Pese a la derrota, el pueblo tricolor explotó de alegría con el ingreso de Luis Suárez

El Pistolero entró a los 28’ del segundo tiempo generando una ovación en el Parque Central que vio su regreso al club tras 16 años.

Luis Suárez regresó a Nacional después de 16 años e ingresó a los 28 minutos del complemento en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Sudamericana, con caída 0-1 ante Goianiense.

El Parque Central desde temprano vivió el regreso de Suárez. Las calles de los alrededores de la cancha de Nacional estaban colapsadas desde dos horas antes del partido. Los tricolores recibieron a Atlético Goianiense por los cuartos de final de la Sudamericana, con entradas agotadas desde hace varios días. La Avenida 8 de Octubre y las calles de los alrededores del barrio La Blanqueada fueron cortadas y se hicieron peatonales. Los coches debieron transitar a paso de hombre debido a la cantidad de gente que comenzó a llegar para el partido.

Nacional confirmó la formación del equipo con el regreso de Luis Suárez que ocupará un lugar en el banco de suplentes.

Arrancó como suplente el atacante que viene de Atlético Madrid y en los minutos en cancha, 24, mostró destellos de su calidad pese a la larga inactividad.

El entrenador Pablo Repetto optó por mantener como referencia en el ataque en el arranque al argentino Emmanuel Gigliotti, acompañado por Franco Fagúndez. Cuando ingresó Suárez, mantuvo al “Puma” como compañero de ataque.

Suárez, de 35 años, arribó el domingo último a Montevideo. “El Pistolero” arrastra una larga inactividad ya que su último partido fue el 22 de mayo en el triunfo del Atlético de Madrid ante Real Sociedad por 2-1 y apenas jugó cuatro minutos.

4 Comentarios

    • quizás nos equivocamos, debimos fichar a Hernán Rivero proveniente del DEPORTIVO PASTO VERDE, je je je, tendremos que rectificar, je je je, tremendo!!!

  1. Estaba atrás del arco del Goianiense y cuando entro Luis se podía ver la cara de pánico de los brasileros , nunca había visto tanto miedo en un equipo por la presencia de un jugador contrario . Saben que en Brasil los bolsos no perdonan .

  2. Me hace acordar a cuando Calígula entraba al Coliseo. Todos los zombies bramando de alegría ya como hace el ganado desbocado. Sólo que las vacas tienen un dedo más de frente

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna