«Para Fucvam, nada de lo que es injusto nos puede ser ajeno»

LA REPÚBLICA, dialogó con Gustavo González, secretario general de la Federación Uruguaya de Viviendas por Ayuda Mutua (Fucvam).

González expresó que los artículos de la LUC son «artículos absolutamente insostenibles». Sostuvo que los desalojos exprés son «una barbaridad» y que cuando oyó que se iba a implantar una LUC, pensó que «iban a aumentar el salario mínimo, para que todas las personas pudieran tener un salario decoroso». «¿Para qué es una Ley de Urgente Consideración?, para una situación de catástrofe, una situación de extrema pobreza», afirmó el histórico dirigente de Fucvam.

¿Cómo observa esta nueva etapa que se abre sobre la LUC?

Bueno, la nueva etapa se abre a partir de un esfuerzo extraordinario de nuestro pueblo, con la recolección de firmas. Ahora esperemos la validación de las mismas que creo que con el número importante que se llegó, no quedan dudas que habrá referéndum, el plus de firmas de referéndum avala esto que estoy diciendo.

La segunda etapa que se viene es enteramente democrática. El oficialismo, que defendiendo la Ley de Urgente Consideración, dará sus argumentos, en una campaña que ellos programen. Las organizaciones sociales que no estamos de acuerdo y algunos sectores políticos, es decir que estamos de acuerdo en la derogación de los 135 artículos, daremos nuestros argumentos para la derogación, a los efectos que la gente tenga conocimiento de tener que presentar su voto, entonces es una etapa muy importante.

El gobierno va a tener que salir a defender la LUC, ¿por dónde cree usted que pase el debate o el apuntalamiento de estos artículos por parte del gobierno?

Si la pregunta me la haces a mí, estos artículos son absolutamente insostenibles. Le va a resultar muy difícil la defensa de la LUC. Nosotros nos vamos a remitir a discutir la LUC, una ley que fue votada en 60 días, con más de 500 artículos, más todo el formato que se dio, luego el aislamiento al que nos sometieron; pero se negaron a dar el debate. De alguna manera subestimaron la reforma moral de nuestro pueblo de poder llegar a las firmas, ahora van a tener que fundamentar.

Te pongo un ejemplo; en vivienda van a tener que fundamentar el desalojo al mal pagador, pero también al buen pagador. Después va a caer el tema de que se necesitaba una LUC; ahora que el inquilino no tenga garantía, eso es una falacia. Cualquier propietario si quiere alquilar sin garantía lo puede hacer. Dudo mucho, muchísimo, que muchos propietarios no pidan garantía, entonces decir que esto se coloca para favorecer que el inquilino no tenga garantía, no es lo real. Lo real es que se va a liberalizar el mercado de alquileres, y en realidad la garantía mayor que ofrece la LUC es al propietario y no al inquilino.

¿Cuándo toman conocimiento de los desalojos exprés, qué es lo primero que pensaron?

Me parece que es una barbaridad. Es un país que tiene 70 mil unidades habitacionales de déficit, que está en el marco de una pandemia, donde creo que el Parlamento Nacional debió haber aprobado el freno a los desalojos durante el período de la pandemia; esto no se hizo. Se me ponen los pelos de punta, me parece que es drástico la defensa al propietario. Fucvam sale por ese lado, un día un periodista me dijo: ‘bueno, el cooperativista de vivienda no está involucrado en ello’; bueno, nosotros tenemos cooperativas de vivienda que están en formación, otras que están en obra y no han terminado las viviendas, ambas no han terminado las viviendas y la inmensa mayoría de compañeras y de compañeros están alquilando. Además para Fucvam, nada de lo que es injusto nos puede ser ajeno.

Una organización social que se precia de defender a los trabajadores sobre el derecho a la vivienda tiene que opinar al respecto, sobre esto y sobre muchos temas más. El derecho humano a la vivienda, como todo derecho humano, está concatenado con otros, como son: la salud, la educación y otros derechos más.

Ahora, quienes mejores argumentos presenten, ¿se pueden erigir como vencedores?

Eso sería lo mejor. Es decir que la gente que vote a conciencia, y para tener conciencia sobre cualquier hecho, primero tiene que conocerlo. La gran virtud sobre la recolección de firmas fue que ahora sí o sí la gente va a conocer qué encierra la Ley de Urgente Consideración. La Comisión Pro Referéndum fijó una reunión, en 15 días, donde vamos a hacer una evaluación global las distintas organizaciones y ahí se perfilarán las líneas maestras de la campaña que llevaremos adelante.

¿Qué reflexión le merece el haber llegado a las firmas en las condiciones en que se manifestó la campaña de recolección?

Para mí fue realmente una hazaña de nuestro pueblo y los verdaderos protagonistas fueron las personas de a píe. Fue el que puso un puestito, fue el que salió a las barriadas. Acá ningún dirigente se puede erigir como dueño de este triunfo. Este triunfo es un triunfo de los militantes de siempre, de los ‘imprescindibles’, como decía Bertolt Brecht y esto me parece que es fundamental, fue la gente la que se puso la campaña al hombro.

Obviamente que las organizaciones tuvimos que ver claro, porque las papeletas hay que imprimirlas en algún lado, la distribución del territorio hay que hacerla. Pero aquí los verdaderos triunfadores fueron los compañeros y las compañeras que salieron desde sus lugares de trabajo, los sindicatos, cooperativas, sectores políticos, pero fueron los militantes de a pie. Sin duda alguna el 8 de julio del 2020 va a quedar como una fecha histórica del movimiento popular uruguayo.

¿Habla a las claras de la reserva democrática que tiene Uruguay?

No tengo ninguna duda, existe un ejercicio democrático histórico en términos de plebiscitos, referéndum. Eso es un acumulado histórico que tiene la ciudadanía uruguaya que en este se vio fuertemente emparentado con este instrumento de democracia directa. Es un elemento que distingue a Uruguay, respecto a otros países, me llena de orgullo. Cuando yo iba a recolectar firmas la gente me decía ‘yo no sé si firmar, si estoy de acuerdo, si no estoy de acuerdo’. Yo le decía; no estoy pidiendo que vote, yo le pido que con su firma se pueda abrir el mejor debate democrático sobre una ley que el gobierno creó alejado por la ciudadanía de la ley madre, la ley fundamental.

Otra cosa que desnudó la recolección de firmas fue que la gente en realidad tenía un desconocimiento brutal sobre la LUC, brutal. Es lógico, es la primera ley de urgente consideración que tiene 500 artículos. Además de urgente consideración tiene muy pocas cosas. ¿Para qué es una Ley de Urgente Consideración?, para una situación de catástrofe, una situación de extrema pobreza. Cuando dijeron que se iba a implementar una Ley de Urgente Consideración, pensé que iban a aumentar el salario mínimo por ejemplo, para que todas las personas pudieran tener un salario decoroso. Eso sería una Ley de Urgente Consideración frente a la desocupación que hay, el seguro de paro que hay hoy día.

2 Comentarios

  1. La LUC lleva un año de vigencia. La pregunta sería ¿cuántos desalojos hubieron por causa de la LUC? En base a la respuesta los argumentos a un lado u otro serán válidos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales