Se vienen 3 clásicos en 15 días: ¿Nacional fijará el Parque? ¿El Ministerio permitirá jugar de noche?

Nacional y Peñarol jugarán por el Apertura el 4 de julio y por la Sudamericana el 14 y 21.

Tremendo impacto causó en el ambiente futbolero del Uruguay el hecho de que Nacional y Peñarol hayan sido las dos primeras bolillas en el sorteo de octavos de final de la Copa Sudamericana, por lo que deberán eliminarse entre sí en dos clásicos que, por si fuera poco, tendrán un aperitivo diez días antes cuando choquen por la 9ª fecha del Apertura.

Conocido el hecho de que los dos grandes deberán cruzarse en la copa comenzaron a generarse diferentes inquietudes respecto a esos clásicos.

Por un lado, todo parece indicar que esta vez sí Nacional fijará el Gran Parque Central tanto para el duelo por el Apertura como para el partido de ida de octavos de final de la Sudamericana.

Hasta ahora, la dirigencia tricolor había evitado jugar clásicos en su estadio, habiendo elegido el Centenario. Pero en este caso ya antes del sorteo el propio presidente Decurnex había manifestado públicamente que era casi un hecho que el próximo clásico lo jugarían en el Parque.

Por otro lado, surge la interrogante acerca de la posición que adoptará el Ministerio del Interior en este caso. Sabido es que la Policía ha rechazado sistemáticamente la posibilidad de que se jueguen clásicos en horario nocturno, incluso en este último año en el que se jugaron sin público debido a la pandemia.

Esta vez, el torneo en cuestión es organizado por la Conmebol y la Confederación fija los partidos de copa en horario nocturno. No podrá darse en este caso la situación que se da comúnmente cuando desde el Ministerio del Interior se comunican con la AUF para fijar este tipo de partidos en horas de la tarde.

Lo más seguro es que tanto el Nacional-Peñarol de la ida en el Gran Parque Central como el Peñarol-Nacional de la revancha en el Campeón del Siglo se jugarán por la noche, pues así lo determina Conmebol.

La ausencia de los que estén en la Selección

Actualmente en la Selección Uruguaya hay tres jugadores de Nacional (Sergio Rochet, Camilo Cándido y Brian Ocampo) y dos de Peñarol (Giovanni González y Facundo Torres). Es probable que alguno de ellos también integre el plantel que elegirá Tabárez para jugar la Copa América en Brasil y ese torneo se desarrollará entre el 13 de junio y el 10 de julio. Esto implica que, si Uruguay llega hasta semifinales, los jugadores estarán en Brasil hasta el 10 de julio, por lo que se perderán el clásico del Apertura y difícilmente puedan estar a la orden para el primero de los dos duelos por la copa que sería el 13 o 14, es decir, apenas dos o tres días después del viaje de regreso.

Posibles refuerzos están descartados

¿Y qué pasa con la posibilidad de realizar incorporaciones para afrontar estos partidos de la Sudamericana?

Conmebol permite agregar nuevos jugadores en esta fase de octavos de final. Pero los clubes uruguayos tendrán abierta la ventana de transferencias recién a partir del 2 de agosto y hasta el 27 del mismo mes, por lo que podrán reforzarse recién en esas fechas.

Esto significa que en esos clásicos de copa Sudamericana no habrá caras nuevas. Sólo podrán jugar los futbolistas que ya integran los actuales planteles.

Sólo podrán reforzarse con jugadores libres que estén en esa condición desde antes del 28 de abril, fecha en la que cerró el anterior mercado de transferencias en Uruguay. Por tanto, son muy pocas las posibilidades de sumar futbolistas, salvo excepciones como la del arquero Martín Rodríguez, recientemente incorporado a Nacional. Sólo en esos casos los futbolistas pueden ser inscriptos en la lista de buena fe de la Copa Sudamericana.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna