/

Secretaría de Discapacidad del PIT-CNT pide al gobierno más políticas y sensibilidad

La Secretaría de Discapacidad de la central sindical anunció que realizará una conferencia de prensa luego de tres años de aprobarse la normativa que exige a las empresas la empleabilidad de las personas con discapacidad.

Foto: PIT-CNT

Los beneficios a la población con discapacidad fue concedido a través de la Ley Nº 19.961, normativa en la que se obliga a las empresas que cuenten con más de 25 trabajadores permanentes que contraten a personas con discapacidad. 

En diálogo con el portal oficial del PIT-CNT, el responsable de la Secretaría, Eduardo Dall’Oglio, indicó que la ley “no se está cumpliendo”. Pese a que muchas empresas están obligadas a generar nuevos ingresos de personas con discapacidad, tanto privadas como públicas, no se respeta el mínimo. 

Un 4 por ciento de los trabajadores debería pertenecer a estos cupos de empleabilidad, algo que salvo por la Intendencia de Montevideo, que cuenta con “un 8 por ciento de empleabilidad”, el resto de los organismos del Estado no la aplica. 

“Y hablamos del Estado en el ámbito privado tampoco se cumple, pero es muy difícil alcanzar esos objetivos por los que nos movilizamos y trabajamos tanto si no los cumple el propio Estado”, enfatizó el responsable de la Secretaría. 

En este sentido, Dall’Oglio indicó que la normativa no prevé sanciones ante este incumplimiento de los empleadores privados o públicos. “Si la ley no incluye sanciones, la violan y no pasa nada. Algunas empresas alegan que no hay nada que las obligue”, informó. 

Un tema cultural

La falta de disposición para contratar personas con discapacidad se debe, según estimó el responsable de la Secretaría de Discapacidad del PIT-CNT, a la importancia que las sociedades le dan a estas poblaciones. “Sobre muchos temas, y claramente discapacidad es uno de ellos, las miradas que persisten en los sectores empresariales es que estas personas suponen gastos extras”, explicó. 

Más allá de la “equidad y la sensibilidad” de la que el propio gobierno debería hacerse eco, la normativa estableció beneficios para las empresas que emplean a personas con discapacidad en el ámbito privado, en específico, con los aportes patronales al Banco de Previsión Social (BPS). 

Pero el cambio cultural, para Dall’Oglio, también debe incorporar a los trabajadores. “Nosotros tenemos que cambiar la cabeza. A veces miramos con cierto temor el ingreso de un compañero con discapacidad, no sabemos cómo actuar y cómo colaborar para su desarrollo y que pueda trabajar cómodamente. También es cierto que debemos profundizar este tema en los sindicatos”, agregó. 

En el XIV Congreso del PIT-CNT, que se celebró a principios de noviembre, la Secretaría de Discapacidad planteó la necesidad de realizar talleres de sensibilización para abordar un “tema clave” para el movimiento sindical. 

“Acá hubo una pandemia que golpeó de lleno a las personas con discapacidad y esperábamos una actitud comprometida y activa del Estado. Esto no sucedió, las personas con discapacidad no acceden a puestos de trabajo, las leyes no se respetan y las condiciones hostiles para la población se complicaron durante la pandemia”, acotó.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sindicales