Radioteatro, la imaginación y la creación en su máxima expresión

Ucrania

El martes 16 de marzo se estrenó aquí  en radio La R 1410 “Noches Improvisadas”, un programa radial para toda la familia donde cada martes por la noche un elenco conformado por actrices, actores e improvisadores crean, de manera interactiva con la audiencia, un radioteatro. El programa es conducido por Andrés David Pastorini y Ale Garía, junto a Mercedes García, Matute Correa y Maximiliano Constenla. Es un programa semanal de dos horas para toda la familia. 

Para conocer más sobre esta propuesta estuvimos charlando con Andrés Pastorini en el programa radial matutino Panorama1410. Una de las consultas que le realizamos a Pastorini fue sobre cómo surgió la idea de hacer radioteatro, a lo que nos respondió: “Surge porque teníamos muchas ganas de hacer teatro, y por los tiempos que corren está medio difícil y nos pareció que la radio podía ser una especie de escenario por estos tiempos, y también por una idea de acompañarnos, de acompañar a la gente, de entretenerla…” Andrés nos explicaba que esta experiencia de “hacer teatro a través de la radio” ya la había puesto en práctica anteriormente.

Para que los oyentes y nuestros lectores pudieran comprender cómo se organiza la dinámica de trabajo entre los actores e improvisadores a la hora de sacar al aire la puesta en escena en forma de audio, Pastorini nos explicaba: “El programa dura dos horas, cada hora es muy similar a la siguiente, lo que hacemos es: al principio reflexionamos, contamos sobre algún tema que vaya surgiendo de nosotros o de la audiencia, y eso nos sirve como inspiración para cuando venga el radioteatro, que se divide en tres actos. Al narrador o narradora le sirve para crear e inventar la historia de la nada (…) luego empezamos a caminar entre todos y a construir la historia, y quien narra va poniendo la música de la historia, los sonidos ambiente y los distintos sonidos que puedan aparecer”

Con Andrés comentábamos sobre la demanda de atención que supone poner en práctica esta tarea ya que se requiere estar muy atentos al seguimiento de la historia y a lo que cada integrante le va agregando a su personaje y a la historia que va tomando forma. Al tratarse de una improvisación no hay guión previo en común, todo se va dando en el momento, segundo a segundo mientras transcurre la historia. Con respecto a esto Pastorini nos contaba: “No hay nada preestablecido, a veces la audiencia nos escribe por las redes o por el WhatsApp y nos va diciendo si quieren que aparezca tal personaje, o que suceda tal cosa, y eso lo tomamos directamente porque nos sirve como una inspiración, y quien narra va como armando ese mundo imaginario de esa historia, y quienes la interpretan también van tomando los personajes y le van dando su toque personal…”

El hecho de improvisar no es tan fácil, requiere cierta práctica y consciencia de lo que se está haciendo para poder estar coordinados con el resto de los participantes. Sobre lo que implica improvisar, Andrés nos decía: “Es un entrenamiento que lleva sus años, además nosotros ya tenemos experiencia teatral juntos. Nos conocemos, hemos hecho varias obras de teatro juntos, ya hay un conocimiento personal que es muy importante (…) la improvisación tiene mucho de aceptación, de si yo te propongo algo aunque no lo entiendas lo aceptas y lo jugas, tiene mucho de escuchar lo que te pasa a vos y al otro para hacer la historia. Nosotros intentamos darle el ingrediente de la comedia, del humor. No tiene por qué ser todas las historias comedias, porque ya el humor es un ingrediente más complejo…”

Esta actividad, al no contar con un guión que estructure y oriente la historia se debe valer de los recursos y experiencias personales previas de los actores para poder interpretar los personajes y roles que requiera la historia. Por otro lado el hecho de no estar en un teatro tradicional, (donde el público ve las expresiones de los actores, los movimientos y las circunstancias) condiciona y desafía a los intérpretes a contar una historia solo a través de los sonidos. Pastorini nos explicaba: “Uno en el teatro hace un gesto y ya las personas ven un personaje, acá es todo con la voz con todos sus matices, pero hemos aprendido a generar los personajes solo con la voz y a construir esos mundos, también acá tenemos la ventaja de la música que se puede manejar en tiempo real o se pueden poner sonidos y eso genera una atmósfera y logramos lo mismo que pasa en el teatro…”

Noches improvisadas ofrece una propuesta diferente y atractiva. Cada martes a la noche, a partir de las 21:30 por Radio La R, 1410am, nos espera una historia por ser creada, compartida y descubierta entre todos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales