Orgullo y deber cumplido para Peñarol; tristeza y disculpas del lado de Nacional

Las dos caras de la moneda de las repercusiones del Clásico internacional.

Nacional le ganó a Peñarol 1-0 en el Campeón del Siglo e igualó a dos el global del encuentro por los octavos de final de la Copa Sudamericana, sin embargo, la cantidad de goles marcados como visitantes le dieron la clasificación a la siguiente fase de la competición, donde se cruzarán con Sporting Cristal de Perú. El gol de Guzmán Corjuo al 90+11′ le dio la primera victoria a Nacional en este escenario deportivo, pero dejó sabor a poco a un equipo que llegó a Sudamericana tras resultar tercero en su grupo de la Copa Libertadores. Esto fue uno de los puntos que tocó el entrenador «tricolor», Alejandro Cappuccio. «Nunca se había ganado en este recinto y nuestros jugadores lo lograron. Es lo que hay que valorar de ellos: el orgullo que tengo yo como entrenador y que debe tener la institución por ellos», destacó Cappuccio. Sobre las críticas por los planteamientos y cambios que hizo el entrenador en esta llave, este respondió que «los mismos cambios que hice en el primer clásico del apertura, que fueron ofensivos y buenos, y se ganó, al otro partido se mantuvieron y se consideraron conservadores y malos porque se perdió. Generalmente se opina a partir del resultado. Por eso cuando uno pierde, siempre se pierde en el resultado y en la opinión», manifestó.

Costó mucho

El técnico se excusó ante los parciales del «bolso» por la caída ante el clásico rival. En este sentido dijo: «A los hinchas, pedirles las disculpas del caso, hicimos todo lo posible. En cuanto a mí, la tristeza por no haberlo logrado», expresó. Cappuccio, quien asumió como técnico de Nacional para esta temporada, reconoció que su equipo no encontró la manera de penetrar las filas de la defensa rival. «Hay muchas cosas de los planes de juego de los entrenadores que no salen. Intentamos crear superioridad numérica con un 3-2 atrás para salir más cómodos y eso salió muy bien. Pero a veces esas ventajas no se traducían en oportunidades para pases de gol», explicó. «Nos costó mucho, sobre todo en el primer tiempo. En el segundo mejoramos un poco en esos aspectos, pero el rival, consciente del resultado, se cerró bien y nos costó mucho entrarle», completó.

Superioridad y mérito

El entrenador de Peñarol, Mauricio Larriera, destacó el trabajo de su equipo para lograr la clasificación en la llave, en la que estima que fue más que el rival en los 180 minutos, pese a que quedó igualado el marcador.

«Fuimos más que nuestro rival. Tuvimos más remates, más tiros de esquina. Controlamos los circuitos del adversario, a Bergessio, que siempre es un jugador a considerar. Creo que prevalecimos en el juego sobre el rival, manejamos los tiempos del partido, a pesar de que había muchísimas cosas para controlar», aseguró. En cuanto al rival, destacó el nivel del plantel y el trabajo de su igual «albo», en este sentido dijo que «el colega puso jugadores que tienen buen control de pelota. Pero la clave es que teníamos que ser como nosotros, como lo fuimos en el partido de ida. Tenía el convencimiento del esquema que iba a utilizar y que Cappuccio iba a cambiar muchos jugadores. Intentamos poner más en la mitad de la cancha, donde Nacional trató de ser más ofensivo».

Desagrado por el marcador

«Fuimos con el mismo plan de juego. Por ejemplo controlar las pelotas paradas y tratar de controlar más el juego. A pesar de que Nacional tuvo más la posesión de pelota, no fue tan profundo como lo hicimos nosotros», agregó. Sin embargo, se mostró molesto por el marcador del partido. «Estoy disconforme con el resultado porque no quería perder, pero no lo pudimos controlar», reconoció. «Era una obligación clasificar e hicimos los méritos. En la sumatoria de los partidos Peñarol fue superior y esto significa mucho porque es ratificar el trabajo que hacemos, el buen ambiente que se trabaja. Esto no es poca cosa en el fútbol de hoy», sentenció el entrenador.

2 Comentarios

  1. ORGULLO, dejate de jo…. Orgullo fue y será una acción de un jugador de Nacional que al saber no jugaría más se quitó la vida…en el campo de juego. Si te sentís orgulloso de perder de locatario y por primera vez…mmmmmmm . Siendo Manya me da tristeza que se diga estas cosas. Orgullo de ser de Peñarol SI, pero no se puede estar orgulloso de PERDER.. aunque sirva para clasificar.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna