Reunión de Amigos

Por estos días se celebra la Conferencia Política Acción Conservadora, una instancia que reúne a líderes de las derechas políticas y económicas de distintos países.

Es necesario seguir de cerca esta instancia para evidenciar posibles movimientos, en esta fuga hacia el autoritarismo que están tomando las derechas en el continente, huyendo de la democracia.
Este espacio surge en 1974, como reacción a ciertos avances en materia de derechos que aparecían sobre todo en EEUU. Sabemos siempre que la reacción es, de las acciones, la que más carga autoritaria tiene, no importa si viene un lado o del otro.
No es de extrañarnos que, si los sistemas democráticos de nuestros países, no favorecen ni le sirven a los interesas de estas derechas, no temblaran en buscar atajos y sustitutos.
Entre los participantes, se anuncian Mauricio Macri (en un contexto argentina de intento de homicidio a Cristina), Keiko Fujimori (en un Perú donde le piden día por medio la renuncia a Castillo), Eduardo Bolsonaro (hijo del presidente actual que no pudo reconocer el triunfo de Lula en las urnas) … como vemos; similitudes diferentes.
Algunos de sus integrantes manifestaron abiertamente que han decidido expandirse a Iberoamérica bajo la idea de la concreción de los ideales del Partido Republicano. Lo cual no deja ser alarmante, pero a la vez, es importante que puedan definirse y definir con claridad sus objetivos. El problema no es necesariamente que exista este espacio de coordinación y alianza de las derechas, el problema es si de nuestro lado nos dedicamos solo a diagnosticar la situación y no a revertir, disputar desde el punto de vista social, cultural y económico ese proyecto.
Por un lado, va quedando claro que la “libertad” que defienden estas derechas es una libertad aislada de una ética de la responsabilidad, es una libertad incluso aislada de la convivencia democrática. Es una libertad que habla en nombre de hacer lo que se quiere sin importar a quien vulnere, deshaciendo de plano el fundamento de que, como seres humanos, somos seres sociales.
Claro que hasta aquí, podríamos decir no hay nada nuevo bajo el sol, sin embargo, es necesario asumir que atrás de todo eso, hay pensamiento, hay planificación, hay diseño y objetivos. También hay tácticas y estrategias. No podemos simplemente por pereza intelectual, tildar de locos a quienes ponderan esos discursos y levantan esas banderas. Más bien debemos reforzar nuestra necesaria solidaridad latinoamericana. Siendo nosotros mismo, inventando o errando como decía Simón Rodríguez, ya nos debe haber quedado claro que reflejarnos en Europa no nos acerca a nuestra identidad latinoamericana. Y sin enfrentarse en un sin sentido, asumir como propio aquello de que no renegamos propiamente la herencia española, renegamos la herencia feudal como decía Mariátegui. Es así que luego de tantos siglos, de resistencia y de lucha, no queremos ser el patio trasero de nadie, no queremos nuevas colonizaciones, más bien queremos construir nuestra geografía, poder vivir en paz y con un desarrollo propio como región.
Ya veremos los resultados de esta conferencia, pero irán con seguridad a recuperar terreno ideológico y gubernamental en los países de nuestra región. A impactar con nuevos impulsos que hagan retroceder derechos conquistados que ampliaban libertades… seguramente reafirmarán que el mundo no es para todo/as, sino para lo que se lo merecen, es decir para quienes tienen la oportunidad por haber nacido con privilegios.
Lo anterior no es suposición ni apuesta, es confirmación. El propio presidente del Movimiento Mexico Republicano afirmó que su idea es defender los valores y principios occidentales, defender la agenda propiamente capitalista
Como vemos, nada nuevo bajo el sol en esta reunión de amigos, veremos si somos capaces de construir y consolidar una acción integradora que logra sumar más que logos pueblos.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Opinión