Peñarol y Progreso empataron en medio de una nueva polémica

A falta de 15 minutos para el final hubo un claro penal a favor de Peñarol que el árbitro Burgos no consideró que fuera infracción.

Peñarol
Foto: Campeonato Uruguayo

Bajo una fuerte lluvia que cubrió al Parque Capurro en el partido que confrontó Progreso y Peñarol igualaron a cero goles en el partido por la fecha 14 del Torneo Clausura.

El partido encontró a dos equipos protagonistas del Torneo, aunque en condiciones distintas. Por un lado, Progreso venía de tres victorias en los últimos cuatro partidos (el otro lo empató) y se mantenía en la lucha tanto por no descender como por pelear un cupo a copa internacional. Del otro lado estaba Peñarol, que pese a empatar los últimos dos partidos que jugó, se mantenía líder en las tablas del Clausura y del Anual. Sin embargo, la falta de victorias conllevó a una complicación del “manya”, quien perdió ventaja.

El primer tiempo fue bastante flojo, luego de que Peñarol lo buscara pero sin encontrar el camino y Progreso se dedicara a evitar el juego del rival.

Al minuto 30 Jesús Trindade agarró tomó una pelota frente al área grande y descargó para Pablo Ceppelini quien, totalmente solo en la medialuna, remató de primera y la pelota se fue a las nubes.

A los 34’ Giovanni González, quien se metió al área y remató al arco, pero la pelota se estrelló en el bajante derecho del arco y se marchó por la última línea.

A falta de un minuto para que culminara el tiempo regular de la primera parte Peñarol la tuvo de nuevo. Tras un tiro de esquina favorable al “carbonero” la pelota quedó para Ceppelini, quien le pegó de lejos y, cuando la pelota hacía su trayectoria, Canobbio la desvió con el taco. Sin embargo, el remate del volante del equipo visitante pasó apenas desviado.

Con ese remate y poco más el partido se marcharía al medio tiempo. La cara de los jugadores dirigidos por Mauricio Larriera denotaba preocupación porque, una vez más, no conseguían darle la vuelta a un compromiso.

Segunda mitad con más ganas

Para el segundo tiempo Peñarol salió con mucho más ímpetu y necesidad. La visita dominaba todo, pero no lograba traducir eso en peligro, hasta que, con más ganas que fútbol, empezó a conseguir espacios.

Al minuto 57 la tuvo Peñarol en la cabeza de Rubén Betancur. Ignacio Laquintana se desmarcó por la banda derecha y sacó un centro que el ex Boston River impactó sin demasiada fuerza pero con colocación. Sin embargo una excelsa reacción de Formento permitió evitar la caída de su arco.

Dos minutos después avisó de nuevo el equipo “mirasol”. En un tiro libre que ejecutó Agustín Canobbio, la pelota se desvió la barrera y agarró descolocado a Formento, pero rozó el palo y se fue al tiro de esquina.

Los de Larriera no bajaban el pie de acelerador y al 63’ golpearon de nuevo la puerta. Tras un centro la pelota le quedó a Agustín Canobbio en las inmediaciones del área chica. El ex Fénix la agarró de aire, pero su remate se fue a las nubes.

A falta de menos de poco más de 15 minutos  para finaliza el partido volvió a intervenir Formento, que por esa altura ya era figura del compromiso. Laquintana se internó en el área y sacó un potente remate de pie derecho, pero el guardapalos “gaucho” repelió el remate y la mandó al tiro de esquina.

Nuevamente Laquintana era el diferencial del partido. El antiguo jugador de Defensor encaró al guardameta rival que salió a achicarlo y definió por encima de este, pero su remate se fue alto.

Otra vez

La polémica no podía volver a faltar en el partido. Al minuto 76’ Canobbio sacó un centro al aéreo que Gonzalo Andrada bajó claramente con el brazo, sin embargo el principal Burgos desestimó la jugada al valorar que fue con el hombro.

El “carbonero” no se rendía y al 88’ Carlos Rodríguez por poco convierte de taco, pero la desviaron al córner.

Cuando se cumplió el minuto 90’ Peñarol vivió otro drama. Damián Musto fue al suelo por una pelota divida y sin querer se llevó a Valentín Rodríguez; el joven jugador debió irse en ambulancia por una fuerte lesión.

Finalmente, el tiempo de reposición se iría sin mayor trascendencia y el árbitro señalaría el penal. Peñarol empató su tercer partido de manera consecutiva y sus aspiraciones en el torneo se complican. Por otro lado, Pogreso sacó, a priori, un punto importante, cuyo valor se definirá por el resultado que saque Boston River.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna