Periodistas y Amnistía Internacional

Pegasus: descubren programa israelí de espionaje

El colectivo de periodistas France Forbidden Stories y Amnistía Internacional publicaron en 17 medios internacionales una investigación sobre la campaña de espionaje que realizaba la empresa israelí Pegasus a reporteros y políticos.

Este programa se instala en un teléfono móvil y permite recuperar las conversaciones, textos y contactos de su propietario. En la investigación publicada por los periodistas, se hallaron 50 mil números de teléfono intervenidos desde 2016.

Entre las víctimas se encuentran 180 periodistas, 600 políticos, 85 activistas de Derechos Humanos y 65 empresarios. La investigación fue publicada en Le Monde, el británico The Guardian, el estadounidense The Washington Post y los medios mexicanos Proceso y Aristegui Noticias, entre otros.

Los gobiernos de Arabia Saudí, Marruecos, México, Hungría, la India y Azerbaiyán son los países que han aplicado este programa espía creado por la empresa isrealí NSO Group. Según indicó Amnistía Internacional en un comunicado, Pegasus, como se llama el programa, fue utilizado para facilitar el acceso a los dispositivos de militantes de “derechos humanos a gran escala en todo el mundo”. 

La secretaria general del organismo, Agnés Callamard, sostuvo en diálogo con el portal inglés la BBC que se trata de uno de los ataques de mayor envergadura contra el periodismo crítico. “No hablamos solo de algunos Estados delincuentes, sino del uso masivo de un programa de espionaje por al menos 20 países”, explicó.

Por su parte, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, dudó sobre la veracidad de la investigación. “Tiene que comprobarse, pero si ese fuera el caso, es completamente inaceptable”, indicó para agregar que la libertad de prensa es uno de los “valores fundamentales” de la Unión Europea. 

Gabriel Attal, portavoz del gobierno francés, también denunció que “se trata de unos hechos muy chocantes y que, si se comprueba que son ciertos, resultan extremadamente graves”.

El caso de Cecilio Pineda

Entre los periodistas afectados se encuentra el periodista mexicano Cecilio Pineda Birton. En el listado publicado aparece dos veces, y la segunda aparición fue días antes de su fallecimiento. 

Un cliente mexicano habría contratado los servicios de la empresa NSO semanas previas al asesinato. El teléfono no ha sido encontrado aún por lo que no fue parte del análisis forense ni se pudo determinar si estaba infectado por Pegasus. 

Otros números pertenecían a la primera esposa y a la prometida del periodista saudita Jamal Khashoggi, asesinado en 2018 en el consulado de su país en Estambul por un comando formado por agentes procedentes de Arabia Saudita.

En la lista también aparecen números de dos jefes de gobierno europeos, cuyos nombres se anunciarán en los próximos días, según sostuvieron los periodistas. Marruecos, uno de los países señalados como principal utilizador del programa Pegasus, negó la información publicada. 

“NSO Group niega con firmeza las falsas acusaciones que se plantean en su investigación. Estas acusaciones son en muchos casos teorías no corroboradas que arrojan serias dudas sobre la credibilidad de sus fuentes, así como sobre el núcleo de la investigación”, sostuvo la empresa israelí, la que se rehusó a divulgar el listado con sus clientes. 

Más datos:
Laurent Richard y Sandrine Rigaud dos de los responsables de Forbbiden Stories, indicaron en diálogo con el diario inglés The Guardian que “la herramienta de la cibervigilancia como Pegasus está muy avanzada”. Por lo tanto, desde su perspectiva, los teléfonos ya no son un aliado sino una clave en la censura. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos