Padrastro de joven sanducera desaparecida admitió que la asesinó

El padrastro comenzó a levantar sospechas luego de que los vecinos reportaran un olor fétido desde su casa; resultó ser el cuerpo de la joven.

Padrastro Paysandú
Foto: Cortesía de El Telégrafo

Sobre el final de la tarde de este martes agentes de la Policía de Paysandú hallaron el cuerpo de Shakira Morales, joven sanducera de 20 años desaparecida desde hacía algunos días, luego de que el padrastro y homicida de esta confesara el asesinato.

Morales estaba desaparecida desde el pasado 20 de mayo. El cadáver estaba semienterrado y cubierto por un nylon en el predio de la vivienda del homicida, un hombre de 36 años paciente de cáncer terminal. De acuerdo con el periodista local, Pablo Blanc, en el sitio se hizo presente el comando de la Policía y la fiscal Cecilia Irigoyen.

El padrastro comenzó a levantar sospecha luego de que los vecinos reportaran sentir olor a putrefacción. Esto llamó la atención dado a que el sujeto vivía solo y no tenía animales.

La policía interrogó al sujeto y este finalmente confesó que mató a la joven y la enterró en el sitio. El cuerpo permaneció en ese lugar desde la fecha de muerte de la joven.

Según el citado periodista, la madre, la fallecida y un hermano de esta vivieron en su momento en esa residencia, ubicada en el barrio Curipí. Sin embargo, se fueron del sitio ya que el padrastro golpeaba a la madre de los jóvenes. La fallecida era la que mejor relación tenía con él, pero no vivía allí, porque se especula que fue hasta el sitio para pedirle algo.

Otra versión de los hechos indicada por el propio Blanc a Subrayado apunta a que el homicida y la víctima sostuvieron una relación sentimental. Esta sería la razón por la que la madre y los hijos se fueron del sitio y se cree que Morales fue hasta la vivienda de su ex padrastro para conversar.

Por ahora el móvil del homicidio, así como la mayoría de los detalles de los hechos son desconocidos.

Incendiaron la casa del asesino

Un grupo de vecinos de la zona prendieron fuego la vivienda del homicida en la noche de este martes, luego de que el hombre resultara detenido tras confesar el asesinato.

Las llamas consumieron la vivienda del criminal, ubicada al norte de la ciudad. La morada estaba construida con materiales precarios (madera y nylon) y al momento de incendio no había nadie dentro de la misma. El personal de Bomberos de Paysandú apagó el fuego para evitar la extensión de las llamas.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales