ALDEA

¡Nunca metas tu teléfono en arroz! te contamos qué debes hacer si se moja

La próxima vez que se te moje el celular o se te caiga al agua… olvídate de utilizar este truco nefasto. Hoy te mostramos qué cosas que puedes hacer si se moja tu teléfono.

Seguro que alguna vez se te ha caído el teléfono en algún sitio lleno de agua y se ha mojado. Y seguro también que algún amigo, primo o cuñado te ha recomendado ponerlo en arroz. Es el método más famoso para secar el teléfono celular si se te ha mojado. Sin embargo, no es muy útil y puede terminar siendo peor el remedio que la enfermedad.

La próxima vez que se te moje el celular o se te caiga al agua… olvídate de utilizar este truco nefasto. Hoy te mostramos qué cosas que puedes hacer si se moja tu teléfono.

Nunca pongas tu teléfono mojado en arroz

Al contrario de lo que la gente piensa, este no es un buen truco para secar tu teléfono. En primer lugar, porque el arroz no puede absorber el agua tan rápido como debería para que pudiéramos considerarlo un método útil.

Por otra parte, el polvo y el almidón del arroz pueden corroer y dañar el celular por dentro.

Y por último, lo que daña al teléfono es la corrosión que se inicia en el momento que se moja.

Apaga el teléfono rápidamente

Lo primero que debes hacer si tu teléfono se cae al agua o se moja es apagarlo. De esta forma evitarás que se produzcan cortocircuitos. Al estar apagado, aunque se moje por dentro, hay menos posibilidad de que se dañe.

Después y lo mejor que puedes hacer, si es que está a tu alcance…

Si eres lo suficientemente rápido como para desarmar el teléfono sin romperlo, la mejor opción sería la siguiente:

Desarma tu teléfono, quita la batería y la carcasa, y deja aparte la placa base o la circuitería.

Sumerge la placa en alcohol isopropílico, y sécalo después muy bien, aunque gran parte se evaporará.

Asegúrate de repasar todos los conectores con un bastoncillo o gamuza que no deje residuos.

Arma todo de nuevo.

Si no sigue estos pasos: seca el teléfono con una servilleta de papel o una toalla

Después de apagarlo, seca el teléfono, pero ten mucho cuidado para evitar empujar el agua hacía los laterales porque podrías acabar desplazándola hacía el interior.

Para secarlo es mejor usar una toalla normal que no deje pelusas.

Quita las piezas extraíbles

Otra cosa que puede ayudar a que tu teléfono mojado no se estropee es quitar todas las partes que sean extraíbles: la tarjeta SIM, la batería o la tarjeta de memoria, por ejemplo.

No intentes secar la conexión de carga

Si se te pasa por la cabeza secar la zona donde se conecta el cargador con un papel, toalla o bastoncito… ¡no lo hagas! Podrías empujar el agua hacia dentro. Si lo haces, hazlo con muchísimo cuidado.

Pon el teléfono en una toalla para que se seque

Si has seguido paso a paso todo lo que te hemos dicho, ahora coloca el móvil encima de una toalla y déjalo secar al aire. NO lo enciendas hasta que se seque. De hecho, se recomienda esperar entre 24 y 36 horas… o más.

Cuando tu teléfono vuelva a funcionar…

Permanece atento a posibles fallos técnicos o de rendimiento. Quizás al principio funcione correctamente pero también podría ser que algún componente interno que se haya mojado y no se haya secado a tiempo empiece a corroerse y de problemas dentro de un tiempo.

Si tu teléfono se ha mojado con agua salada…

El agua del mar daña un teléfono mucho más rápidamente. En este caso, y siempre y cuando no puedas usar el método del alcohol del principio, hay un último truco: mete el teléfono en una bolsa hermética de plástico con un poquito de agua destilada y tras unos segundos agitándolo, repite los pasos de arriba.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Aldea