Nibia Reisch: “La gente quiere que los políticos trabajemos, no que nos peleemos por Twitter”

La diputada colorada por Colonia sostiene que los legisladores "somos compañeros de trabajo y nos debemos respetar como personas".

Nibia Reisch es oriunda de Colonia, y si bien su trabajo como diputada del Partido Colorado se desarrolla en gran parte del tiempo en Montevideo, tiene muy presente de donde viene. Sus inicios fueron como edila del departamento, hasta que con mucho trabajo y en base a ideas y esfuerzo en equipo, llegó al Parlamento en la legislatura 2015 – 2020. Actualmente integra varias comisiones, destacándose la de salud, que la tiene como una de las abanderadas del proyecto de ley de la eutanasia. De ese tema, del gobierno, del partido que integra y del Poder Legislativo, entre otros asuntos, habló con el Diario La R. 

Ya sobre el final del periodo legislativo 2022, desde su lugar de legisladora, ¿cómo fue su trabajo y el de la bancada durante el año y con tantos temas?

Estos meses, sin duda que es un año muy particular porque se ha sentido. Primero arrancamos el año con la ley de Urgente Consideración (LUC) y la defensa de cada uno de los dos opciones, osea que arrancamos el año con ese tema que es fundamental. Después tuvimos el tema de la Rendición de Cuentas, y en la Comisión de Salud de Diputados particularmente, tuvimos un tema de suma importancia y sensibilidad, que es el proyecto de eutanasia que fue aprobado. Nos sumió por lo menos cuatro meses de trabajo intenso en la comisión, en la cual recibimos a 29 delegaciones y a más de 100 personas, dándonos el punto, los puntos de vista a favor o en contra del proyecto. Fue un proyecto que acaparó un trabajo intenso.

¿Qué le dejó después de todo el proceso de discusión y de un referéndum incluído, el tema de la LUC?

En realidad, y luego de transcurrido casi ocho meses, vemos que todos aquellas cosas que muchas veces se decían de que iba a haber desalojos express, no ha ocurrido ninguno, de que iba a haber justicia por mano propia, no ha ocurrido ningún caso, de que iba a haber abuso judicial tampoco ha ocurrido. O sea, con el pasar del tiempo, era lo que nosotros decíamos durante la campaña, que no pasaría nada de lo que anunciaban. 

El momento actual del Partido Colorado, ¿cómo lo analiza y define?

El Partido Colorado, es innegable que estamos en una situación que ya hemos pasado antes. Por ahora nosotros no tenemos candidatos confirmados. Como tampoco lo tienen otros partidos. Hoy por hoy, el único que tiene un candidato a presidente confirmado es Cabildo Abierto, Ni el Frente Amplio tiene los candidatos definidos, ni el Partido Nacional ni el Partido Colorado. Sí creo que es una situación diferente. Yo era diputada cuando Pedro Bordaberry anunció su retiro de la actividad política y en pleno ejercicio del Senado. En ese momento el partido tenía el 5%, y Pedro Bordaberry tenía el 75%. de ese 5% del partido, y a su vez éramos oposición. Hay una situación, yo la veo distinta, la veo que formamos parte de una coalición y de esa parte de la coalición tenemos mucha gente que está ocupando cargos de gobierno y eso también permite ampliar el conocimiento del trabajo. y de la figura de esas personas. Y hay también gente que tiene aptitudes. Después habrá que definir si son candidatos o no, eso lo definirán los sectores y lo definirá el partido. Personalmente, por ejemplo, a mí me gusta mucho la figura de Adrián Peña. Lo conozco de hace mucho tiempo, de que compartimos la Diputación y sé las condiciones que tiene, fue el que armó la estructura política del sector Ciudadanos. Si bien la cara visible era Ernesto Talvi, el que abrió y armó la estructura política a nivel del país. Adrián Peña es la capacidad que tiene. Es una persona que perfectamente puede ser candidato a presidenciable, y van a ir surgiendo figuras como van surgiendo en el Frente Amplio o en el Partido Nacional.

El tema de la cantidad de mujeres en la política, en el Parlamento y Poder Ejecutivo, ¿cómo lo observa en estos últimos años?

Creo que más allá de la cuota, como están promoviendo ahora, está la determinación de cada una de nosotras. Yo accedí primero como edil departamental y luego como diputada, y no por una cuota política. Encabecé una lista en las internas. Empecé con 700 votos a nivel departamental, y en la última elección nacional sacamos 8.600 votos en la elección nacional, encabezando una lista. Todo eso se dió porque comenzé como edil departamental suplente y a partir de ahí empecé a recorrer el departamento, conocer cada barrio, cada institución, reunirme con las comisiones, es decir, un trabajo de campo importante. Yo soy la cara visible de un equipo, y más que reivindicar la cuota creo que hay que tener determinación de salir a la cancha, de trabajar fuerte, de encabezar listas, marcar perfil y marcar votos. Hay personas, compañeras que de repente se quedan mucho en el reclamo de lo que es la cuota, pero me parece que hay que tener un poquito más de determinación y de coraje, y salir de igual a igual a luchar con los hombres.

¿Uruguay se acerca a la posibilidad de tener una mujer presidenta?

Eso ha ido cambiando en el mundo, y hay países que lo están teniendo. Yo creo que sí, que la posibilidad existe. A veces también se habla de la igualdad de género. Entonces, si pensamos en sintonía de igualdad de género no tenemos por qué descartarlo. Me parece que perfectamente se puede dar. 

En estos últimos tiempos hubo temas que provocaron como cierta rispidez y roces entre legisladores del oficialismo y de la oposición. Muchos no dudan en salir a enfrentarse a través de un medio de comunicación o por la red Twitter. ¿Cómo califica esos ida y vuelta que se han generado?

Eso se ha dado y realmente me preocupa. No quiero que en nuestro país suceda lo que ha sucedido en otros países, que se va generando grieta. Me llevo muy bien con los legisladores de todos los partidos, y le digo que eso lo tienen que decir ellos, pero manifiesto cómo ha sido mi actitud. Somos compañeros de trabajo, nos debemos respetar como personas. Podemos tener diferencias ideológicas, pero siempre manifestarlo con altura. No soy habitual del Twitter precisamente porque veo que hay dos grupos. O sea, Twitter son el 9 o 10% de la población hay dos grupos definidos que unos atacan a otros en forma permanente. No es lo que la población espera de nosotros. La población espera de nosotros que trabajemos juntos para solucionar los problemas que tienen ellos, no para cada cinco años ser electos y después agredirnos entre nosotros. Y esa ha sido mi postura. Yo he trabajado con legisladores de todos los partidos, de los partidos que integra el oficialismo, de los partidos que integran la oposición. Por ejemplo, en el departamento de Colonia, los tres diputados (del Partido Nacional, del Frente Amplio y del partido Colorado), tenemos una excelentísima relación. Trabajamos juntos temas en común por el departamento de Colonia. A nosotros hay comisiones que nos solicitan a los tres, y estamos los tres y trabajamos juntos para buscar las soluciones a los problemas que nos plantean. Ya llegará el momento de la campaña electoral, de la propuesta de cada uno de la plataforma programática y de cada uno querer obtener el respaldo de los vecinos del departamento y del país. Pero la gente espera que nosotros los políticos trabajemos, no que nos peleemos por Twitter. Si de repente tengo discrepancias, levanto el teléfono y se lo he planteo al otro legislador pero en forma reservada, no públicamente, Nosotros todos debiéramos de tener el mismo objetivo de sacar el país adelante y y creo que la agresión daña ese espíritu, el buen relacionamiento. Por tanto, realmente a mí, por ejemplo, no me gusta cuando compañeros de trabajo se entran a descalificar. 

¿Conclusiones generales de lo que dejó el proyecto de la Rendición de Cuentas?

Creo que la Rendición de Cuentas ha sido una buena Rendición de Cuentas, creo que teníamos un debe grande con el tema de la transformación educativa. Sinceramente, cuando nosotros analizamos la situación de la educación y analizamos (…), yo por ejemplo pude estuve leyendo el informe de Arica 2018 y ahí cuando uno lee que los jóvenes de tercer año de liceo, el 80% no comprende lo que lee o que los jóvenes de más bajos ingresos son los más desfavorecidos con respecto a los que mejor ingreso económico tienen. Esa desigualdad creo que es lo que nos tiene que poner a trabajar. En esta rendición se logró recursos para la educación, que es sumamente importante. Ahora nos tenemos que poner a trabajar en el tema de la transformación educativa. Hay temas que nosotros tenemos que realizar una política de Estado. La educación es uno, el combate a las drogas es otro y la prevención en el consumo masivo de alcohol, por ejemplo. Y ahí tenemos que tener la madurez como sistema político de trabajar juntos en verdaderas políticas de Estado. 

¿Cómo observan desde el Partido Colorado que la transformación educativa tenga cierta resistencia a nivel docente y de alumnos?

Sinceramente creo que es una parte pequeña del alumnado y de los docentes. Yo he estado hablando con docentes. He estado hablando con docentes que me dicen que es necesaria la transformación educativa y que están de acuerdo. A su vez, pienso también que lo que hay que brindarle a la población es una información más a territorios, y más a lo cotidiano. Explicarle bien qué va a pasar con el hijo, con el nieto, con el sobrino, con el ahijado. En qué le va a cambiar la educación. A veces hay mucho concepto técnico que no cae en lo que es la cotidianeidad, que no se explicita en lo cotidiano. Me parece que está faltando eso. 

Como legisladora de un partido que integra la coalición de gobierno, ¿de qué manera observó lo que sucedió con lo del narcotraficante Sebastián Marcet y con lo de custodio Alejandro Astesiano?

