La postura de la academia

Perro de potencialmente peligroso a “seguramente peligroso”

La presentación del proyecto de Perros de razas Potencialmente Peligrosas (PPP) por parte de la diputada colorada Nibia Reisch, que está a estudio en la Comisión Especial de Tenencia Responsable y Bienestar Animal, llevó a que veterinarios manifestaran su postura.

Así fue como tanto la Facultad de Veterinaria (FVET) como la Sociedad de Medicina Veterinaria del Uruguay (SMVU) emitieron un comunicado en el que se analizó el proyecto y se planteaba una nueva arista desde la que se puede visualizar la problemática.  

Respecto a que el proyecto de ley establece que los perros pertenecientes a las razas enumeradas deben vivir en “régimen de reclusión” y que se maneja como “único argumento su posible conducta agresiva”, se indica que esas condiciones de vida, sin una correcta y sana socialización “seguramente atentaría contra la salud emocional y física de los animales”. 

Esto contradice, según la FVET y la SMVU, las prácticas de bienestar y tenencia responsable regida por diversas leyes vigentes y “convertirían a un animal potencialmente peligroso en uno seguramente peligroso, incluso para sus tutores”.

Ambas instituciones lamentaron las situaciones en las que han participado animales agresivos y que “han tenido como consecuencia lesiones de distinta entidad y hasta pérdida de vidas humanas”. Pero sostuvieron que la presentación de esta clase de proyectos debería contar con su visión profesional.  

“La profesión veterinaria cuenta con especialistas en comportamiento y bienestar animal. Estas capacidades deben ser aprovechadas cuando se consideran iniciativas en temas como el que nos ocupa”, se señala en el comunicado. 

Al igual que otros actores, tanto la FVET como la SMVU señalaron que existe normativa vigente que regula la tenencia de los Perros Potencialmente Peligrosos. “Nos referimos a la ley nº 18471, decretos reglamentarios y modificaciones posteriores. También decretos y Ordenanzas Municipales que aportan en la materia”, puntualizó. 

“La legislación referida establece claramente las responsabilidades y las acciones que deben tomar los propietarios o tenedores de PPP. Resaltamos la reciente creación del Instituto Nacional de Bienestar Animal, donde la profesión veterinaria participará en el abordaje de estos temas”, indican. 

En este sentido, se argumenta que “la agresividad no es una característica de alta heredabilidad”. De acuerdo a la evidencia científica que manejan ambas instituciones, la agresividad depende del “ambiente”, signado tanto por las condiciones de crianza, la educación, el hábitat y la salud de los animales.

“Esas condiciones potencian o inhiben el temperamento natural de los animales, que es congénito y es una característica que sí puede ser racial. Pero la raza no es un factor determinante en la agresividad canina”, se subraya en el comunicado. 

Asimismo, se observa que el listado de razas PPP plasmado en el proyecto de la diputada colorada no toma en cuenta “otras posibles razas, ni cruzas”. En este sentido, las instituciones señalan que el 50 por ciento de los eventos agresivos son producidos por perros de cruza. 

“Promovemos las conductas de tenencia responsable y bienestar animal, la necesidad de un adecuado control de la población canina en el país y la imprescindible identificación de todos los perros relacionándolos con sus tutores/tenedores o criadores, de acuerdo a lo ya establecido en la legislación vigente”, concluyen. 

Más datos:
El comunicado de la Facultad de Veterinaria y de la Sociedad de Medicina Veterinaria fue firmado por el decano, José Piaggio, y el presidente de la sociedad, Rodolfo Azaretto. Su difusión tuvo lugar el pasado 18 de mayo.

3 Comentarios

  1. Con todo respeto que se vayan a la cdsm, llevan muertos un montón de niños y personas en general y nunca dijeron ni propusieron ninguna solución, aparece una persona con una propuesta y ya salen a criticar.

  2. Se mezclan cuestiones genéticas con cuestiones ecológicas, atravesadas con la antropoformización de los perros. Esto se arregla con control (que abran un servicio por cel para poder hacer denuncia , vía mensaje y foto, y que se tome inmediatamente cartas en el asunto) y que se ponga una fuerte penalización económica o cárcel, para los propietarios que andan con o dejan a sus perros sueltos. Apuesto a que así se resuelve fácilmente el problema.

  3. Mientras tanto sigue muriendo gente por ataques de perros genéticamene preparados para matar. Cualqueir persona puede conseguir, pagando, el animal que quiera y tener una jauría de la raza que quiera aunque viva en un apartametno.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos