Propuesta de Cuidados Cooperativos para Adultos Mayores

Desde la orientación de Incubacoop se lleva adelante una propuesta cooperativa diferente que tiene como objetivo los adultos mayores. Se trata deCarpe Diem, una solución que integra lo habitacional y los cuidados para un sector de la población que crece en la demanda de estos servicios.

En un país donde cada día se escucha hablar de la tasa demográfica negativa y del implacable envejecimiento de la población, no resulta extraño que cada vez más personas se cuestionen como quieren vivir su vejez. Hoy las opciones que se disponen son pocas, en cuanto uno comienza a realizarse preguntas o afirmaciones que buscan delinear el cómo y con qué la calidad de vida se quiere abordar esa etapa, las dudas se hacen presentes.

Dónde vivir, qué cuidados recibir, qué actividades realizar, son preguntas que se suman a una larga lista que puede surgir, más si sumamos el componente que la madurez de los años ya no es la misma que vivieran nuestros abuelos o aún más los bisabuelos. Hoy por empezar la actividad laboral se extiende mucho más, las actividades de ocio, sociales, culturales, deportivas, etc. son inclusivas teniendo la edad como un componente importante en su diseño.

El cohousing de mayores ya es una realidad en otros países, así el nombre por el que es reconocido, si bien aún no está demasiado extendida esta modalidad. Una modalidad de vivienda colaborativa, en la que se comparten zonas y servicios con el resto de los cohabitantes, al que se suma atención médica, limpieza, y otros servicios.

No existen en América Latina iniciativas de este mismo tenor, si es posible rastrear el modelo en Europa desde la década de los 70. Se ha destaco con especial éxito en España, que ha servido como modelo para armar los planes de Carpen Diem.

Es así que la idea toma fuerza entre las siete personas que conforman hoy la cooperativa y la misma es presentada en INCUBACOOP, la incubadora de cooperativas. En esa unión surge “Carpe Diem”, toma su nombre de la reconocida frase del latín, que intenta amalgamar el deseo de una vejez digna, activa, colaborativa, independiente, en un entorno seguro y natural.

La presentación de un proyecto de este estilo no estuvo ausente de dificultades y fue un proceso, aún lo es, sumamente desafiante. La propia categorización de una iniciativa así presentó en sí mismo la interrogante, ¿de qué se trata?, se llegó a especular, por ejemplo, si era o no una cooperativa de vivienda. Pero el caso es que sus integrantes no se transforman en dueños de la vivienda, pero sí tienen su cuota parte cooperativa social, el camino de darle forma llevó casi dos años, finalmente en el mes de Agosto de este año fue aprobado sus estatutos y obtuvo su personería jurídica.

La decisión de elegir el formato cooperativo para desarrollar el proyecto pasó por el propio concepto filosófico que arraiga. El de acompañamiento, del prestarse auxilio mutuamente y del disfrute en conjunto, presentes claramente en el espíritu de este modelo asociativo.

La iniciativa cuenta con los apoyos del Ministerio de Industria, Energía y Minería, el Instituto Nacional del Cooperativismo y la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas. Estas entidades junto a INCUBACOOP, han visto en Carpen Diem su carácter innovador y ha acompañado el proceso arrimandoarquitectos, psicólogos, un sociólogo, un contador, un economista, un médico, entre otros profesionales que han colaborado en arribar al formato definitivo de la empresa cooperativa.

Surge del trabajo multidisciplinario algunas de las características principales que tendrá Carpen Diem. Se estima que serán necesarios 40 socios para que el proyecto sea sustentable, el tipo de construcción edilicio que se necesitará, donde debería estar ubicado y un plan de negocios con los costos de construcción, operativos, etc.

Un tema no menor es considerar el lógico devenir de los hechos a través del tiempo, los socios irán falleciendo, este hecho está contemplado en la sustentabilidad del proyecto. Se ha considerado generar una “lista de espera” tomando la experiencia europea, a la que se ha agregado un ítem interesante que es la visión de no concentrar la población en una determinada faja de edad con la sumatoria de las mismas complejidades médicas, sino que hacer esta selección en franjas. 

Los cooperativistas tienen claro que el proceso ha dado un paso significativo, pero aún queda camino por delante, estiman que las puertas finalmente se abrirán en el año 2026.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos