Presidente del BPS: «la reforma no busca eliminar el déficit del sistema»

Alfredo Cabrera, presidente del BPS / Foto: Vanni Gonzo

Alfredo Cabrera afirmó que los objetivos de la propuesta no están centrados en un resultado «imposible de alcanzar» con la actual relación activo-pasivo. El presidente del directorio del Banco de Previsión Social, Alfredo Cabrera, indicó en Informativo Uruguay, que el proyecto asume el problema «con tiempo», cuando la situación «aún no es un drama», y con «responsabilidad», ya que se debe velar por el cumplimiento de las obligaciones de futuro, «cuando el contexto demográfico nos muestra que tendremos dificultades para poder cumplir con las prestaciones», en caso de no modificarse el actual sistema. El pago de prestaciones previsionales hoy significa un 11% del PIB. «La mitad de eso se cubre con los aportes del sistema y la otra mitad, parte con impuestos y el resto con transferencias directas». 

Eliminar ese déficit «no es una meta», afirmó Cabrera, dado que «en el actual contexto es imposible pensar en un sistema sostenible».

Las proyecciones indican que la tendencia del déficit del sistema previsional «se controlaría primero y luego tendería a la baja».

Cabrera reivindicó el proyecto que hoy se somete a consideración de los partidos. Afirmó que con la reforma, los cinco quintiles más bajos en cuanto a ingresos obtendrían un beneficio a partir de la reforma y pasarían a cobrar más a la hora del retiro, subrayó.

En otro orden, el presidente del BPS recordó que el pasaje de miles de aportantes que decidieron dejar las AFAP mediante la oportunidad que se le dio a los «cincuentones», no implican cambios en las finanzas de la institución.

En marzo de 2021 venció el plazo de tres años que se había previsto en la ley 19.590 para que los llamados cincuentones dejaran el régimen mixto de seguridad social. Unas 31 mil personas eligieron salirse del sistema de AFAP y pasar a aportar solo al Banco de Previsión Social (BPS), para luego cobrar una jubilación única del organismo estatal.

El jerarca recordó que los ahorros de los trabajadores desafiliados se transfieren desde las administradoras de fondos previsionales a un Fideicomiso de Seguridad Social.

Dicho fideicomiso se encargará de transferir al BPS los activos y la rentabilidad acumulada, en forma gradual, a partir del sexto año de constituido, y durante un período de 20 años, para financiar en parte las prestaciones que se deberán pagar a estos aportantes.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales