resguardados que en caso de que no lo hagan, bueno, podemos volver atrás con la subcategorización.

¿Cuáles serán los métodos de contralor que requiere esta mega obra?

Justamente se busca esa herramienta jurídica del contrato plan donde nosotros ahí vamos a prever absolutamente todo. Digo, no es un barrio cerrado, como alguna vez se dijo, no es un country. Sino que por el contrario es una continuación de la ciudad que va a tener necesariamente la intervención de la Intendencia.

Y bueno, los espacios públicos, calles, las redes de servicio y demás, todo eso nosotros lo debemos controlar y exigir. Como también la accesibilidad a la playa y demás, la protección de los bosques nativos que existen en la zona, lugares arqueológicos, todo eso ya se está estudiando. Nosotros hace casi un año que estamos en conversaciones con los desarrolladores pero hemos ido marcando las pautas y cuestiones que la Intendencia pretende preservar, ¿No? Creo que más allá de la inversión directa, que se plantea a los largo de 20 años, y que ronda los 2 mil millones de dólares, con la magnitud o el creciente empleo que va a generar, también la Intendencia tiene que ir viendo qué es lo que va a pedir de contraprestación.

Es decir, nosotros por ley tenemos en caso de fraccionamiento el artículo 38 de la ley 18.308 prevé que la Intendencia puede exigir el 10% de la tierra a fraccionar por concepto de cantera de tierra. Fíjese que ahí a pocos kilómetros tenemos un asentamiento irregular que, bueno, una de las cosas que veo y que he hablado con distintos técnicos es tratar de solucionar el problema habitacional de esas personas. Y darles una vida digna tratando de realojar a toda esa gente, que son unas 105 familias. Que, bueno, cumpliríamos haciéndolo así ¿No? Como contraprestación se podría exigir, por ejemplo, el cambio o la relocalización de esas 105 familias.

¿Capitales extranjeros o nacionales?

Creo que hay una mezcla de capitales. Tanto extranjeros como locales. La idea de ellos es captar y radicar la gente acá. A diferencia de otros proyectos, más allá de la magnitud, generalmente los proyectos suelen ser de segunda residencia para argentinos, casa de veraneos y demás. Acá la idea de ellos es apostar a la residencia de las personas, lo que naturalmente, bueno, conlleva a un sinfín de servicios que deben ir adaptándose, mano de obra, empleos que se van a ir generando.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales