/

Reunión entre el Pit-Cnt y el presidente Lacalle Pou

La reunión entre una delegación del Pit-Cnt y el Presidente de la República, Luis Lacalle Pou, se llevó a cabo en la tarde del pasado miércoles 04 de mayo donde la central obrera le presentó un documento con el análisis de la situación del país y 10 propuestas.

Presidente del Pit-Cnt, Marcelo Abdala / Foto: Pit-Cnt

En la tarde del pasado miércoles 04 de mayo, tal y como estaba previsto, una delegación del Pit-Cnt se reunió con el Presidente de la República, Luis Lacalle Pou, en su despacho de Torre Ejecutiva.

Dicha delegación sindical estuvo integrada por el presidente del Pit-Cnt, Macerlo Abdala, el vicepresidente, José Lorenzo López, la secretaria general, Elbia Pereira, y el director del Instituto Cuesta Duarte, Milton Castellano.

Allí le entregaron un documento con un análisis de la situación social y económica que atraviesa el país. Junto con ello un conjunto de propuesta desde la mirada del movimiento sindical.

Según señala una comunicación con consideraciones previas al documento técnico, el Pit-Cnt valoró «como muy positivo para la democracia» que el mandatario los haya recibido, y “abonamos para que siempre exista la posibilidad del diálogo». Asimismo, la central señaló que confía que las propuestas sean consideradas «así como el intercambio que se entienda pertinente sobre las mismas».

Las propuestas de reactivación económica y soluciones paliativas a la crisis actual fueron presentadas por el presidente del PIT-CNT, Marcelo Abdala, en su intervención del Día Internacional de las Trabajadoras y los Trabajadores, el pasado 1° de mayo, según consigna el Portal del Pit-Cnt.

Con respecto a las propuestas que dejaron por escrito en el documento se pueden leer varios, unas 10 para ser más exactos. La primera es duplicar el monto de las Asignaciones Familiares (AFAM – PE) y la Tarjeta Uruguay Social (TUS) por el plazo de un año. El segundo es un aumento del salario mínimo nacional, mientras que la tercera era la extensión del plazo de vigencia de los jornales solidarios.

La cuarta propuesta fue el aumento de la inversión pública de la administración central y las empresas públicas. La quinta es un plan de vivienda con más inversión en la resolución del problema habitacional y generador de puestos de trabajo. La sexta es un plan de compras públicas para el armado de proveedores nacionales que generen trabajo para los y las uruguayas.

La séptima es abrir un proceso de recuperación del salario real. Sobre esto dice el documento que “durante la octava ronda de Consejos de Salarios, la mayor parte de los trabajadores del sector privado tuvo una caída de salario real de 4,2 por ciento; la que se tradujo en una disminución del Índice Medio de Salarios Reales durante 2020 y 2021. 

Los lineamientos del Poder Ejecutivo para la novena propusieron recuperar solamente entre 1 y 1,6 puntos de los 4,2 perdidos en dos años. Si bien en algunos grupos, la negociación permitió incrementar estos porcentajes, en muchos otros no fue así. También los trabajadores del sector público verificaron en este período una importante caída de su poder de compra.

Es necesario acelerar el proceso de recuperación salarial de manera que los trabajadores no sigan percibiendo salarios por debajo del nivel de partida y por tanto, perpetuando el período de perdida, en particular en el caso de los salarios más sumergidos”.

La octava es generar un proceso de diálogo social tripartito para crear un plan de creación de puestos de trabajo, mientras que la novena es generar un proceso de diálogo social con todos los involucrados, sistema político, trabajadores jubilados y empresarios sobre los fines, la financiación y las formas de construir seguridad social adecuada para nuestro pueblo.

Por último, la décima, dicen que el desembolso de estas medidas es plausible de ser financiado a partir de ajustes tributarios transitorios como los que se propone a continuación, de manera de que aquellos sectores que no se vieron afectados por la crisis o lograron una rápida recuperación, contribuyan en mayor medida con la salida.

“Dentro de estas modificaciones se propone: incrementar el impuesto al patrimonio en 10 por ciento para todas aquellas personas y empresas que pagaron impuesto al patrimonio los años anterior y no tuvieron resultados negativos; subir el IRAE (de 25 por ciento a 35 por ciento) para todas aquellas empresas que tengan una renta neta superior al 1.000.000 de dólares anuales, que declaren ganancias un 25 por ciento superiores a las declaradas el año anterior, por el adicional correspondiente (superior al millón de dólares).

Crear un impuesto transitorio a las empresas exportadoras cuyos precios de destino se hayan incrementado al menos un 20% con respecto al año anterior, por ejemplo de la carne, la soja, el arroz, el trigo, etc. e imponer un 2% de impuesto a los depósitos de uruguayos en el exterior”, sentenciaba esa parte del documento.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sindicales