Para el FA, puede y debe bajar el precio de los combustibles

Tras una reunión que mantuvo el presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira, con el director de Ancap Vicente Iglesias, la conducción de la fuerza política reclamó la rebaja de las tarifas del combustible en una declaración.

Textualmente, la declaración dice: “Luego de recibir el informe por parte del director de Ancap, Vicente Iglesias, sobre la situación de la empresa pública, el precio de los combustibles y el crudo, la Presidencia del Frente Amplio declara”:

“1. Se puede y debe bajar el precio de los combustibles en base a dos factores:

a) 128 millones de dólares de ganancias de Ancap en el primer semestre de 2022

b) el actual precio del crudo que se encuentra con valores de principios de año”.

“2. Una vez más queda demostrado que tener una refinería propia y en manos de Ancap, genera valor porque con cifras de venta por debajo del Precio de Paridad de Importación (PPI), la empresa obtuvo los 128 millones de dólares mencionados”.

“3. Fracasó el mecanismo que supuestamente permitía más transparencia. Si en los meses anteriores Ancap tenía los precios por debajo del PPI y aún así daba rentabilidad, se concluye que utilizar este cálculo es errado. Se debe calcular el precio de producción propio de la empresa”.

“4. Reiteramos la propuesta realizada a Presidencia de la República en el plan de Medidas para mitigar la crisis económica y social que permita dar estabilidad y previsibilidad al precio de los combustibles:

a) Crear un Fondo de Estabilización del Precio del Crudo para amortiguar el impacto de la suba.

b) Profundizar la política de protección de riesgos de los precios, mediante contratación de una cobertura de precio de petróleo”.

En declaraciones a M24, el director del FA en Ancap, Vicente Iglesias, dijo que los combustibles deberían bajar «más de 6 o 7 pesos». En ese sentido, afirmó que con “128 millones de dólares” de ganancias en enero-junio y “valores de diciembre, enero” para el petróleo, cabría esperar que “eso se tradujera en una baja de los precios a la población” cuando el gobierno establezca los próximos valores de los combustibles. Iglesias destacó que la empresa nacional de producción de derivados de petróleo obtuvo ganancias por “128 millones de dólares en este primer semestre, y 130 millones de dólares de renuncia de ganancia porque se están fijando precios de combustibles por debajo de lo que recomienda Ursea; todo esto está mostrando que lo que nosotros veníamos diciendo, que se podía mantener e incluso bajar el precio de los combustibles a la población, era una realidad que ahora está contrastada con los números”.

Sobre esa evidencia el jerarca recordó “cuando fuentes del Poder Ejecutivo decían que Ancap no tenía espaldas para hacerlo”, a lo que respondió que “evidentemente (…) el hecho de tener una refinería y la eficiencia que le provoca la refinería al Uruguay, le produjo esas ganancias a Ancap; sería bueno que eso se tradujera en una baja de precios a la población”, sugirió.

El mencionado resultado semestral “también deja como corolario el fracaso de la metodología de la fijación de precios; el gobierno le prometió a la ciudadanía una metodología transparente” y la elegida “no lo es porque todos los meses el público está esperando cómo va a laudar (los precios) el Poder Ejecutivo; esta metodología no es transparente, no se adecua al Uruguay, y así lo muestra” la evidencia aportada por las ganancias citadas, es decir que “dentro de la forma que se usa para la fijación de precios no se toma en cuenta que hay una refinería y lo que aporta al Uruguay”, remarcó.

Resaltó que “el número global de Ancap viene diciendo que se puede mantener e incluso se puede bajar el precio del combustible a la gente, prueba de ello es que siempre venían ajustando por debajo de los PPI (precios de paridad de importación), siempre venían diciendo ´capaz que no llego´, ´capaz que no me da´, y resulta que ahora damos 128 millones de dólares” de ganancia, por lo que “algo no cierra” en el discurso oficialista.

Trasladar las ganancias a la población “es lo que deseo que se haga y voy a propugnar que se haga” en el directorio del ente, “venimos diciendo hace tiempo que necesitamos una mesa de diálogo en la que se fijen las ganancias justas”, estableciendo este concepto “entre todos los actores”.

El entrevistado criticó el hecho de que “Ancap está siendo terca y no está dándose cuenta, o no quiere dar el brazo a torcer, de que la metodología de fijación de precios no es la correcta, y el Poder Ejecutivo tampoco” lo hace; señaló que “hay cosas que vienen por órdenes del Poder Ejecutivo” para que en Ancap se “utilice la misma metodología que la Ursea”, organismo éste que “regula a Ancap pero no al resto de la cadena”, es decir “al aparato productivo” del país en su totalidad; “si no, es hacerlo a espaldas”, graficó.

Sobre la próxima determinación mensual de precios de los combustibles, Iglesias razonó que “hoy estamos en valores de diciembre, enero” a nivel mundial para el petróleo, la materia prima, lo cual “da una idea de qué precios deberían tener” los combustibles, e “incluso menor” a la evolución del crudo “porque el dólar está debajo de lo que valía en esa fecha”, anotó.

“Lo que deberíamos esperar todos los uruguayos es que baje el combustible, (…) más de 6, 7 pesos”, demandó el jerarca al gobierno “porque esa ganancia se puede usar para eso, debería ser trasladada”.

2 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo y esta en las manos del gobierno bajarlo. ANCAP puede funcionar con 200 empleados no con los 2 mil que tiene…quedemosnos con 200 solamente

Deja una respuesta

Your email address will not be published.