/

PIT-CNT quiere una reforma más abarcativa de la seguridad social

El asesor económico e investigador del Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT e integrante de la Comisión de Expertos en Seguridad Social (CESS), Hugo Bai, planteó a Diario La R los puntos de discrepancia que mantienen desde la central sindical con el documento elaborado por este grupo.

Asesor económico e investigador del Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT e integrante de la CESS, Hugo Bai / Foto: PIT-CNT

El Presidente de la República, Luis Lacalle Pou, comentó el lunes en una rueda de prensa generada luego del acto en conmemoración de la Jura de la Constitución que la próxima semana será presentado el anteproyecto de reforma de la seguridad social a los legisladores de la coalición multicolor. El anuncio llegó luego de que el miércoles pasado el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres,expresara en diálogo con Subrayado que el proceso de redacción de este documento había finalizado.

El mismo se basó, según sostuvo el último mencionado, en el documento final elaborado por la Comisión de Expertos en Seguridad Social (CESS), organismo creado a partir de la aprobación de la Ley de Urgente Consideración (LUC), presidida por Rodolfo Saldain que fue presentado en noviembre del año pasado.

Uno de los integrantes de la CESS, quien además se desempeña como asesor económico e investigador en el Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT e integra el Equipo de Representación de los Trabajadores en el Banco de Previsión Social (BPS), Hugo Bai, señaló a Diario La R que desde que se presentó este documento la institución dependiente de la central sindical tuvo una visión crítica y de rechazo sobre el mismo. “No acompañamos el documento dentro de la CESS junto con otras delegaciones por distintos argumentos, algunos que exceden al propio escrito”, dijo.

Dentro de los puntos de discordancia se encuentra que la reforma debería ser más abarcativa e integral y que no debería centrarse en el sistema de jubilaciones y pensiones. “Sobre todo, básicamente, porque esa discusión se centró en cómo reducir el gasto”, añadió.

En particular, indicó que al haber un problema de sostenibilidad financiera a mediano y largo plazo, la discusión estuvo centrada en cómo reducir el gasto para lograr esa sostenibilidad y no en el distanciamiento de los ingresos del sistemaque desde nuestro punto de vista era una de las dimensiones a conversar. “Ahí claramente diferimos porque en última instancia recortar el gasto implica reducir derechos, prestaciones y beneficios para los actuales trabajadores y futuros pasivos”, explicó.

Dentro de los mecanismos enumerados en el documento elaborado por la CESS hay uno que refiere al incremento gradual de la edad mínima de retirohasta los 65 añosy también la exigencia de una mayor cantidad de años para alcanzar la causal jubilatoria. En tanto, se pretende disminuir la tasa de jubilaciónpor incapacidad física del 65 por ciento al 50 por ciento. A su vez, se quiere modificar el cálculo que se realiza para determinar el monto de la jubilación; en la actualidad para calcular ese sueldo se toman los mejores 20 años, mientras que el documento se prevé tomar los mejores 25 años, lo que provocaría una disminución en las jubilaciones.

“Son medidas que van en el mismo sentido de restringir el gasto esperado y no se han incorporado otros elementos a la discusión que para nosotros eran centrales como las medidas de financiamiento. Por ejemplo: el tema del aporte patronal rural que hoy tiene beneficios muy importantes y en el que no hay contemplados cambios; aportan por un régimen distinto, lo que generaun sistema muy beneficioso para el sector.

No estuvo en discusión o, si bien se conversónaturalmente sobre eso, no hay medidas concretas para modificarlo y tampoco hay otras cosas, por ejemplo el tema de la Caja Militar. Si bien hay cambios que involucran a todos los sectores, a todos los subsistemas llamémosle (Cajas Profesional, Notarial, Militar, Policial y Bancaria), en el caso de la Caja Militar nosotros hicimos un hincapié muy fuerte en que ahí había una situación completamente diferente a la de los demás donde los desafíos y los problemas eran mucho mayores y sin embargo no se tomaron medidas más profundas o más agudas asociadas a esa realidad”, comentó.

Bai detalló que en la actualidad por la Caja Militar las personas se jubilan 15 años antes que por el BPS y que el promedio en el ente ronda los 63 años. Otro aspecto informado trata sobre las tasas de remplazo. “En el caso de BPS las tasas de remplazo están en el 53 por ciento, mientras que en el caso de la Caja Militar están en el orden del 136 por ciento.Son diferencias muy notoriasy sensibles; es un régimen muy desigual que desde nuestro punto de vista está cargado de privilegiosy ameritaría cambios mucho más profundos”, sostuvo.

LA POSTURA DEL PIT-CNT

Consultado acerca de cómo ha sido el intercambio entre los técnicos del Instituto Cuesta Durante y el Secretario Ejecutivo de la central sindical, afirmó que “como siempre y como corresponde” y recalcó que las posturas políticas y definiciones las marca el PIT-CNT. “Justo mientras se terminaba el trabajo de la CESS, el PIT-CNTatravesaba su Congreso y marcó la cancha muy claramente respecto de cómo se posicionaba frente a cómo iba dándose la discusión con un espíritu muy crítico. Veían una reforma de recortes con una determinada concepción ideológica que naturalmente no se acompañaba y en ese sentido el Instituto Cuesta Duarte y el rol nuestro como técnicos es trabajar en función de las definiciones políticas que establece la central”, argumentó.

Respecto a la postura dela convención sindical planteada por su presidente, Marcelo Abdala, en el acto por el Día Internacional de los Trabajadores en contra de aumentar la edad jubilatoria, Baimanifestó que esto no es posible realizarlo de manera general.“Ahí tenemos sectores de actividady trabajadores en algunos sectores que no están en condiciones de jubilarse más tarde. Por ejemplo: la construcción, servicio doméstico, trabajadores del sector rural, donde a duras penas hoy llegan a los 60 años. Existen determinados subsidios que cumplen el rol de una especie de prejubilación que a la gente le permite subsistir hasta que logran conseguir la causal jubilatoria”, puntualizó.

Por último, expresó que los integrantes de la CESS no han tenido contacto con el anteproyecto elaborado por el Gobierno. “El documento de recomendaciones de la CESS se aprobó en noviembre. Allí culminó el trabajo de la Comisión y después se habló de que en base a eso se iba a trabajar en un proyecto de ley que naturalmente solo integró a un equipo de técnicos vinculados al Gobierno y la realidad es que no hemos tenido ningún tipo de intercambio con quien preside la CESS”, indicó.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sindicales