Política con expertos versus política con las organizaciones representativas de la sociedad

Uno de los ejes centrales del modelo distributivo e incluyente construido en 15 años de gobierno del Frente fue la participación de la sociedad organizada en el diseño de las políticaS y en su propio desarrollo y control.

Voy a poner varios ejemplos de ellos, aunque seguro no los únicos.

Empecemos por la reforma de salud. Al arrancar la propuesta de construir el sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) desde el Ministerio convocamos a las organizaciones sindicales, a los movimientos de usuarios y a las gremiales de prestadores mutuales de salud a intercambiar sobre el diseño, en particular el Fondo 

Nacional de Salud que iba a ser la piedra angular de la reforma. Recorrimos el país consultando organizaciones.

Y cuando la reforma fue finalmente armada, se definió la administración de ese Seguro Nacional de Salud a través de un organismo Junta Nacional de Salud (JUNASA) en la que se integraban los movimientos de usuarios, los sindicatos de trabajadores y las gremiales de los prestadores mutuales de salud.

Pero allí no terminó la participación. Se creó ASSE (los servicios de salud del estado) que eran un organismo dentro del Ministerio de Salud, como una empresa pública de salud y en su directorio se integraron representantes de los trabajadores y los usuarios del propio ASSE.

Y, finalmente, la ley creó como organismos asesores las Juntas departamentales de Salud (JUDESAS) que se instalaron todas ellas entre 2011 y 2014.

En el sistema educativo se instaló el Congreso Nacional de Educación que partió de la generación de asambleas territoriales para luego dar lugar al Congreso mismo de la educación. En todas esas instancias participaron los sindicatos de la educación, la universidad de la república, instituciones privadas de educación. En la plenaria final, participaron más de 2 mil personas De allí surgieron propuestas para la ley de Educación aprobada en diciembre de 2008.

En el caso del mercado de trabajo, se restituyeron los consejos de salarios, se amplió vía una nueva ley a trabajadores públicos y se incluyeron grupos de consejo de salarios para trabajadores rurales y domésticos. Se amplió notoriamente su radio de acción incluyendo temas salariales, pero también laborales en general. Se aprobó ley de fuero sindical para garantizar la protección de los trabajadores sindicalizados.

Finalmente, en 2008 se aprobaron nuevas líneas de acción en materia de reforma de la seguridad social (entre ellas, un año adicional por hijo a las mujeres) y se hizo después de un amplio debate con la sociedad y las organizaciones sociales.

En el Ministerio de Desarrollo social se desarrollaron estrategias participativas de organizaciones de la sociedad. La más importante fue la creación de las Mesas Interinstitucionales de Política Social (MIPS) quienes trabajaban en acuerdo y reunión permanente con las organizaciones sociales. Al mismo tiempo, se crearon en cada localidad los consejos sociales con representación de organizaciones vinculadas a las políticas del Ministerio. También se constituyeron en el ámbito de INMUJERES, el Consejo Consultivo de Lucha contra la Violencia basada en Género, el Consejo Nacional de Género y el Consejo nacional de Prevención y combate a la Trata de personas. La reforma tributaria se hizo en consulta pública de la que se recibieron más de 700 opiniones y se consultó de manera institucional a todas las organizaciones sindicales y empresariales. En el Ministerio de Industria para definir prioridades de apoyo a la competitividad se generaron los consejos sectoriales con sindicatos y gremiales empresariales para definir rumbos de trabajo. Y así podríamos seguir largamente en ejemplos y en niveles macro y micro de participación social. Y sin duda que estas opiniones incidieron en el diseño y desarrollo de estas políticas. Aportaron datos de la sociedad, aportaron realidades menos conocidas, aportaron soluciones. 

¿Qué es lo que ha hecho este gobierno?

Gran parte de ese desarrollo organizacional lo ha dejado de lado o lo ha subsumido en la restricción presupuestal. En el caso de la salud, no han sido aún designado el delegado de los usuarios, la regularidad de su funcionamiento es baja y el ejemplo de saltear la JUNASA en el caso de Casa de Galicia es solo un ejemplo de este proceso. En el caso de las JUDESAS casi no han sido convocada y ahora han sido sustituidas por un consejo honorario.

