Mombrú: «Es el momento para que el país dé un paso decisivo al futuro»

En diálogo con LA REPÚBLICA, el docente explicó qué papel juega en el proyecto presentado a la UdelaR, para crear un centro nacional de investigación en vacunas: cuáles son los objetivos y qué pasos se siguen de ahora en adelante.

Foto: Facultad De Química

Álvaro Mombrú es decano de la Facultad de Química, elegido por la Asamblea del Claustro de esa disciplina para ejercer el decanato por el período 2018-2022. El docente obtuvo 15 votos de su Orden y 10 del Orden de egresados. El Claustro se reunió el jueves 6 de setiembre de 2018, y estuvo presidido por el rector Roberto Markarian. Con maestrías, pregrados y doctorados realizados en Uruguay y el exterior, es uno de los principales referentes de la química y de la UdelaR.

En el proyecto articulado de Rendición de Cuentas 2020 y solicitud de refuerzo presupuestal para 2022 la Universidad plantea al Poder Ejecutivo y al Parlamento analizar la posibilidad de crear dos grandes institutos de investigación.

¿Uno de ellos centrado en la investigación en vacunas?

Sí, a mí me tocó coordinar un grupo de trabajo. De hecho, cuando se presentó la idea a nivel de rectorado, de plantear en la Rendición de Cuentas la creación de un instituto de vacunas, me ofrecí para llevar adelante la idea, para coordinar el grupo, armé un equipo de 15 investigadores de distintas facultades de la UdelaR: Facultad de Ciencias, de Ingeniería, de Medicina, de Química, de Veterinaria. Y a su vez, invitamos también a participar al INIA, Instituto Dr. Clemente Estable y al Instituto Pasteur. Entonces, todo ese equipo formó el documento, llegó a acuerdos y finalmente terminó con el documento que remitimos a doctorado, y del cual se tomó un extracto, que es lo que figura en la propuesta de la Universidad para la Rendición de Cuentas. Antes fue aprobada por el Consejo Directivo Central (CDC) de la Udelar.

¿Podría explicar más de qué se trata el instituto?

Se trata de un centro de investigación en vacunas que cubre todo el panorama desde la investigación básica en los temas relacionados a vacunas, hasta la producción en planta piloto. Cubre aspectos de sanidad humana, vacunas humanas junto con vacunas de uso veterinario. Entonces, la propuesta es que el país tenga una plataforma tecnológica, para llegar desde la investigación hasta la producción en planta piloto, de forma tal de poder dar respuesta a todo lo que necesite el país en cuanto a producción de conocimiento propio en vacunas, tanto humanas como veterinarias, así como tener la capacidad de realizar la evaluación de vacunas que en el país se incorporen, en cualquiera de esos dos ámbitos desde el punto de vista de la calidad de las mismas, y tener un instituto de referencia que invite a la participación de inversores privados para implantar en el país planta de producción masiva. Así está ocurriendo en este momento en la región, en países como Brasil, Argentina, y cómo se está conversando en Chile también. Sería participar dentro de esa red regional que está emergiendo, y de la cual todos nos dimos cuenta desde lo que pasó con la pandemia.

La creación del Instituto, ¿responde básicamente a lo que provocó el virus y sus mutaciones o va más allá de todo lo sucedido a nivel sanitario, económico y social con el Covid-19?

El aprendizaje que tuvimos todos con el tema de la pandemia y de la emergencia sanitaria que vivimos, con la escasez de insumos, que por suerte el país tenía un entramado científico-tecnológico apto como para poder responder a las necesidades del país en momentos donde era muy difícil obtener insumos o tecnologías desde el exterior porque todo el mundo estaba demandando las mismas al mismo tiempo. Como que nos dimos cuenta, como país, creo que todos, de que esto es realmente necesario. Es mirar al futuro de los desafíos que están por venir, pero algunos que ya están, porque a nivel veterinario el documento plantea un montón de posibilidades en las que un instituto de vacunas puede dar respuestas. Creemos que es el momento para que el país dé un paso decisivo al futuro, y cree un instituto de esta naturaleza.

