Operativo antinarcóticos en Marindia tuvo como resultado la condena de dos personas

Dos personas marcharon a prisión luego de que las detuvieran tras un operativo antidrogas llevado a cabo en la localidad de Marindia.

Marindia
Foto: Ministerio del Interior

Las investigaciones iniciaron luego de que se radicaran denuncias anónimas ante al Servicio de Emergencias 9-1-1 por la operación de dos bocas de drogas en la zona norte de Marindia, Canelones.

La Brigada Nacional Antidrogas y la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas (DGRTID) pusieron en marcha tareas de vigilancia en la zona, que le permitieron corroborar el gran flujo de personas que se registraba en las viviendas indagadas. Incluso, las autoridades pudieron identificar a algunas de estas personas que intercambiaban el dinero por droga en la vereda.

Con la información ya recabada los agentes consiguieron una orden de allanamiento contra varias viviendas del balneario. Las intervenciones resultaron con la detención de dos hombres y una mujer y la incautación de drogas, armas y municiones.

La incautación y la condena

Se incautaron dos piedras y 130 envoltorios de sustancia amarillenta, presunta pasta base, para un total de 177 gramos. Además, incautaron 27 envoltorios (67 gramos) de sustancia vegetal, presunta marihuana y 67 (9.16 gramos) envoltorios de sustancia blanca, presunta cocaína.

Asimismo, quedaron decomisados 44.952 pesos, tres revólveres calibres 22 y una pistola del mismo calibre. A su vez, se incautaron 92 municiones de diversos calibres, seis cartuchos calibre 12 mm, una balanza de precisión, nueve celulares y diversos objetos.

Finalmente, la Fiscalía formalizó ante la Justicia a M.A.G.F., de 18 años de edad y a Brandon Javier Burmia Galván, de 28. En el caso del primero se dictó una sentencia como autor penalmente responsable de un delito continuado de negociación en reiteración real con uno de tráfico interno de armas en la modalidad de depósito. Por este crimen deberá purgar una pena de tres años y cuatro meses de prisión.

En el caso de Burmia Galván, poseedor de dos antecedentes penales, la pena corresponde a seis meses de prisión. Esta sentencia tiene lugar luego de que lo hallaran culpable de un delito de tráfico interno de municiones en la modalidad de depósito. La mujer, por su parte, recuperó la libertad.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Policial