En el caso de que Marset, puedo hablar, porque yo en ese momento estaba integrando el Senado cuando concurrieron las autoridades, y quedó claro que con la flexibilización de la normativa se hizo en el Gobierno del Frente Amplio, se permitió todo esto. Si nos manteníamos con la normativa anterior, esto no era posible, y a raíz de la flexibilización sí. Con él con el caso de Astesiano, sinceramente no tengo toda la información. Lo que sí es claro es que el presidente no se le había informado debidamente de cuál era la realidad. Eso también, el propio presidente analizará la situación. Son casos que nosotros por supuesto que también estamos siguiendo.

Pero en el caso Astesiano, y después de la conferencia de prensa que brindó Lacalle Pou del 26 de setiembre, ¿el hecho que haya salido más información y de manera permanente no dañó ese discurso y al propio presidente?

Creo que no porque el presidente en realidad fue sincero, y no tenía la información. Y a medida que transcurría el tiempo, la información iba surgiendo, pero no había estado ni estaba en manos del presidente. Pienso que hay un acto honesto por parte de él, y así se percibió porque después se conocieron encuestas en las cuales queda claro que el caso Astesiano no impactó en la imagen del presidente. Entonces eso da la pauta de que la población creyó en lo que el presidente decía y con honestidad. Las encuestas hablan a las claras que no hay un golpe en la figura ni en el concepto que tiene la población sobre Lacalle Pou.

Con el Partido Colorado y dentro del gobierno de coalición, ¿Qué expectativas tiene para 2023?.

Próximamente vamos a tener una reunión de bancada, de coordinación con los legisladores para ir planificando el 2023 y los temas que cada uno está trabajando. Son varios los asuntos que venimos manejando desde hace tiempo, y el hecho de que sea el año previo a las elecciones nos hace tener que pensar en una estrategia para definir cuáles de los temas que tenemos en carpeta vamos a presentar. Por lo tanto, antes de final de año vamos a definir los temas y los principales lineamientos que vamos a trabajar desde nuestra banca, y sin duda que lo vamos a dar a conocer. 

Después de tantas reuniones, debates e intercambio con el proyecto de ley de la eutanasia, ¿qué le quedó después de la última votación en Diputados y de cara a futuro?

Nosotros desde el 11 de marzo del 2020, teníamos un proyecto presentado por el diputado Ope Pasquet, En diciembre del 2021, la bancada del Frente Amplio presentó un proyecto también sobre eutanasia, y desde mayo de este año empezamos a recibir delegaciones, y nos pusimos de acuerdo y elaboramos un nuevo proyecto que fue firmado por legisladores del Partido Colorado, del Frente Amplio y de Partido Independiente. Ese proyecto en la Comisión y el último proyecto elaborado a raíz de los dos iniciales estaba dividido. Por un lado, la bancada del Frente Amplio, por el otro lado el Partido Nacional y Cabildo Abierto, que estaba en contra, y mi voto sin duda fue decisivo para que se aprobara este proyecto de eutanasia, y que voté en comisión conjuntamente con las diputadas Cristina Lustemberg y Lucia Echeverry del Frente Amplio. Este es un proyecto que da garantías. Da garantías a la persona que quiere tomar la decisión, da garantías a los profesionales, porque también los profesionales de la salud pueden establecer una objeción de conciencia y también le da garantías a las instituciones, a los prestadores de salud, porque si hay alguna que esté en en sus estatutos tenga algún tema religioso o filosófico, puede disponer, que ellos no realizan ese procedimiento, pero si hacen un acuerdo con otro prestador. Por tanto, acá lo que se lo que se hace es ejercer la libertad de la propia persona que está padeciendo este sufrimiento insoportable. Y no podemos dejar de decir que se sabe que hoy por hoy también muchas veces los profesionales toman la decisión, en consultar a los familiares. La decisión, hoy por hoy la toma terceros. Y no está habilitada la posibilidad de que el propio sufriente tome esa decisión. Por tanto, hicimos un trabajo en conjunto con la bancada del Frente Amplio porque entiendo que hay que votar los mejores proyectos y no tanto mirar los colores políticos de quien lo está promoviendo.

¿Tiene opinión acerca de la posibilidad de que el presidente Lacalle Pou vete el proyecto?

Sinceramente creo que esto no va a ocurrir. El presidente Luis Lacalle Pou se ha caracterizado por ser un defensor de la libertad, y este precisamente es un proyecto que promueve la libertad. La libertad que tiene la persona de decidir. Así como se decide cómo vivimos, la persona decide cómo morir. Entonces no creo que el presidente Lacalle Pou lo vete. Esto es una cosa que el diputado Rodrigo Goñi (Partido Nacional) ha estado promoviendo, pero bueno, han sido muchas las chicanas que el diputado ha estado realizando en el transcurso de todos estos meses con este tema. Y a pesar de esto hoy por hoy creo que el proyecto también tendrá los votos en el Senado. Lógicamente primero van a abordar cuidados paliativos, que hace un año lo tienen en carpeta. 

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales