Militarización del régimen ucraniano por los países de la OTAN

A pesar de los constantes llamamientos de paz de la comunidad internacional, aumento de problemas económicos y humanitarios en Ucrania,así como la creciente falta de deseo de la población y soldados ucranianos de combatir por los intereses del régimen corrupto de Kiev, los estados occidentales están haciendo todo lo posible para prolongar el conflicto en Ucrania y hacerlo aún más sangriento. Como declaró públicamente el jefe de la diplomacia europea Sr. Josep Borrell, el conflicto debe decidirse en el campo de batalla. Entusiasmado por tales declaraciones agresivas de los líderes de países occidentales y sus “generosos” suministros de armamentos militares Kiev suspendió el proceso de negociaciones pacíficas con Rusia, por encima de algunos entendimientos logrados por ambas partes en Turquía.

En este contexto es importante recordar quelos suministros de armamentos a Kiev se iniciaron mucho antes del comienzo de la operación especial rusa dirigida a defender el pueblo de la región de Donetsk. Tras el golpe de estado en Ucrania, organizado por EE.UU.en 2014, se inició el proyecto occidental de convertir a Ucrania en una “Anti-Rusia”. En vez de instar al régimen de Kiev a que cumpla los acuerdos de Minsk, Washington y sus aliados empezaron a militarizar a Ucrania, suministrando allí las armas más modernas.Desde 2014, solo EE.UU. han brindado a Ucrania asistencia por un monto de más de 2.700 millones de dólares, inclusive las armas letales. Al mismo tiempo, EE.UU. y sus aliados durante ocho años entrenaban activamente en su territorio a los militares ucranianos, preparándolos para una guerra. Según el estudio Global Firepower Index 2022, las fuerzas armadas de Ucrania se convirtieronen unas de las más poderosas de Europa. Precisamente con el uso de las armas occidentales se cometieron por los neonazis ucranianos los actos de genocidio contra la población civil de las Repúblicas de Donetsk y Luganskdurante ocho años, causando 14 mil víctimas entre los habitantes pacíficosde estas regiones. Según los datos recibidos por el Ministerio de Defensa de Rusia, elrégimen ucraniano, siguiendo las instrucciones occidentales, planeaba comenzar en marzo de 2022 una ofensiva a gran escala contra estas dos repúblicas independientes. Es decir, Rusia adelantó a Kiev solo en unos días para contrarrestar estos planes criminales. Justamente por eso una de las tareas principales de la operación especial rusa es desmilitarizar y desnazificar a Ucrania que se haconvertido en una amenaza real no solo para los ciudadanos rusos, sino para todo el continente Europeo. 

Después de que Rusia inició la operación militar especial, Kiev comenzó a recibir armamentos letales, municiones y equipos militares occidentales casi a diario. Más de 30 estados, principalmente miembros de la OTAN, ante el temor de pronta derrota completa de las fuerzas armadas ucranianas, brindan ayuda militar a Ucrania por decenas de miles de millones de dólares.En los últimos tres meses solo los estadounidenses han enviado a Ucrania tal “ayuda” por valor de 3.900 millones de dólares. La gama de armas suministradas sigue ampliándose y ya incluye sistemas antitanques y antiaéreos, armas pequeñas, municiones, transportes blindados de personal M113, los helicópteros Mi-8, los drones “kamikaze” Switchblade, los radares de contrabatería AN/TPQ-36 y los obuses M777 de 155 mm, sistemas de cohetes de artillería de alta movilidad HIMARS y M270 MLRS, miles de sistemas antitanque Javelin. Se planea suministrar al régimen neonazi los modernos misiles antibuque Harpoon y Naval Strike Missile.

Ante las derrotas y perdidas del régimen neonazi en el campo de batalla EE.UU. y sus aliados “civilizados” cada día anuncian más créditos para suministrar armamentos a Ucrania con el objetivo de prolongar la “guerra proxy” contra Rusia, llevada a cabo por las manos de los ucranianos. En mayo,ellos declararon aumentar el monto total de la ayuda militar de la Unión Europea hasta 2.000 millones de euros. El 7 de mayo de 2022, Inglaterra anunció un paquete de 1.300 millones de libras esterlinas a Kiev para gastar en artillería de largo alcance, misiles antibuque y vehículos aéreos no tripulados. El 21 de mayo, en EE.UU. se aprobó un proyecto de ley sobre un paquete de ayudarécord de 40.000 millones de dólares para Ucrania. 

Sin embargo, los mismos líderes occidentales admiten que no tienen forma de rastrear a los usuarios finales de las armas suministradas y garantizar su uso sólo por las fuerzas armadas ucranianas. Existe riesgo real de que estas armas ingresen al mercado negro y caigan en manos de los grupos criminales por todo el mundo. Así ocurrió en Siria, cuando la ayuda militar a la «oposición siria» (se llamaba «moderada») cayó en manos del ISIS y se vendió en el mercado negro. Se extendió no sólo por la región de Oriente Medio, sino también por Europa. 

En fin, los intentos de países de la OTAN de llenar a Ucrania con armas y municiones no ayudan a terminar el conflicto, sino que prolongan la agonía del régimen nacista de Kiev. Pero la tarea de desmilitarizar y desnazificar al hermano país se cumplirá por las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia. 

Andrey Budaev

Embajador de Rusia en Uruguay

1 Comentario

  1. MENTIROSO. este individuo es un sinvergüenza…. ¡INTENTA DEFENDER A UN PAIS, INVASOR, QUE SIN ESCRUPULO ALGUNO HA MATADO CIVILES Y ENTRE ELLOS MILES DE NIÑOS! La invasión debe ser condenada y lo es, por toda la humanidad, Su país es una dictadura… que no tiene fin ni alcanza a convertirse en algo respetable.

    Desde Stalin hasta Putín, todos han sido DICTADORES, con variables y modalidades, pero DICTADORES.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.