En el caso de la educación no solo no se han convocado a las organizaciones, sino que se ha decidido sacar la representación social de docentes en los consejos desconcentrados dejando una dirección unipersonal. Desde el punto de vista de la reforma curricular se conformó una comisión de expertos, mayoritariamente desvinculados de la educación y menos aún a las organizaciones de trabajadores.

En el caso de la negociación colectiva en lugar de incluir lineamientos de debate con las organizaciones se han incluido pautas rígidas (con el agravante que son de rebaja salarial) y cuando en algunas ramas se está laudando por encima, el gobierno alerta sin razón que ello va a ser la causa de la inflación.

En el caso de la nueva regla fiscal, se hizo sin absoluta consulta pública no organizacional. Se ha definido una regla fiscal sin control parlamentario (que lo tenía la aprobada en 2008) y los parámetros centrales serán definidos por una comisión de expertos.

La propuesta de reforma de la seguridad social fue definida en la Ley de Urgente Consideración (LUC) a una comisión de expertos, sin debate social. La propuesta nuestra fue incluir a la oposición y a las organizaciones sociales. Entonces, la Comisión fue 9 del gobierno, más 3 de la oposición, más trabajadores, empresarios y jubilados. ¿Se los tomó en cuenta? No, votaron 10 a 5 el mismo informe que seguramente hubieran hecho estos expertos solos.

También en la LUC se decidió conformar una comisión de expertos para reformar el mercado de combustibles. Aquí ni siquiera se consultó a nadie. Y el resultado es un informe que propone eliminar los subsidios entre ellos el del supergas y muchas cosas más.

Acá también podríamos seguir la lista.

La política frenteamplista fue la consulta y la participación de organizaciones cuyos delegados electos representaban miles de personas.

La política de la coalición de derecha prescinde de las organizaciones sociales, su gente y su representatividad y recurre a expertos. ¿Está mal consultar a expertos? No necesariamente; lo que está mal es consultar solo a expertos y dejar de lado la opinión de las organizaciones y por ende de la sociedad.

Por eso el resumen del título. Política con expertos versus política con las organizaciones representativas de la sociedad.

4 Comentarios

  1. Lo del título. No se puede mandar al frente al diputado Andrade a defender el SI porque a pesar de conocer el tema LUC y razonar correctamente como lo hace, en su convicción no muestra habilidad para presentar los argumentos de forma convincente.

  2. A quien habrán consultado los cerebros del FA cuando decidieron hacer Gas Sayago y la planta de ciclo combinado…o la planta de alcohol de Alur que pierde millones por año…o comprar los hornos de cal de Ancap… que no se podian instalar o el Antel Arena… o cuando metieron 60,000 empleados públicos de saque….o cuando decidieron hacer el ferrocarril para UPM…. seguro lo hicieron con los sindicatos amigo,…si hubieran consultado a algun experto o un tipo con dos neuronas tendríamos varios miles de millones mas…claramente dos modelos de pais.

    • Pero estimado, no se olvide de los millones que se perdieron antes del FA con la Operacion Conserva, el Banco Pan de Azucar, etc etc… cuente el cuento completo. Ademas su argumento es tipicamente desviacionista: la corrupcion y la ineptotud fueron y son comunes a TODOS los gobiernos; eso no quita lo que señala el autor, la clara diferencia de vision del pais entre un gobierno VERTICALISTA (ejercido por una clase social que toma desiciones afines a sus propios intereses) vs. un gobierno PARTICIPATIVO que toma desiciones para todos los actores de la sociedad. Aclarando los tantos

  3. EXCELENTE COLUMNA, MUY MINUCIOSA Y EXPLICATIVA, ACORDE CON LA RCONOCIDA SOLVENCIA TÉCNICA Y POLÍTICA DE SU AUTOR. EL ARTÍCULO COMPARA Y CONFRONTA DOS PROYECTOS DE PAÍS RADICALMENTE DIFERENTES: UNO PROGRESISTA, INCLUSIVO Y PARTICIPATIVO Y EL OTRO REGRESIVO, ELITISTA Y AL SERVICIO DE LOS ESPURIOS INTERESES DEL GRAN CAPITAL Y DE LA ROSCA OLIGÁRQUICA VERNÁCULA QUE NOS GOBERNA.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.