/

Nacional y Biguá se verán las caras en finales por primera vez en su historia

Las dos instituciones saben lo que es ganar. El tricolor fue Campeón Federal en 2 ocasiones, mientras que el “Pato” lo fue en 5 oportunidades.

Nacional y Biguá se cruzarán en finales por primera vez en la historia, no solo teniendo en cuenta el formato Liga Uruguaya que comenzó en 2003, sino también la sumatoria del Campeonato Federal, Nacional, y Primera División, toda esa sumatoria engloba 106 años, desde el 1915 hasta el 2021.

Las 2 instituciones saben lo que es ganar finales. El tricolor fue Campeón Federal en 2 ocasiones, 1935 y 1937, mientras que el pato lo fue en 5 oportunidades, 1988, 1989, 1990, y 2007-08, 2008-09 ya disputando el formato de Liga Uruguaya de Básquetbol.

Como también saben lo que es llegar a y quedarse con las manos vacías. Nacional fue 3 veces subcampeón, en 1934, 1936 y 1983. Mientras que Biguá lo fue en 4 ocasiones, 1992, 2000, 2006-07 y 2010-11.

Sin duda, acá no hay sorpresas, ambos son planteles muy serios y valiosos desde su conformación, como también muy parejos. 

En la temporada regular fue victoria para el albo que superó ampliamente al conjunto de Villa Biarritz por 87-65 en el marcador. Pero dejando de lado el partido entre ellos, ambos equipos terminaron con 18 puntos tras lograr un historial de 7-4. Con la diferencia de que el tricolor terminó tercero mientras que el pato finalizó cuarto en la tabla.

En su recorrido en instancias de Play-Off, Biguá viene invicto tras ganarle 2-0 a Malvín y 3-0 a Olimpia, mientras que Nacional fue derrotado en tan solo un encuentro, le ganó 2-0 a Defensor y 3-1 a Urunday Universitario.

El equipo dirigido por Leonardo Zylbersztein ha demostrado una actitud, y una capacidad de sufrimiento digna de equipo grande, ha sabido sobreponerse a toda adversidad que se puso en su camino. Tuvo bajas muy importantes en momentos claves, ya que previo a las semifinales perdió a Charles Mitchell y Esteban Batista debido a que dieron positivo de COVID-19, y por si no era suficiente, luego sufrió la ausencia de Devon Collier por la misma razón. 

A pesar de todo, Nacional, con un equipo golpeado por las bajas, y con pocas alternativas en el banco de suplentes, mantuvo un gran juego colectivo y vivió el mejor momento de algunas de sus individualidades como Dominique Morrison y Carlos Cabezas, quienes se pusieron el equipo al hombro y son grandes responsables de por qué están donde están.

El tricolor no podrá contar con Marcel Souberbielle, debido a su rotura de ligamentos cruzados, como tampoco podrá utilizar a Santiago Moglia, quien sufrió fractura en el tercer hueso metacarpiano de su mano izquierda. Debido a la gravedad y el tiempo de recuperación que necesitan, ninguno de los 2 podrá estar a la orden en las finales.

La buena noticia es que recuperó a Devon Collier, quien recientemente fue dado de alta. En teoría el jugador debería viajar en la jornada de hoy rumbo a Grecia para disputar 3 encuentros amistosos previo al Preolímpico con la Selección de Puerto Rico. Pero pudieron llegar a un acuerdo para que Collier se sume a sus compañeros de selección el 23 de junio, cuando le toque viajar a Croacia para disputar otros 2 partidos amistosos. De esta manera, el jugador podrá estar a disposición del tricolor durante todas las finales frente al pato de Villa Biarritz.

El entrenador tricolor podrá contar con muchas de sus grandes figuras como Mitchell y Batista, fundamentales en el juego bajo el aro, Collier y Pierino Rusch vitales tanto en defensa como en ataque, Cabezas aportando sus tiros desde los 6,75 metros, y Morrison, el jugador más completo en ofensiva que tiene Nacional.

Por el otro lado, está Biguá, equipo que, si bien ha demostrado actitud y gran funcionamiento, todavía no se ha cruzado con un rival que lo saque de su zona de confort y lo obligue a cambiar la estrategia.

Los dirigidos por el argentino Hernán Laginestra vienen invictos en todo aspecto, ya que no ha perdido en serie de play-off, y a difererencia de su rival, no ha sufrido lesiones ni ausencias por jugadores infectados de COVID-19. 

Esto es algo fundamental, ya que Laginestra dirige un equipo totalmente aceitado, y que, gracias a no tener ausencias, goza de que todos sus jugadores mantienen la forma, y sobre todas las cosas el ritmo deportivo, dato no menor a la hora de analizar este tipo de cruces.

Biguá es de los equipos más destacados del básquetbol uruguayo, se podría decir que hasta es de los mejores planteles que ha tenido la institución en los últimos 10 años. 

Santiago Vidal, el cerebro del equipo, genera juego y aporta una gran cantidad de puntos desde la línea de los 6,75 metros, como también un elevado número de asistencias. Victor Rudd, por momentos pasa desapercibido, pero cuando se afina se vuelve brutal en el juego ofensivo, Donald Simms penetrando la defensa rival y logrando la bandeja, Hatila Passos siendo un infierno en el juego en ambos aros, capturando una cantidad bestial de rebotes para su equipo, y no hay que olvidarse de Álex López y Diego Pena García, quienes aportan una gran cantidad de triples en momentos vitales en el encuentro.

Sin duda, no hay sorpresas, estamos ante los equipos más constantes y que mejor juego colectivo tuvieron durante toda la temporada. Ambas instituciones saben lo que es jugar finales, y también ganarlas. Los protagonistas saben que defienden la historia de 2 equipos muy grandes, por lo que será un cruce muy competitivo y un gran espectáculo para todo amante del básquetbol.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos