Peñarol dejó escapar la victoria en un bochornoso final de partido

En otro encuentro con carencias de fútbol el compromiso cerró con un lamentable suceso donde el jugador de Peñarol, Nahuelpán, terminó a los golpes con González, de Rentistas.

Peñarol sumó otros 90 minutos sin conseguir la victoria y ya son tres partidos consecutivos sin ganar. Esta vez parecía que por fin se quedaba con los tres puntos cuando anotó el gol a los 80’, pero la alegría le duró apenas dos minutos.

El equipo de Larriera tomó la iniciativa desde el pitazo inicial y presionó al rival en busca de su error. Un remate de Freitas y otro de Dávila de media distancia fueron el primer aviso.

Con el paso de los minutos y la aparición de Cristóbal para Rentistas el partido se equilibró poco a poco al menos en el tránsito del mismo.

Un remate de Álvarez Martínez pasó cerca del bajante derecho de Rossi y otro de Trindade hizo exigir al guardameta del “bicho colorado”, que la envió al córner.

En el Campeón del Siglo sudaron frío cuando un error en la extrema zafa local casi es gol para la visita el 34’. Juninho definió de primer tras un centro de Franco Pérez e hizo aparecer a Dawson para salvar el arco “carbonero”.

Así terminó el primer tiempo, el cual dio paso a una segunda parte aún menos emocionante.

El arranque del segundo tiempo fue un calco de los otros partidos de Peñarol y otro trago duro de pasar por parte de los espectadores. Los minutos parecían eternos en un encuentro que poco ofrecía a quienes lo observaban.

Al 67’ Ariel Nahuelpán reemplazó a Jesús Trindade y generó algo distinto en la dinámica del compromiso. Pero no la suficiente.

De la alegría al bochorno

Al 80’ Rossi realizó una gran atajada ante un remate de Nahuelpán y el rebote quedó en el área para que Piquerez la tomara levantara un centro exacto para que Cannobio definiera de primera y marcara el 1-0.

Era el tanto que el “carbonero” tanto esperaba, pero la alegría fue tan efímera que apenas alcanzó para dos minutos. En un ataque de Rentistas la defensa “mirasol” no respondió y dejó todo servido para que Franco Pérez pusiera el 1-1.

La parte más desagradable del partido se reservó para los últimos minutos del mismo. Nahuelpan, que tenía 20 minutos en cancha, terminó en una gresca con Martín González, lo que resultó con la expulsión de ambos. La cosa no terminó allí y se trasladó al túnel, donde los jugadores se agarraron a golpes en un espectáculo lamentable.

Fue otro partido para el olvido de Peñarol, que consiguió su séptimo punto en el torneo y se quedó a cinco de Liverpool, el punto. Por su parte, Rentistas sacó provecho y consiguió un preciado punto.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna