Mucho ruido y pocas nueces: Lo que nos dejó la Rendición de Cuentas

Ya comienza a cerrarse un ciclo legislativo en el que hemos estado trabajando intensamente en los últimos meses como lo es la rendición de cuentas. La distribución de gastos e inversiones que ha propuesto el gobierno ha sido refrendado por la mayoría oficialista, sin dejar oportunidad a que el arco opositor que representamos pueda introducir las modificaciones solicitadas. ¿Y por qué eran tan urgentes esas modificaciones? 

Porque esta Rendición no le rinde a la gente, porque deja a muchas familias libradas al azar del mercado, una visión que es la que inspira a todo el equipo económico. ¿En serio es volver a los noventa? ¿En serio están buscando eso? Cuando se termine este periodo de gobierno, con viento a favor las familias de los trabajadores uruguayos tendrán los mismos ingresos que tenían en 2019, es decir no habrá existido ningún tipo de recuperación salarial ni aumento en el bienestar. Ese al que tanto nos tenían acostumbrados los gobiernos anteriores. 

Esta rendición no se hace cargo de la falta de empleo, de la escasez de los ingresos, de los precios caros, de la falta de medicamentos en ASSE, de las dificultades en la frontera con precios diferenciales que les hace difícil sostener el comercio y el trabajo entre otros. Tantas veces nos dijeron que venían a hacerse cargo y ¿dónde están las soluciones? No en esta rendición, claramente. 

Ya vimos qué visión tiene este gobierno sobre ciencia y tecnología. Crece la matrícula, crece la demanda de conocimiento, crece la demanda en salud y baja el presupuesto. La universidad hace cada vez más cosas con la misma gente y con un sueldo que es cada vez más bajo ¿Cómo pretenden que siga trabajando si no hay inversión? 

Otro de las incógnitas del presupuesto terminó siendo el poco o casi nulo presupuesto a la educación y la reforma tan anunciada. Se prevén US$ 45 millones para la educación, pero ese monto es absolutamente insuficiente para alcanzarla. 

Y eso no es todo. En Salto esta rendición nos deja un avance nulo en el desarrollo de la Universidad de la República, tal como nos lo expresó el Rector Rodrigo Arim, se frenará la expansión de posgrados y cursos de educación permanente en nuestro Departamento.

Malas noticias también para el sector de la salud, a quienes esta rendición de cuentas ha dejado relegado. En mis recorridas permanentes por el Departamento los vecinos me recuerdan los problemas que comienzan a aparecer en la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) –en especial en lo que refiere a la entrega de medicamentos- aspecto que es central para personas mayores, embarazadas, niños y niñas. Esta rendición de cuentas nos deja en serios problemas para encarar esta realidad. 

Otro de los aspectos centrales sobre los que el gobierno no profundiza en esta rendición de cuentas es el asociado a vivienda, un tema que sigue pendiente en nuestro país. El proyecto da cuenta de una caída del 7% en el 2021 respecto al año anterior en las inversiones en materia de vivienda, lo que supuso una disminución en las escrituraciones de cooperativas, y por ende agrava la situación de las personas que no cuentan con una vivienda digna hoy en día.

A pesar de estos recortes planteados por el gobierno nosotros no bajaremos los brazos y seguiremos trabajando en buscar soluciones a las familias del Departamento en un tema tan importante como lo es la vivienda. Vamos a tocar todas las puertas que sean necesarias y defenderemos los derechos sociales que tienen nuestros estudiantes, los pacientes de la salud y quienes esperan por su derecho a la vivienda. Cuando vemos un gobierno con mucho ruido y pocas nueces, nosotros contestamos con mucho trabajo y compromiso.

Alvaro Lima

Diputado por Salto

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Opinión