¿Por qué se refiere al instituto como planta piloto?

Porque es una planta de producción masiva, estamos hablando para proveer vacunas a una población conformada por millones, es una inversión que es un salto mucho mayor de lo que nosotros pedimos para este instituto. Y generalmente a nivel internacional son empresas privadas las que lo llevan adelante. Lo que pasa es que como criterio, las empresas privadas de ese porte, que pueden realizar una producción a ese nivel, utilizan que un país tenga un instituto de estas características. Porque es el campo fértil para que ellos puedan precisamente realizar la producción sabiendo que hay un respaldo científico y tecnológico, por ejemplo para la evaluación de las propias vacunas que se produzcan. Entonces, en muy buena medida, un elemento de decisión para que esas plantas de gran porte se puedan instalar acá en el país, depende de que el país haya hecho un compromiso previo a través de tener un centro de estas características, que revela que va en serio realmente en estas temáticas.

Ahora el Presupuesto Nacional está en Cámara de Diputados, y posteriormente pasará a Senadores. ¿La UdelaR está preparada para ir al Parlamento a explicar y defender este y otros proyectos?

Sí. Es el camino que se utiliza usualmente, y es de esperar que en esta oportunidad también ocurra.

Una vez que el proyecto comience a atravesar los respectivos estudios y análisis correspondientes, ¿hay alguna etapa en que se comienzan a marcar plazos y tiempos?

Sí, el documento que nosotros elevamos al rectorado y que se remitió a Rendición de Cuentas marca tiempos. De todas maneras, somos conscientes de que esos tiempos están atados al tema desembolsos, y a los fondos disponibles. Y podría ocurrir que a nivel del estudio de la Rendición de cuentas haya modificaciones respecto de lo que nosotros planteamos por año, con lo cual somos conscientes de que podría haber cambios en ese marco. Lo importante es que el instituto se concrete, y llegue a ser una realidad. Considerando la situación económica, no solamente nacional sino también global, el objetivo final que es tener el instituto funcionando, hace que valga la pena, a pesar de que puedan existir modificaciones en ese cronograma.

Además de la presentación del proyecto que tiene como parte al centro de investigación, ¿qué otros puntos o detalles fueron analizados y definidos que se puedan conocer?

Aún es muy pronto para eso. Justamente lo que hicimos con este documento junto a todas estas personas que tenían incumbencia y que son expertos fue tratar de llegar a los acuerdos sobre los temas principales y prioritarios que van a definir a este instituto. Esa etapa más fina que uno llevaría precisamente a delinear cómo va a ser exactamente el instituto y demás, eso es lo que se llevará adelante en el período 2020–2022 en el caso de que esta propuesta sea aprobada. El equipo está armado, podemos perfectamente incorporar a nuevos integrantes. Incluso tenemos planificado también recibir apoyo desde el exterior, desde centros de la región, y luego en esa etapa, con la aprobación mediante, vamos a estar en condiciones de lograr las definiciones más finas de cómo va a funcionar el centro de investigación.

Cuando comenzaron a darle forma al proyecto, ¿han tenido comunicación con expertos de los centros de investigación de Argentina y Brasil para obtener información o asesoramiento?

Aún previo a saber si va a ser aceptada o no la propuesta, nosotros ya estamos trabajando para empezar a comprometer respaldos de conocimientos, de know-how de cómo llevar adelante un instituto de estas características. Estamos trabajando en eso.

Usted que está trabajando al frente del equipo de trabajo y vinculado tan directamente al proyecto, ¿cuáles son sus expectativas?

Tengo las mejores expectativas. Porque creo que la realidad nos demostró a través de estos dos años (2020-2021) que no es una idea descabellada, que nuestros vecinos están en la misma y que a nivel global existe una expectativa por el desarrollo biotecnológico en estas temáticas. Con lo cual, la población está muy sensibilizada por la importancia que tiene el tema vacunas. Creo que Uruguay está para dar el salto hacia adelante.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales