Renuncia la ministra del Interior de Reino Unido

La ministra del Interior de Reino Unido, Suella Braverman, ha presentado este miércoles su dimisión a la primera ministra, Liz Truss, tras saltarse los protocolos de seguridad, en un contexto especialmente delicado por el Gobierno por la fallida política económica, que ya derivó la semana pasada en la salida del titular de Finanzas.

Braverman, antigua fiscal general, asumió su actual cargo con el ascenso de Truss al poder, hace algo más de un mes. Ambas han mantenido una reunión en la que la titular de Interior ha presentado su renuncia, según fuentes de la BBC que la desvinculan de un supuesto malestar interno.

Más tarde, la propia Braverman ha publicado un comunicado en su perfil de la red social Twitter en el que aclara que ha presentado su dimisión después de enviar desde su correo electrónico personal «parte de un compromiso político» sobre migración a otro parlamentario. Aunque la ya exministra del Interior ha detallado que el destinatario del correo electrónico era un parlamentario de «confianza», la forma en la que esta información ha sido transferida «constituye una infracción técnica de las normas».

«El documento era un borrador escrito de una declaración ministerial sobre migración, pendiente de publicación. Gran parte de ella ya había sido informada a los parlamentarios. Sin embargo, lo adecuado es que me vaya», ha señalado.

De hecho, Braverman ha reconocido que una vez fue consciente de su «error», notificó «rápidamente» a los organismos correspondientes. «Me atengo a los más altos estándares y mi renuncia es lo correcto», ha remarcado la ya exministra. Por otro lado, Braverman la reconocido que el Ejecutivo británico está pasando por un momento «tumultuoso» y que tiene «preocupación» sobre la dirección del gobierno que, dice, ha «roto promesas clave», especialmente en el ámbito de la migración.

En este sentido, ha incidido en que la clase política debe dar la cara cuando se equivoca y no hacer «como si el resto no pudieran ver los errores cometidos», unas palabras que pueden ser interpretadas como una crítica velada a Truss, quien está en la cuerda floja tras apenas un mes de gobierno.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo