Paola Fraga fue condenada a 45 años de prisión por la justicia de Rivera

Fue la autora intelectual del “crimen de los docentes”, ocurrido en el año 2013.

Paola Fraga fue condenada a 45 años de cárcel por ser la autora intelectual del triple homicidio de la familia Gau Aguirre en Rivera y autora material de asesinar a su pequeño sobrino. Ocurrido en agosto de 2013 en la ciudad de Rivera, el caso conmovió al país por la premeditación y sangre fría de Fraga. La mujer sentía un profundo rencor por su cuñado y concuñada, ya que ellos y su hijo residían en una propiedad que su compañero y el hermano de este habían heredado, presuntos únicos herederos de esa casa y de un campo del cual recibían una renta. Fraga presionaba continuamente a su pareja para que obligara a su hermano a vender las propiedades.

Fraga era docente de biología y hacía público su desprecio que sentía por el hermano de su compañero y por la esposa de aquel, a quien llamaba despectivamente «esa negra», según informa el portal Riveramiciudad. La ira por la situación y su interés por hacerse de una casa de alto valor económico, en pleno centro de la ciudad, la llevó a planear la muerte del matrimonio y al hijo de la pareja, que tenía 2 años.

En el auto de procesamiento redactado entonces, se detalla cómo la ideóloga de los asesinatos planeó el crimen y revela el grado de obsesión al que llegó, a tal punto de insultar a su sobrino político antes de matarlo y de hablarse a sí misma en el momento de cometer los crímenes, según Montevideo Portal. El documento señala que la mujer -docente, al igual que sus víctimas- «sufre de cleptomanía» y «le sustrajo las llaves (de la casa) a su concuñada e hizo una copia del juego, devolviéndoselas a los días».

El 7 de agosto de 2013, Paola Fraga tocó el timbre de la casa, que atendió su cuñado, Fernando Gau. Dos cómplices de Fraga, de 17 y 19 años «se escondieron en un lugar donde ella no los veía». El hombre fue asesinado luego por los sicarios a puñaladas en el cuello, y los tres criminales se quedaron en la casa aguardando a que llegara la esposa del occiso, Zuly Aguirre. Cuando la mujer entró «vio a los dos hombres, a su marido yaciendo en el piso de la habitación y pretendió escapar». «Sin embargo, éstos la tomaron de los cabellos, la tiraron al piso y la inmovilizaron», apuñalándola. Fraga la torturó.

En el auto de procesamiento del juez Seijas en ese entonces, se señaló que «el niño fue muerto por asfixia por la propia tía política, quien les había manifestado a sus compañeros que ella misma pondría fin a la vida del infante para que no fuera como el padre, no quedaran herederos y así creer que podía hacerse de la casa familiar. Lo colocó sobre la cama matrimonial, le apretó la boca con las manos, luego le puso una almohada en el rostro para sentarse sobre él hasta que el niño dejó de respirar». Mientras ella cometía los asesinatos, se repetía a sí misma «ahora vas a tener todo para vos».

En febrero de este año la Fiscalía Letrada de 2° Turno de Rivera bajo la égida de la Dra. Alejandra Domínguez, presento la acusación fiscal contra los autores del triple homicidio de la familia Gau – Aguirre en Rivera. Luego de 5 meses de presentada la acusación por parte de la Fiscal, la Dra. Alejandra Domínguez, la Justicia uruguaya dio a lugar a la solicitud condenando a 45 años de cárcel a Paola Fraga, autora intelectual del triple homicidio de la familia Gau Aguirre en Rivera y autora material de asesinar a su pequeño sobrino. Mientras tanto también fue condenado a 25 años de cárcel al hombre de iniciales F.G.P., que en la actualidad tiene 26 años de edad.

6 Comentarios

  1. Se quedaron cortos. Se que le dieron lo máximo que debe ser en nuestro código penal pero la atrocidad que cometió la tipa esta, es para más pena. A uno le cuesta concebir como alguien puede hacer algo así.

  2. En Uruguay no existe la cadena perpetua y por lo que dice la nota se le dio el máximo permitido en el país, 30 años de cárcel y 15 de seguridad.
    Los 15 años de seguridad pueden cumplirse con salidas transitorias teniendo en cuenta el buen comportamiento de la persona, pero se puede solicitar no dar excarcelación.
    Aclaro que no soy abogada, pero tengo entendido que esto es así.
    Más allá de todo esta mujer es una enferma mental, porque ninguna persona en su sano juicio puede hacer lo que hizo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sociedad