México y Polonia no pasaron del empate a 0

El partido entre americanos y europeos presentó un nivel muy parejo con contadas ocasiones de gol para cada uno. "Memo" Ochoa atajó un penal.

México Polonia
Foto: Mundial.

México se estrelló (0-0) contra una rácana Polonia en la primera jornada del Grupo C del Mundial de fútbol de Catar, disputada en el Estadio 974 de Doha, y desaprovechó la sorprendente derrota de Argentina, aunque pudo incluso perder si el delantero del FC Barcelona Robert Lewandowski hubiera anotado un penalti en la segunda parte.

Con el freno de mano echado por esa histórica derrota (1-2) de Argentina contra Arabia Saudí, país que decretó un día festivo por la gesta, México y Polonia enfrentaron estilos sin correr riesgos en un pulso en el que los del Gerardo ‘Tata’ Martino merecieron más por empuje que por ocasiones y juego.

La ‘Tricolor’, con el fútbol de posesión de la escuela del ‘Tata’ Martino que le llevó al banquillo del Barça. Enfrente, una Polonia agazapada, ultradefensiva, con un esquema de 5 en la zaga y en busca de una contra fulminante que culminara la ‘bota de Oro’ de Robert Lewandowski, traicionando a aquella generación liderada por Zbigniew Boniek y Lato que deslumbró con su juego de salón en el Mundial de España’82 del Naranjito.

El mundo al revés. El balón fue de México, que tuvo un par de opciones en un remate de cabeza de Alexis Vega y un disparo de Jorge Sánchez que puso en algún apuro a Szczesny para coger delantera antes del descanso de un duelo condicionado por el traspié previo de la Argentina de Leo Messi.

Ochoa figura

En cambio, Polonia agitó el encuentro con un error. Un penalti de VAR cometido a Lewandowski no fue anotado -el tercero que yerra con su selección- en el minuto 58 por el ariete del Barça, quien siguió sin anotar en un Mundial y provocó que México alimentara su moral y ocasiones animada por la parada del veterano, 37 años en el carné, Francisco Guillermo Ochoa.

El grupo de Czeslaw Michniewicz pareció subir la línea de presión, pero fue un espejismo. Su equipo pareció levantar un muro con los 974 contenedores reciclados usados en la construcción del estadio desmontable que será historia tras la Copa del Mundo, y se atrincheró atrás en defensa del empate.

México lo intentó con el corazón, pero ni las piernas ni el fútbol estuvieron ya de su lado en el tramo final. Tras la derrota de Argentina, Arabia Saudí es el líder del grupo y los del ‘Tata’ jugarán su primera ‘final’ en Qatar 2022 contra Messi y compañía el próximo sábado (20:00 horas) en Lusail.

Por su parte, un ausente Lewandowski, muy alejado del que deslumbró en el Bayern de Múnich, seguirá intentando estrenar su currículo como goleador en un Mundial contra los saudíes unas horas antes (14:00), y mejorar una versión que hoy removió en su sillón a sus compatriotas Boniek y Lato.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna

Un paseo por Omán

Uno de los paseos obligados es a la gran Mezquita del Sultán Qaaboos, un edificio en